27 de agosto de 2016

Capítulo 148: Mi única felicidad

*El presente capítulo ocurre después de la primera temporada de la web serie.*

En el camino de regreso a casa, Gu Hai le preguntó casualmente a Bai Luoyin, “¿Qué quieres comer?”

Bai Luoyin pensó en ello por un momento, pero aún así, nada le vino a la mente. Por lo que simplemente soltó, “¡Cualquier cosa está bien!”

“¿Quieres comer fideos?”

Un rastro de sufrimiento coloreó la cara de Bai Luoyin. Sus cejas se oprimieron, creando arrugas que hablaban de su silenciosa desaprobación, “¿No podemos comer algo diferente? Desde que volví a tu departamento, nueve de cada diez días hemos estado comiendo fideos.”

Rítmicamente, Gu Hai palmeó felizmente el volante. Rápidamente miró a Bai Luoyin con una sonrisa barrida sutilmente en la esquina de sus labios, “Esta vez es diferente. Antes, siempre comprábamos fideos instantáneos y los cocinábamos, pero esta vez, personalmente amasaré y extenderé la masa.”

Los ojos de Bai Luoyin se ampliaron un poco, antes de dolorosamente dirigirlos hacia el piso del coche, para entonces cerrarlos. A continuación, en lo que pareció ser bastante tiempo, los abrió nuevamente.

“¿Qué tal si mejor simplemente cómpranos fideos instantáneos?”

Echando otro vistazo a la apariencia un tanto suplicante de Bai Luoyin, Gu Hai se mantuvo imperturbable e insistió en sostener su anterior declaración. Bai Luoyin solo suspiró, cediendo ya que no quería atacar o herir su entusiasmo. Si antes hubiera sabido que sería de esta forma, le habría dado una clara y precisa respuesta cuando hace un momento le preguntó que quería comer.

*/Quiero comer esto, eso es lo que debí haber dicho. De esa forma, habría eliminado todas sus malas intenciones./*

En cuanto los dos llegaron a casa, la posición del sol claramente indicó que era hora del almuerzo. Un dulce aroma de comida recién hecha flotó alrededor del pasillo hacia su departamento. Con solo oler la comida casera de otras personas, Bai Luoyin se sintió reacio a entrar por la puerta de su departamento.

Gu Hai, por el contrario, estaba rebosante de alegría y expectativas mientras entraba a la cocina.

Mientras esperaba a que la comida fuese preparada, Bai Luoyin se sentó en la sala, entretenido con algunos juegos en la computadora. Miró hacia la cocina cuando escuchó los fuertes sonidos de una inconcebible sospecha que viajaba desde ese sitio hasta sus, ahora lastimados, oídos. No pudo evitar sentirse aterrado mientras escuchaba aquellos ruidos invadiendo el departamento. De vez en cuando quería colarse hacia la cocina para echar un rápido vistazo, temeroso de que Gu Hai no fuese lo suficientemente cuidadoso y ya se hubiera cavado el mismo un cuchillo en el cuello.

“¡Yin Zi!”

Al escuchar que Gu Hai lo llamó, Bai Luoyin rápidamente bajó su laptop y caminó ansioso hacia la cocina.

La puerta frente a él estaba cerrada, lo cual instó a que Bai Luoyin la empujara. Con solo una mirada, de inmediato se asustó. Su piel se sintió como si quisiera correr de inmediato en otra dirección.

El fregadero, la tabla de cortar, la estufa, el gabinete de los platos,.... todo estaba cubierto de harina. La ropa de Gu Hai, sus zapatos, cuello, cara... todo estaba espantosamente pintado con harina blanca. Solo el recipiente que ‘supuestamente’ contenía la harina, no estaba cubierta por ella ni mostraba signos de que alguna vez hubiera tenido tal sustancia.

“Tú... ¿para qué me llamaste?” su voz se quebró mientras regresaba su vista sobre Gu Hai.

Gu Hai balanceó sus dos grandes manos al frente y atrás, mostrando dos bolas bien amasadas, parecían como si fuesen a tragarse sus manos por completo. Radiante de felicidad, dijo satisfecho, “Solo quería dejarte ver, he amasado la harina para vivir.”

Bai Luoyin, “......”

Para la hora en que Bai Luoyin regresó de nuevo a la cocina, Gu Hai ya había comenzado a cocinar los fideos. Al ver los fideos restantes en la mesa, Bai Luoyin no puedo dejar de sorprenderse con el resultado final. Aunque estaban un poco pegajosos, eran realmente largos y gruesos. Sus ojos se iluminaron con invisibles chispas, revelando el agrado que se posó en su rostro.

