24 de agosto de 2016

Capítulo 147: Comprendiéndote un poco más

*El presente capítulo ocurre después de la primera temporada de la web serie.*

Bai Luoyin se quedó dormido tan pronto tomó un baño. Quizás fue debido al hecho de que el cansancio se había hundido demasiado profundo en su piel y con demasiada dureza en sus ya débiles huesos. O a lo mejor, fue debido a que estaba mental y físicamente exhausto por la experiencia de placer nocturno.

Tomando ventaja de que Bai Luoyin estaba completamente dormido, Gu Hai le extendió suavemente los glúteos para ver la condición en el interior. Afortunadamente solo había una pequeña hinchazón alrededor de la zona y ningún rastro de alguna otra lesión. Tomó la medicina que ya había preparado con antelación y la aplicó sutilmente sobre el área inflamada.

Mientras contemplaba el rostro dormido de Bai Luoyin, notó cómo el ritmo de sus respiraciones se conformaban entre sí, creando una silenciosa, y sin embargo harmoniosa, sinfonía. En ese momento, una sensación indescriptible se abrió paso hasta lo más íntimo de su alma, calentando perpetuamente su corazón. Aquellos sentimientos de culpa y vergüenza que habían estado oprimiendo su corazón y mente en un agujero de oscuridad, se habían debilitado enormemente. Ahora, habían sido reemplazados por un fuerte sentido de orgullo propio y esperanza sobre lo días en adelante.

Esta persona finalmente, en todos los sentidos,... se convirtió en una parte de él. Le pertenecía.

Su corazón y cuerpo tenían su nombre grabado, hermosa y profundamente.

No había ninguna necesidad de que temiera que alguna encantadora chica lo atrapara furtivamente y se lo llevara lejos.

Se mantuvo ahí con esta optimista mentalidad. Al final, inesperadamente fue tan lejos como para tirar de Bai Luoyin hasta sus brazos. Con ímpetu, a la vez que suavidad, lo abrazó, permitiendo que el calor de sus cuerpos se mezclara.

Mientras lo envolvía por el resto de la noche, una sonrisa fue pintada silenciosamente en sus labios, arrullándolo en su sueño.

Temprano en la mañana, cuando Bai Luoyin se despertó, los ojos obsidiana de Gu Hai ya estaban abiertos. Había estado lanzándole varias miradas clandestinas por alrededor de media hora.

“¿Aún duele?” preguntó Gu Hai.

Bai Luoyin, indiferente, cambió de posición y se dio la vuelta. Además de estar un poco cansado, honestamente no sentía nada más. Ni siquiera dolor. En comparación con inmenso malestar que había sentido después de aquella inolvidable experiencia, esta vez, el tratamiento fue, para ponerlo de forma simple, a la altura de la línea VIP. Al recordar el embrollo sexual de ayer, su escena de hacer el amor, Bai Luoyin aún estaba ligeramente traumatizado ya que un aire de miedo flotaba cerca de él.

Más adelante, si fuese a actuar con tan salvaje comportamiento todo el tiempo, ¿no significa eso que nunca será capaz de liberarse de su agarre, de su control?

Con sola una mirada a la expresión de Bai Luoyin, Gu Hai supo de inmediato que no tenía dolor. Este conocimiento le causó un abrumador sentido de autoestima que se escurría y llenaba su corazón.

En este momento, ¡estaba inmensamente satisfecho consigo mismo!

*/¿Qué tal? ¿Aún se lo harás difícil a tu esposo? Si digo que no te dejaré sentir ningún dolor, entonces definitivamente no lo habrá. Lo que es mejor, cuando despertaste al siguiente día, incluso tu energía ha sido restablecida. Después, debes satisfacer obedientemente la entrepierna de tu esposo, jajaja..../

Bai Luoyin estaba en medio de ponderar sus recuerdos, cuando de pronto dos grandes manos, como garras de tigre, aprisionaron su cuerpo y lo sujetaron firmemente en un enérgico abrazo. Varios besos dulces aterrizaron en su cara, dejando atrás sonidos amorosos mientras dejaban sus marcas. Rápidamente, su boca fue fuertemente sellada por los propios labios de miel de Gu Hai, ya que estos lo succionaron con avidez y brusquedad varias veces más. Una vez que sus labios estuvieron calientes, húmedos y lo suficientemente debilitados, fueron desatendidos. Gu Hai besó su camino hacia su oreja, el cuello...

