27 de agosto de 2016

Capítulo 91: La risa llenó la calle

ADVERTENCIA: El capítulo incluye contenido restringido para mayores de edad. Evita leerlo si no tienes la edad apropiada.

La bata se desparramó sobre la cama, la cobija se había hecho a un lado por sus patadas. Gu Hai era como un león salido de la selva, rugiendo y saltando sobre su presa favorita. Su miembro ardía como un cautín, elevándose lenta pero vigorosamente.

La mano de Gu Hai se deslizó lánguidamente sobre el abdomen de Bai Luoyin.

Bai Luoyin le sujetó las manos, su voz era estricta y firme, no había espacio a negociación.

“¡No puedes!”

Nunca podría permitirse a sí mismo ser tocado por alguien más en esa parte, especialmente si aquella persona era un hombre. Si se detenían aquí, ambos podían esconderse bajo la cobija y terminar por separado, y Bai Luoyin sería capaz de soportarlo, incluso con mucha renuencia. Pero si realmente permitía que Gu Hai lo liberara, era incapaz de imaginarlo, tampoco se atrevía a hacerlo.

Gu Hai respiraba con dificultad, “¿Por qué no? Quiero tocarte. Realmente quiero hacer esto contigo.”

“Terminémoslo aquí.” Se podían ver las venas azules en los brazos de Bai Luoyin mientras sujetaba a Gu Hai.

El cuerpo desnudo de Gu Hai se adhirió estrechamente al de Bai Luoyin, su ardiente mejilla yacía sobre la de él. Lo abrazó con firmeza, permitió que este experimentara completamente el entusiasmo y fuerza explosiva de su excitado miembro. Cuando sintió que la resistencia de Bai Luoyin no disminuía, suavemente le mordió el hombro, lo hizo una y otra vez, como si le transmitiera cierta emoción.

“Gu Hai, no puedo hacerlo...”

“Deja de hablar.” La respiración de Gu Hai se sincronizó con los latidos del corazón de Bai Luoyin. Comenzó a besarle la frente, se movió a sus parpados, nariz, barbilla, cuello...

Cuando sintió que el brazo de Bai Luoyin comenzó a relajarse, la mano de Gu Hai se deslizó por su pierna.

El duro contacto lo sorprendió.

Bai Luoyin sostuvo su respiración en un instante, aquel toque desconocido despertó todos los vellos de su cuerpo, un sinnúmero de sus nervios sensoriales comenzaron a expandirse sin restricción. Giró su rostro y empujó la mano de Gu Hai, pero perdió más de la mitad de su fuerza por el beso de este.

Gu Hai comenzó a mover su mano de arriba a abajo con agilidad, mientras cambiaba de métodos para complacer a este bebé. El placer que le brindaba esto se relacionó directamente a su propia actitud en el futuro. Hace unos meses, era alguien quien ni siquiera miraba a un chico. Quién habría pensado que unos meses después, hoy, le encantaría la sensación del pene de un hombre en su mano, excitándolo infinitamente con la sola vista de su forma agrandándose.

Era tan caliente como un soldador, sus pliegues eran aplanados por los roces. El cuello de Bai Luoyin comenzó a resistirse y su respiración se volvió más y más desordenada. Gu Hai nuevamente se frotaba por un tiempo, el cuerpo de Bai Luoyin comenzó a temblar y su respiración entrecortada sonaba excepcionalmente lasciva sobre la cama.

Gu Hai inclinó su cuerpo y presionó su pecho desnudo contra el de Bai Luoyin. Ese gran objeto en la parte inferior de su cuerpo se restregaba al de él, la fricción entre los dos encendió una feroz llama. Gu Hai sujetó ambos miembros juntos y el instantáneo calor los derritió. Su pesada respiración sonaba, en la oreja de Bai Luoyin, como la explosión atenuada de un trueno.

En este momento, todas las preocupaciones y ansiedad desaparecieron por completo. Todo lo que quedó fue solo deseo, lujuria, placer, adicción...

“Quita tu mano.” Bai Luoyin exprimió estas palabras de entre sus apretados dientes.

*/¡De ninguna manera!/* Gu Hai irguió su cuello. */He esperado durante tantos días, he fantaseado con esto muchas veces solo para ver qué tipo de expresión lasciva harías, ¿pero ahora quieres guardarte esto para ti mismo, discretamente bajo la cobija? /*

No solo se negó a quitar sus manos, incluso aceleró su ritmo y se inclinó para morderle el pecho.