*/¡Wow! ¡Realmente son fideos! No están rígidos ni grumosos, no es una masa... ¡realmente son fideos!/*

Bai Luoyin tomó uno y lo pellizcó en medio de sus dedos.

Gu Hai explicó con frialdad, “¿Qué haces tontamente? ¿Por qué estás sosteniendo los fideos así?”

“En serio, ¿existe alguna forma en particular de sostener los fideos, eh?” replicó Bai Luoyin poco convencido, “Cada vez que veo a Tía Zhou sosteniéndolos, ella es muy casual al respecto, e incluso entonces, ¡no se rompen!”

Mientras lo miraba, los agudos ojos de tigre de Gu Hai fueron atrincherados con un salvaje fuego de rabia, “A los ojos de espectadores como tú, Tía Zhou los sujeta casualmente, ¡Solo personas experimentadas y talentosas como nosotros comprendemos la forma de sostenerlos! ¿Lo ves? Esta es la forma correcta de sujetar los fideos.”

Después de decir eso, suavemente puso un fideo en la palma de su mano, entonces con inmenso cuidado lo metió en el sartén. Inesperadamente, cuando colocó un extremo del fideo, la otra parte siguió pegada a su palma. El fideo era más corto que veinte centímetros, y sin embargo se había partido a la mitad.

La cara de Gu Hai se volvió ligeramente avergonzada.

Viendo su semblante así, Bai Luoyin le palmeó el hombro, “Pretenderé que no vi nada.”

Habiendo dicho esto, salió de la cocina.

Detrás de él, Gu Hai gritó, “¡Oye! Regresa aquí, ¡esa demostración de ahora no fue buena!”

*/La comida de la familia del piso de abajo huele bastante bien.../*

En el segundo en que cerró la ventana, Bai Luoyin casi salta por ella.

Pasaron diez minutos más. Adivinando que estaban más o menos hechos, Bai Luoyin tocó nuevamente la puerta de la cocina, “¿Terminaste?”

Adentro, Gu Hai tocía frenéticamente, tanto que no pudo escuchar los fuertes sonidos de la puerta.

Sin escuchar respuesta alguna, Bai Luoyin abrió la puerta el mismo.

Una espesa nube de humo surgió del interior, y el mismo Gu Hai estaba prácticamente oculto en ella. Se encontraba de pie frente a la estufa de gas con el mango del sartén sujeto con fuerza en su mano, mientras que con la otra agitaba una gran cuchara a su alrededor. El fuego debajo del sartén se había convertido en una rabiosa llama, dejando una oscura mancha semi quemada en la parte del frente de su ropa.

“¿Qué estás haciendo?” dijo Bai Luoyin tosiendo, ya que el humo se interponía.

Gu Hai parecía no haber escuchado y siguió friendo salvajemente la substancia oscura en el sartén.

*/¿Es posible que esté haciendo la salsa para los fideos?/*

Bai Luoyin reflexionó sobre esto mientras que al mismo tiempo, buscaba a su alrededor los dichosos fideos. Después de buscar por bastante tiempo, no pudo encontrarlos.

Finalmente encontró un pequeño recipiente atiborrado estrechamente con masa grumosa. Habían grandes y pequeños, los grandes eran del tamaño de un pulgar mientras que los pequeños solo eran tan grandes como una uña. No era necesario explicar más, esos eran definitivamente los fideos que había cocinado Gu Hai.

“¡He cambiado de parecer!” exclamo emocionado Gu Hai mientras le daba una rápida mirada a Bai Luoyin. Sus ojos estaban llenos de entusiasmo, como si un nuevo soplo de vida hubiese sido implantado en él.

Fue entonces que Bai Luoyin descubrió que toda la cara de Gu Hai estaba ennegrecidas y pequeñas secciones de sus cejas habían desaparecido.

“¿No dijiste que estabas cansado de comer fideos? Hoy no comeremos fideos. Por el contrario, ¡comeremos masa de harina frita!”[1]

Bai Luoyin, “......”
-------

El sol finalmente decidió descansar, ya que dejó que la luna tomara su lugar en lo alto del cielo sin fin. El cielo tenuemente lila finalmente se desvaneció en las sombras, para entonces estar bajo el asedio de las estrellas que parecían iluminar la noche. Esta oscuridad interminable se arrastró en el departamento y los consumió bajo la pesada cobija.

En esta fría y solemne oscuridad, Bai Luoyin se despertó, con sus ojos somnolientos encontró a Gu Hai recargado contra la cabecera de la cama, fumando un cigarrillo. El lado de su severo rostro era iluminado por un brillante halo de luz proyectada desde la mesa de noche junto a la cama. Aunque un aire siniestro estaba pintado en su cara, la luz sobre él reveló una indescriptible serenidad que buscaba permanecer implícita. El cenicero sentado en silencio en el pequeño buró estaba cubierto con una alta montaña de colillas de cigarro.