Ese ‘lugar’ suyo aún tenía que recuperarse lo suficiente... sin embargo, esta persona ya estaba alterada, mostrando su vitalidad en tan desquiciado aspecto, incluso yendo tan lejos como para saltar sobre él como un animal venenoso.

Finalmente, la mano de Bai Luoyin chocó enérgicamente contra la frente de Gu Hai. Reuniendo toda la fuerza que quedaba en su mano, logró empujarle la cara a cinco centímetros de distancia.

“¿Qué estás haciendo?” Bai Luoyin resopló con enojo, “¿Por qué estas siendo tan loco tan temprano esta mañana?”

Sin advertencia, Gu Hai se adhirió nuevamente a sí mismo contra Bai Luoyin. Como si no estuvieran lo suficientemente cerca, desvergonzadamente pegó, cosió, aplastó su propio rostro contra las mejillas de Bai Luoyin.

Segundos después, estando radiante de alegría y emoción, dijo, “Me gustas. Mientras más te veo, más me gustas. ¿Por qué eres tan carismático, tan atractivo, eh?”

Una oscura y siniestra aura se instaló en la cara de Bai Luoyin, haciendo que sus cejas se crisparan, antes de que su puño volara hacia el estómago de Gu Hai.

“¡Aléjate!”

Después de terminar de comer el desayuno, Gu Hai miró a Bai Luoyin y preguntó, “Tengo que regresar a casa y conseguir mi librillo de registro familiar, ¿quieres ir conmigo?”

Al principio, Bai Luoyin no quería ir allí porque era la casa de Gu Wei Ting y Jiang Yuan. Pero una vez que recordó que también era el lugar en donde Gu Hai vivió desde pequeño, así como el lugar en donde los recuerdos de Gu Hai yacían profundamente, se volvió bastante interesad en tal lugar.

“Eh, está bien.”

Una sonrisa bastante obvia penetró los ojos de Gu Hai, “¿Te hice sentir bien por solo una noche y ahora ni siquiera puedes estar separado de mí?”

La hostilidad de inmediato se abrió paso en el malhumorado rostro de Bai Luoyin. Sin previo aviso, furiosamente levantó una de sus piernas y giró su cuerpo con gran agilidad hacia Gu Hai, quien fue sorprendido con la guardia baja. Lo derribó de bruces y entonces lo presionó firmemente sobre el sofá. Enseguida, ágilmente sujetó un cepillo para quitar el polvo que se encontraba cercas. Empuñándolo con firmeza, golpeó despiadadamente la espalda baja y el trasero de Gu Hai por algunas docenas de veces.

Cuando cerraron la puerta del departamento, Gu Hai seguía quejándose amargamente, “¿Por qué tus manos son tan implacables?”

Bai Luoyin se rió aún más, sin poner atención a lo que Gu Hai acababa de decir.
--------

Cuando el coche llegó a la villa dentro de la base militar y salieron del carro, todo su ser estaba envuelto por un tipo de fría y sombría serenidad.

Bai Luoyin no pudo evitar tomar un rápido vistazo a Gu Hai.

La alguna vez feliz y jovial expresión de Gu Hai, ahora había sido reemplazada con una frialdad estricta y apática.

Una tensa, casi sofocante, sensación, corrió a toda velocidad en el pecho de Bai Luoyin, provocándole un sentimiento indescriptible. Todo lo que sabía, era que sentía que Gu Hai quizás le pidió que lo acompañara no solo con el propósito de permitirle ver su casa, sino más bien, estaba buscando aún tipo de confort.

Con una llave presta en su mano, Gu Hai abrió la puerta, la empujó dejando que ambos entraran.

No había nadie en casa.

La decoración interior de la residencia era simple y sin adornos, pero aún así elegante. Todo estaba colocado con pulcritud y orden, incluso el piso estaba limpio al punto en que brillaba.

Parecía incluso como si nadie viviera ahí.