Bai Luoyin había permanecido abstemio de lujuria por largo tiempo, ¿cómo podía soportar tal placer como este?. Apretó sus dientes, incapaz de decir nada. Sus manos jalaron del cabello de Gu Hai, su cuerpo tembló repentinamente. Una substancia lechosa corrió de pronto entre las manos de Gu Hai, mismo que sin detener sus movimientos, siguió estimulándolo a alta frecuencia. Bai Luoyin gimió mientras seguía disparando unas cuantas cargas más hasta quedar completamente debilitado.

Cuando Gu Hai vio la expresión de Bai Luoyin mientras alcanzaba el clímax, esto lo hizo excitarse muchísimo. Rápidamente se acarició el mismo unas veces más, alcanzando el orgasmo mientras disparaba un chorro y maldecía.

Después de terminar, Gu Hai sonrió mientras se recostaba en la cama a un lado de Bai Luoyin. Miró su sudoroso rostro y lo elogió, “Pequeño Yin Zi, antes estuviste tan sensual, tan encantador, tan lujurioso....”

Bai Luoyin golpeó el pómulo de Gu Hai, empujándolo algunas cuantas pulgadas hacia atrás y casi haciéndolo caer al piso.

Pero Gu Hai volvió y lo abrazó con fuerza, sin querer dejarlo ir.

La respiración de Bai Luoyin se fue mitigando poco a poco, encontró insoportable recordar el ‘pasado’.

Pero Gu Hai seguía haciéndole preguntas persistentemente.

“Yin Zi, ¿te sentiste bien hace un momento?”

“Yin Zi, ¿cual parte que toqué te fue más placentera?”

“Yin Zi, el sonido que hiciste cuando alcanzaste el clímax fue realmente agradable de escuchar.”

“......”

Bai Luoyin odió más cuando alguien siguió con la plática sucia después de masturbarse, Gu Hai era el único a quien le gustaba ese tipo de charlas. Él sentía que obligar a alguien como Bai Luoyin a compartir sus pensamientos sobre lo que acababan de hacer era algo maravilloso y emocionante.

“Yin Zi....”

“Si vas a seguir hablando sobre esas cosas, ¿crees que no te lanzaré por la ventana?” Bai Luoyin interrumpió sus palabras.

Gu Hai elevó ligeramente las comisuras de su boca, “Eso no es lo que iba a decirte.”

“Entonces ¿qué quieres decir?”

Gu Hai se acercó más.

Bai Luoyin lo empujó con su brazo, “Solo dilo desde ahí.”

“No hay sentimiento si lo digo desde aquí.” Gu Hai jaló a Bai Luoyin entre sus brazos y lo estrechó. Su voz era suave y sincera, “Puedo quererte profundamente.”

Bajo la silenciosa noche, el corazón de Bai Luoyin se estremeció ligeramente al escuchar aquellas palabras junto a su oído.

“Puedo quererte profundamente y compensar todo el amor que has perdido en los últimos diez años.”

Esa noche, debido a aquellas palabras, Bai Luoyin durmió realmente bien.
-------

A la mañana siguiente, Bai Luoyin simplemente bajó su mochila cuando el vicepresidente de clase se acercó rascándose la cabeza.

“Bai Luoyin, tengo algo que necesito decirte, sal por un momento.”

Bai Luoyin salió del salón de clases, con Gu Hai siguiéndolo desde atrás.

Cuando el vicepresidente vio a Gu Hai, su corazón se zarandeó, usó sus ojos para darle una seña a Bai Luoyin, */¿Puedes pedirle por favor que entre primero? O si no, ¡no me atrevo a pronunciar las palabras que voy a decir!/*

Bai Luoyin tampoco quería que Gu Hai escuchara al respecto, especialmente después de que vio la expresión seria del vicepresidente, su corazón se volvió aún más inseguro. No quería que Gu Hai viera su semblante cuando se encontraba atrapado en una esquina como esta.

“Entra primero.”

La cara de Gu Hai decayó, “Quiero quedarme aquí y escucharlo.”

*/Solo quiero escuchar qué basura dirá de nuevo este tonto ahora./*

Bai Luoyin suspiró, “Está bien si solo lo dices directamente. De cualquier forma ya estoy mentalmente preparado.”

El vicepresidente de clase tomó una respiración profunda, entonces alegre dijo, “En realidad, ayer no comprendía la situación por completo: De las cinco partes, solo una de ellas mostró un resultado positivo, esto demostró que ya tienes anticuerpos. Los estudiantes que ya tienen anticuerpos de nuestra clase son solo tú, Mao Liang y Hao Juan, el resto de nosotros aún no tenemos, así que necesitamos continuar con la inmunización.”