Quién sabría cuanto tiempo había estado despierto.

Bai Luoyin recordó claramente que se habían acostado juntos para dormir. E incluso antes de quedar dormidos, la cara de Gu Hai fue besada con una sonrisa traviesa y maquiavélica, la cual hablaba de insinuaciones eróticas.

Ahora, había sido cambiado por completo en otra persona.

Al ver que la persona a su lado de movía, Gu Hai aplastó la colilla del cigarro. Ligeramente regresó su cabeza a un lado y dejó que sus ojos cayeran sobre la silueta de Bai Luoyin, “¿Estás despierto?”

“¿No has dormido todo este tiempo?”

Gu Hai respondió levemente, “No, me acabo de despertar hace un momento.”

Bai Luoyin arrastró su somnoliento cuerpo, se sentó y se recargó contra la cabecera. Extendió su mano, haciéndole una seña, “Dame uno.”

“No fumes. Si lo haces no podrás dormir después.”

Bai Luoyin puso los ojos en blanco y entonces le lanzó una rápida mirada, “Entonces, ¿por qué sigues fumando?”

“Soy adicto.”

Sin escuchar una sola palabra, Bai Luoyin cruzó la parte superior del cuerpo de Gu Hai, sobre su regazo. Con su trasero elevándose en el aire, estiró su mano hacia el gabinete y tomó un cigarrillo.

Tomando ventaja de esta gran oportunidad, Gu Hai manoseó su trasero, sintiendo el firme y flexible músculo. Bai Luoyin, por otra parte, fue indiferente, parecía no preocuparle este comportamiento sexual. Después de tomar el cigarro, lo encendió y lanzó el uno por un lado de su boca.

“¿En qué estás pensando?” preguntó Bai Luoyin, robándole una mirada de soslayo.

Entrecerrando ligeramente sus ojos, una indecente mirada se hizo paso en las esquinas de los labios de Gu Hai, “Dime, ¿por qué los fideos se rompieron cuando fueron cocinados?”

Bai Luoyin enarcó sus ojos tierra, “¿La razón por la que no estás durmiendo es porque estás pensando sobre esto en medio de la noche?”

Gu Hai permaneció en silencio, no dijo nada.

La habitación se inundó en una silenciosa tranquilidad. Este inminente silencio era como un veneno para ellos; en aquel vació de sonidos, la dirección desconocida de su conversación permaneció al descubierto.

El cigarrillo de Bai Luoyin fue consumido, solo entonces abrió a boca y preguntó, “¿Estás pensando en tu mamá?”

Bajo aquel reflejo fulgurante de luz bajo la mesa de noche, las entonces errantes pupilas de Gu Hai, con tristeza se paralizaron. Era como si una nube de halo místico de pronto se congelara, hasta el punto en que incluso la temperatura a su alrededor descendió a un grado no natural.

Bai Luoyin pellizcó la colilla del cigarrillo, y débilmente dijo, “He descubierto que cuando tienes dolor, siempre prefieres soportarlo tú mismo. Sin embargo, solo hasta que ya no estás sufriendo, vienes y pretendes ser lamentable frente a mí.”

Todo el cuerpo de Gu Hai se tensó, negándose a ceder.

En aquel silencioso e inquebrantable momento, los brazos de Bai Luoyin se estiraron. Quería, con todo su corazón, jalar y tomar a Gu Hai entre sus brazos, pero el cuerpo de este se endureció, con gran esfuerzo se negaba a ser sostenido.

A decir verdad, era incapaz de mover su cuerpo.

Al final, el propio Bai Luoyin, se inclinó un poco hacia él, para entonces tomar la iniciativa de estar frente a sus delgados labios y besarlo.

Sus cálida boca se encontró con unos fríos labios, y mientras los separaba, un ligero escalofrío se impregnó entre sus labios y dientes.

No había necesidad de que dijeran o revelaran algo entre ellos, Bai Luoyin supo que Gu Hai había estado sentado solo por mucho, mucho tiempo, en esta silenciosa habitación.

Sostuvo a Gu Hai entre sus brazos con firmeza, casi con desesperación, mientras usaba sus propios labios para transmitirle todo el calor que circulaba en su propia respiración, dentro de su cuerpo. Dejó que este cálido beso siguiera hasta que el cuerpo de Gu Hai se fue relajando poco a poco, y con disposición dejo que todo el peso de su cuerpo lo presionara.