Aunque este tipo de estancia era placentera a la vista, fácilmente daba un tipo de sensación opresiva y sofocante. Alguien como Bai Luoyin, quien es relajado y despreocupado, se habría sentido incómodo viviendo ahí.

“¿Quieres ver mi habitación?” preguntó Gu Hai.

Sin responder, Bai Luoyin directamente siguió a Gu Hai.

Este era una habitación realmente limpia y ordenada, tanto que ni siquiera un poster estaba pegado en la pared. La cobija estaba doblada cuidadosamente en una forma cuadrada y la sábana de la cama estirada fuertemente a los bordes de la cama, sin permitir que alguna arruga fuese vista. Con tal cuarto, podría hacer que cualquiera pensara que Gu Hai había vivido en el dormitorio militar.

A pesar del hecho de que no había regresado aquí por varios meses, la habitación permaneció idéntica a como estaba antes, limpia. Incluso había un florero en la esquina de la ventana, emitiendo un suave y dulce aroma.

Era evidente y fácilmente perceptible que alguien había venido aquí cada día para limpiarlo.

Gu Hai se acuclilló cerca de un armario y movió algunas cosas para buscar su librillo de registro familiar.

Sin poder ayudarle con mucho, Bai Luoyin paseó por la habitación. Miró los libros en el librero; además de algunas novelas literarias y libros de referencia, el resto eran todos militares.

En el nivel superior había un libro bellamente encuadernado, sellado entre los demás. Por su aspecto, no parecía que perteneciera con el resto ya que destacaba demasiado. Bai Luoyin lo bajó para verlo, fue solo entonces que descubrió que era un album de fotos.

Dentro tenía varias fotografías de Gu Hai en distintas etapas de su vida. Incluso había retratos de cuando tenía solo cien días de edad. Era difícil imaginar que alguna vez había tenido tal inocencia y pureza en sus ojos. Enseguida vio algunas imágenes de cuando era adolescente. Era un grupo de fotos de él con algunos niños de la base militar. De pie entre el grupo de niños, su comportamiento dominante y agresivo era difícil de pasar por alto; también había fotos de él con oficiales de todos los rangos y tropas militares; y unas con sus hermanos y camaradas paseando juntos en las calles...

Bai Luoyin notó que en todas, cada vez que fueron tomadas, él solo tenía una postura, una expresión... esa era que, permanecía bastante rígido e indiferente a todos. No pudo evitar querer estallar en carcajadas, pero también sintió un toque de tristeza marcando su paso hasta el fondo de su corazón.

Recordó que una vez Gu Hai le dijo que antes era una persona muy propia y seria. En ese entonces, Bai Luoyin simplemente resopló con desdén. Ahora, después de haber visto estas fotos, inesperadamente encontró que no era tan difícil de imaginar.

Quizás, antes de que conociera a Gu Hai, este era realmente del tipo de persona que decía ser. Su vida fue, después de todo, siempre confinada con un sentido de seriedad y rigidez. Era como si su alma fuese hecha de trozos de metal y unidas para formar toda su persona. Su corazón y sentimientos que lo acompañaban, hacía mucho que se volvieron inertes, y a su vez, su carácter naturalmente gravitó hacia una psique más tranquila...

Con forme pasaba las páginas del album, los ojos tierra de Bai Luoyin se fijaron sobre una foto en particular.

El Gu Hai en la fotografía tenía probablemente de tres a cuatro años. Su pequeño cuerpo estaba recargado suavemente en el abrazo de una mujer, con un comportamiento muy bien portado y obediente envolviendo su apariencia. La mujer se veía muy digna, la atmosfera a su alrededor estaba llena de ternura. Sus características faciales eran un tanto similares a las de Gu Hai. Bai Luoyin adivinó que ella debía ser la difunta madre de Gu Hai.

Entre todas las fotos, esta era la única que mostraba a Gu Hai sonriendo.

Al ver estas imágenes, al Gu Hai que nunca había visto y la sonrisa que adornaba sus labios, a Bai Luoyin le pareció como aún estuviera soñando. Entonces, sin advertencia, el album le fue arrebatado de entre sus manos.

“¿Qué estás mirando imprudentemente?” preguntó Gu Hai, pretendiendo estar enojado mientras lo miraba, “¿Te di permiso para verlo?”