Bai Luoyin, “......”

Gu Hai abrió la boca para preguntar, “Entonces ¿quieres decir es esos tres resultados son los mejores?”

“Sí, se puede decir eso.”

El vicepresidente de clase se paró de puntillas y palmeó el hombro de Bai Luoyin, “Deberías agradecerme, te di una sorpresa tan agradable.”

Bai Luoyin apretó sus dientes, sus ojos lo miraron con ferocidad.

“¡Realmente tengo que agradecerte!”

Después de decir eso, le hizo una señal a Gu Hai con sus ojos y entonces entró al aula.

Ni siquiera pasaron unos segundos cuando un fuerte grito se pudo escuchar desde el exterior. Con su pequeño y frágil cuerpo, ¿cómo podía soportar el fuerte puño de Gu Hai?. Después de conseguir la señal, sencillamente le soltó algunos cuantos golpes al vicepresidente de la clase, hasta que finalmente lo recargó contra la pared y colapsó, con sus manos sobre su pecho, le facilitó una expresión de ‘por favor ten piedad de mi’.’

Gu Hai estaba furioso, “Habla, ¿por qué no se lo contaste un poco más tarde?”

“¿Eh?...” El vicepresidente de clase miró confundido a Gu Hai.

Gu Hai gritó en su mente, */¡Acabas de arruinar muchas oportunidades de que haga buenas cosas! Originalmente planee hacer uso de esta oportunidad, lo consolaría y tranquilizaría algunos días, y entonces cuando el tiempo llegara, caería por completo en mi abrazo, y me dejaría hacer lo que quisiera con él. Pero ahora arruinaste todo, ¡mi primavera se ha arruinado!/*

Aunque Gu Hai pensó eso, después de ver que la expresión de Bai Luoyin había mejorado bastante, se sintió muy feliz. Después de todo, odiaba ver a su amado sintiéndose preocupado todos los días. Tales sentimientos podían desarrollarse lentamente, si puede aceptarte cuando está infeliz, entonces, naturalmente, pronto estará dispuesto a aceptarte cuando es feliz.

“Lo que dije era cierto, ¿o no?” Gu Hai empujó su bicicleta y puso una expresión arrogante, “Te dije desde antes que no es nada, pero tú aún pensaste en ello por toda la noche. Dime, si eres un poco más feliz que ayer, ¿podríamos tener un momento mucho mejor cuando lo hagamos, verdad?”

Bai Luoyin seguía sonriendo ampliamente cuando escuchó la mitad de sus palabras, pero entonces de pronto su cara se puso seria después de escuchar la mitad final.

“El pasado es el pasado, no hables sobre eso de nuevo, ¿puedes?”

“¿Vas a olvidarlo todo?”

Gu Hai se sentía extremadamente enojado, */Ayer cuidé tan bien de ti y hoy actúas como si nada hubiera pasado. Incorporas tu espalda, enderezas tu pecho, ¡y no me ves en absoluto!/*

Bai Luoyin frunció sus cejas y su tono de voz era un tanto incómodo.

“¿Quién dijo que voy a olvidarlo todo? Es solo que me molesta que sigas hablando sobre eso una y otra vez, ¿es algo de lo que estar orgulloso?”

“¡Pero solo digo la verdad!” Tontear es una las personalidades de Gu Hai, “Ayer, alguien se sintió realmente excitado, dejando una enorme marca en mi espalda, jalando de mi cabello, mientras gritaba ruidosamente.... tsk, tsk.... ¿Quieres que te imite?”

Bai Luoyin dio grandes zancadas, sujetó a Gu Hai quien quería escapar, y le propinó violentos golpes.

La risa llenó la calle.

Traducción al español: Siboney69
Traducción al inglés: Estreline @ Wattpad

7 comentarios:

  1. ¡Oh!
    Qué buen capítulo.
    Gracias <3

    ResponderEliminar
  2. Cuándo empezó a cambiar Bai Luo Yin? ⌒.⌒

    ResponderEliminar
  3. +siboney69 Graciassss de verdad me encantooooooooooooooooooo este Capituloooo ya quieroooo el Proximo capitulooo

    ResponderEliminar
  4. Como dice el comentario de arriba, el cambio de Yin Zi me fue imposible de seguir, pero bueno: amo los resultados xDxD

    ResponderEliminar
  5. Pues a mi me parece mal que gu hai le halla medio violado, y que le pegue al pobre vicepresidente. En estos dos capítulos se me ha caído uno de mis personajes favoritos ;.;

    ResponderEliminar