La espalda de Bai Luoyin besó la fría sabana, mientras que su pecho se pegó firmemente al de Gu Hai.

Con los brazos aún rodeando fuertemente el frío cuerpo de Gu Hai, los dedos de Bai Luoyin casi se encuentra entre sí alrededor de la firme espalda; casi desesperadamente se fundía en él, como si fuera a absorberlo en su propio cuerpo.

El cúmulo de emociones que estaban encerradas en el contraído pecho de Bai Luoyin, también fueron restauradas lentamente a la normalidad.

El último resplandor restante de la luz de la mesita de noche fue oculto por una total oscuridad mientras los dos se abrazaban desnudos. Después de los que pareció una eternidad bien necesitada, la mano de Bai Luoyin se movió hacia la parte superior de la cabeza de Gu Hai. Su mano temblorosa cariñosamente le acarició el cabello.

Con algo como Bai Luoyin no estaba acostumbrado, es decir, esta ternura poco frecuente.

“No sé que debería decirte. Ya sabes que no soy muy bueno con las palabras.”

Gu Hai sonrió perezosamente y con calidez miró a Bai Luoyin con ojos sumergidos en colores que representan el amor y afecto.

“Entonces, ¿puedes simplemente romper la regla por una vez y decirme algo agradable?”

Bai Luoyin le preguntó seriamente, “¿Qué quieres escuchar?”

Con eso, Gu Hai pretendió pensar en ellos por un tiempo para entonces abrir su boca y decir, “Quiero escucharte decir, ¡Esposo, eres impresionante!”

El escuchar eso, hizo que Bai Luoyin le diera un rodillazo en la entrepierna.

Gu Hai no pudo evitar gemir en dolor con el ligero dolor que punzaba en su región inferior. Su gemido fue tan pretencioso, cualquiera que pudiera escucharlo fácilmente podía imaginar su actual estado emocional.

“Me tienes a mí.”

Las manos de Gu Hai que suavemente acariciaban la cálida espalda de Bai Luoyin de pronto se detuvieron.

Un momento después, Bai Luoyin repitió nuevamente en un susurro aquellas palabras, “Está bien, me tienes a mí.”

Fue en este indescriptible momento que el frío y cristalizado corazón de Gu Hai, se ablandó por completo. Era como si el fondo de su corazón fuese inundado con una abrumadora e inquebrantable oleada de emociones que el mismo era incapaz de controlar.

Era como si el tiempo se detuviera, como si su respiración le fuese arrebatada, como si en este mundo no existiera nada más. No había nada en este mundo que pudiera darle más consuelo que aquellas cuatro palabras.

En esta etapa de su vida, cuando se encontraba en su momento más desdichado, sintiéndose impotente, perdido, con dolor y sufrimiento, había pensado que podría por siempre esconderse en aquel solitario, desolado y vacío cuarto, lamiéndose su propia herida. Sin embargo, en contra de toda expectativa, aquellas cuatro palabras se hicieron paso a través de la puerta en donde sus recuerdos dolorosos residían profundamente.

Todo su resentimiento y renuencia fue salió torrencialmente en ese momento. Aunque no podía soportar tocar aquella débil esquina de su alma, podía sentir ya dos manos aferrándose a él con fuerza.

Gu Hai mordió sutilmente los cálidos labios de Bai Luoyin que selló dulcemente con los suyos.

En esa fracción de segundo, sintiendo el ligero dolor, Bai Luoyin sacó su lengua y recorrió sus propios labios, había un atisbo de excitación sexual reposando en la punta de su lengua.

Un segundo después, oleadas de pesada respiración fueron transmitidas desde el interior de la cobija.

“¿Duele?” Gu Hai se inclinó hacia un lado de la oreja de Bai Luoyin y preguntó, mientras que su mentón prácticamente descansaba sobre su hombro. Bai Luoyin dócilmente giró su cabeza a un lado y besó dulcemente el cálido cuello de Gu Hai. Sus labios pudieron sentir la sangre corriendo en las gruesas venas bajo la piel.

Todo el dolor y sufrimiento que tuviste alguna vez en tu abrazo se ha vuelto indigno. Toda la tristeza que estuvo alguna vez en tu consuelo, silenciosamente desaparece a la distancia.

Finalmente, usando un poco de fuerza, Gu Hai mordió el hombro de Bai Luoyin.

“Yin Zi, solo te tengo a ti. Eres mi única felicidad.”

Bai Luoyin apretó sus dientes y soportó el dolor. Podía sentir vívidamente el gran peso del amor tallado en su corazón, tomando el control y consumiendo su mente.