Bai Luoyin no dijo nada.

Gu Hai preguntó otra vez, “Me veo extremadamente guapo, ¿no?”

A eso, Bai Luoyin solo le respondió con dos palabras, “¡Extremadamente estúpido!”

La risa finalmente se dio paso en la voz de Gu Hai mientras colocaba el album fotográfico de vuelta en el librero.

“¿Encontraste el librillo de registro familiar?”

Gu Hai lo ondeó entre sus manos, “Justo aquí.”

“Entonces, vamos.” dijo Bai Luoyin mientras empujaba la puerta de la habitación.

Gu Hai dudó por un momento, entonces dijo débilmente, “Quiero ir a la habitación de mi mamá.”

Bai Luoyin solo pudo asentir comprensivo, “Bien, te espero afuera.”

Entonces tomó el librillo de la mano de Gu Hai y vio como él desaparecía en la habitación de su mamá. Justo después, la puerta se cerró frente a sí. De pronto, hubo un abrupto cambio en el humor de Bai Luoyin; se volvió algo serio. Quizás era debido a que podía sentir el triste y desolado ambiente que emitía la habitación.

Desde el principio, Gu Hai nunca había tomado la iniciativa de mencionarle a su mamá. Bai Luoyin solo sabía que ya había fallecido, pero en cuanto a cómo y cuando murió, se encontraba completamente en la oscuridad. Sin embargo, por el contrario, con respecto a sus asuntos familiares, Gu Hai comprendía todo tan claro como el día. Y con frecuencia, Gu Hai tomaba el papel de la persona que lo confortaba. A pesar de que él es el único quien, en realidad, necesita ser consolado.

Ahora, Bai Luoyin podía sentir claramente, incluso en su ahora acongojado pecho, que el dolor que Gu Hai sufría era incluso más amargo y duro que el suyo. Él mismo nunca había experimentado el amor y cariño de una madre, pero ella seguía viva y cerca. Incluso podía verla en cualquier momento que quisiera.

Sin embargo, Gu Hai hacía mucho que se había desprendido de ella, siendo arrancado cruelmente de aquel mundo lleno de calidez. Esos días, alguna vez iluminados, se habían desvanecido en una noche oscura. Y él permanecía sentado ahí, solo.

Con una expresión un tanto melancólica tiñendo su rostro, Bai Luoyin dio paso tras paso hacia la puerta. No quería nada más que darle espacio a Gu Hai y a su mamá, uno cubierto con paz y tranquilidad.

Cuando bajó las escaleras, cerca de la sala, la puerta de pronto se abrió y una hermosa silueta entró a través de ella.

Jiang Yuan miró a Bai Luoyin por un breve momento y un segundo después, su oscuro y sombrío rostro se iluminó, brindándole una juvenil apariencia. Era como si se hubiera olvidado por completo de aquellas palabras irrespetuosas que su hijo le había dicho antes. No había nada más que felicidad brotando de su corazón mientras veía Bai Luoyin con ojos cálidos y atentos.

“Luoyin, ¿por qué estás aquí?”

Bai Luoyin le respondió indiferente, “Gu Hai dijo que necesitaba conseguir su librillo de registro familiar, así que vine con él.”

“Oh, ¡su librillo de registro! Está en el segundo cajón del armario. Colocado entre un libro de ahí. Iré a echar un vistazo”, le informó Jiang Yuan mientras ponía una postura que daba a entender que se dirigía al piso de arriba.

Bai Luoyin la detuvo, “Ya lo encontró.”

Jiang Yuan quedó inmóvil en el lugar, entonces una sonrisa adornó sus labios, “Es bueno que lo encontrara.”

Bai Luoyin no dijo nada más.

Jiang Yuan observó a Bai Luoyin antes de preguntar, “¿Qué tal si te quedas aquí para el almuerzo?”

“No, Gu Hai saldrá en un momento y entonces nos iremos.”

Después de decir eso, Bai Luoyin se dirigió hasta la puerta.

El coche estaba estacionado en la entrada. Bai Luoyin se sentó en el interior y esperó a Gu Hai. Casualmente miró hacia la villa, a través de la ventana estilo francés hasta el interior de la habitación. La sombra de Jiang Yuan se balanceaba de un lado a otro por la espaciosa habitación; algunas veces era clara y otras borrosa.

Por su apariencia, se veía como si más o menos hubiera completado sus tareas. Entonces, por un momento, se sentó en una mesa cerca de la ventana. Con calma y tranquilidad se sentó ahí, mirando el mundo exterior. No podía distinguir la expresión en su rostro.

Bai Luoyin no pudo evitar adivinar, */¿Qué hace todos los días? Será que además de limpiar todas esas grandes habitaciones, ¿se sienta de esa forma todo el día? ¿No está aburrida? ¿No es sin sentido? O será que en tanto aquellos muebles y decoraciones de alto costo estén frente a sus ojos, ¿nada más importa?/*

Jiang Yuan dejando a Bai Han Qi para casarse con Gu Wei Ting, hizo siempre que Bai Luoyin sintiera que ella amaba el dinero y el poder. Pero, ahora al verla sentada ahí sola en una vacía y desolada casa, de pronto hizo que sintiera diferente sobre las cosas.

*/Si Jiang Yuan realmente quería perseguir una vida de lujos, ¿Por qué no simplemente se acercó a un director ejecutivo? ¿Por qué eligió a un soldado? ¿Cómo es que una mujer tan egoísta e inteligente como ella no habría de saber las dificultades de ser la esposa de un general de ejército?/*

Traducción al español: Siboney69
Traducción al inglés: Dezilen + sae-han01 @ Wattpad / Tumblr

11 comentarios:

  1. Gracias mil☆☆☆☆☆ hermoso capitulo lleno de todo tipo de emociones, y reflexiones , gracias nuevamente por tan magnifica traduccion♡♡♡♡♡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aww por nada *^*! feliz de que les esté gustando cada capitulo!

      Eliminar
  2. Muchas gracias lo estaba esperando☺☺...muchas gracias por la traducion sin ti no podria saber lo que sucede...☺☺☺esperamos el proximo!!!

    ResponderEliminar
  3. Un bonito capítulo, me gustaría que Bai Luoyin no fuera tan serio en relación a los sentimientos de Gu Hai, sé que Luoyin es así de serio y orgulloso, pero Gu Hai ha demostrado cuánto lo ama y se merece que también lo traté con amor. Ese es mi sentir, el capítulo me deja con dolor en el kokoro 😢

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi de cierta forma me gusta que siga siendo como es :P se mantiene congruente con su personalidad, algo tímido / reacio a mostrar sus emociones, pero cuando es necesario lo hace y entonces todos nos derretimos de cariño –jaja-

      Eliminar
    2. Estoy de acuerdo. También creo que es una forma de mostrar su amor hacia Gu Hai. Es su forma de ser.

      Eliminar
  4. Ahora me ha quedado la duda de si la madre de BY lo hizo por amor o por dinero como creia...de todas maneras abandonó a su hijo...eso no se puede entender...e intentó manipularlo a través de la tonta de la ex...que no quiero ni nombrar (por culpa de esas dos en realidad GH violó a BY)
    Asi que de momento no cambio mi criterio respecto a la madre de BY ...sigo pensando en ella como una persona mala o venenosa...
    Ayy en momentos asi me lamento una vez más de que nos quitaran de disfrutar de la serie viendo los actores....ayyy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí! Este capítulo agrega esa cuestión, ¿Cual fue la verdadera motivación de Jiang Yuan? en los próximos capítulos lo sabremos :)
      Lo bueno de esta novela es que muestra lo bueno y malo de sus personajes, nos hace sentir como en una montaña rusa XD

      Eliminar
  5. ¡Me he puesto al corriente!
    Gracias, muchas, por el trabajo constante que haces.
    Me gustó este capítulo. Aún sí pienso que BLY es hermético con sus emociones, me agrada su personaje, todo resulta coherente en él.
    Estoy enganchanda nuevamente con la historia.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  6. de este cap me encanto la parte donde GH se siente feliz de que ya bly le pertenece por completo y sus miedos de que una chica se lo arrebate ya no los tiene ... me parece tan tierna la manera en como lo mima y lo conciente..

    ResponderEliminar