“No me dejes.” Gu Hai logró bramar en voz baja desde el interior de su apretada garganta.

El sonido de plegaria en su voz llovió sobre Bai Luoyin y entró en su pecho, haciéndolo temblar, casi violentamente. Sujetó firmemente el cabello de Gu Hai como si temiera perderle en la noche, para entonces desesperadamente decir, ‘está bien’.
--------

N/T:
[1] “炒疙瘩” (Chao ge da) – masa de harina frita.

Traducción al español: Siboney69
Traducción al inglés: sae-han01 @ Wattpad / Tumblr
*Aquí unos ejemplos de las bolas de masa frita XD
cr. 1 , 2.

23 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Ya somos 2. Yo también amo a Gui Hai

      Eliminar
  2. Magnífico capitulo me a dejado sin respiración. Eh ahi el sentimiento de ternura de Yinzi.

    ResponderEliminar
  3. H E R M O S O ㅠ.ㅠ ahora lloro esto es sublime

    ResponderEliminar
  4. Ay, este es, para mí, el mejor capítulo hasta ahora. ¡Es muy bueno!, aunque triste y amoros a la vez.
    Gracias por seguir compartiendo tu trabajo.

    ResponderEliminar
  5. OMG QUE ROMÁNTICOOOO!!! ME ENCANTA!! ♥♥♥♥♥♥♥♥♥
    Por fin vemos a nuestro Yinzi tierno!!!
    Y si...yo también estoy loca por GH!!!!
    Mil gracias de verdad!!! Una vez más muchisimas gracias por compartir esta preciosa historia con todos!!!

    ResponderEliminar
  6. ¡ESPOSO ERES IMPRESIONANTE!...."ME TIENES A MÍ"... ¡SOLO TE TENGO A TI. ERES MI ÚNICA FELICIDAD!...¡NO ME DEJES!..."ESTA BIEN"... WOW Palabras para recordar, Gui Hai eres taaaaan lindo, extraordinario capitulo, al fin Yinzi demostró su amor por él, MIL GRACIAS POR TRADUCIR Y COMPARTIRLO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Definitivamente son frases que quedarán grabadas!! <3!

      Eliminar
  7. Jajaja Mori de mil formas cuando Gu Hai pretende amasar y hacer sus propios fideos para Bai Luo Yin, solo imaginando su cara, zapatos y ropa blancos por la harina e igualmente después pintados de hollín negro por el humo, fue casi imposible dejar de reir a carcajadas. Muchisimas gracias por tu amable trabajo al traducirnos cada capitulo. Hoy solo se respiro ternura!!!! aahhh, que bien!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, el capítulo comenzo con una historia super divertida, y remata con un momento tan profundo *^*! después de leerlos todo es color de rosa! XD

      Eliminar
  8. Wau, simplemente wau... creo que hasta me hicieron llorar! Es un capítulo espectacular. Me quedé sin palabras!! La manera en que demuestran su amor fue tan lindo! Simplemente fue un capítulo que me alegró la semana!!
    "ME TIENES A MI" Como esa frase puede ser mucho más impactante que un te amo.

    Muchas gracias traductora por hacerme feliz una semana más! =D

    ResponderEliminar
  9. Gracias a la traductora, me he reído mucho y en pocos segundos caído en una tormenta de sentimientos encontrados de tristeza y compasión, una fortuna haber encontrado su blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Awww espero continues disfrutando de la historia! ^^

      Eliminar
    2. Guau.... gracias por tu esfuerzo. La historia es fantástica, éste capítulo es realmente muy hermoso.

      Eliminar
  10. Definitivamente el personaje fue escrito para jhony esa voz esa perdonalidad hace que los lectores lo amemos,imaginemos y sientamos lo que dice y como lo dice. Gracias por permitirnos leer edta hermosa nocela

    ResponderEliminar
  11. Son las palabras que deseaba escuchar Gu Hai desde el capitulo 77, ME TIENES A MI, eso es música para el corazón. BLY que bueno que le alegraste la vida a GH, el te necesita mucho.
    Gracias por seguir traduciendo, todo el tiempo doy gracias por encontrar tu blog.

    ResponderEliminar
  12. que cap tuvo de todo un poquito.. que ternura la de BLY el es poco expresivo aun no acepta y es capaz de expresar con palabras el amor que siente por GH.. si embargo en este cap se abre un poco y de una manera ta dulce le dice ME TIENES A MI... era como decir "lo demas no importa yo soy tu mundo " y GH que tiene tanta necesidad y hambre de escuchar con palabras los sentimientos de BLY esto fue lo maximo... esta novela me tiene extasiada esla primera vez q leo una novela de este tipo y me mantiene tan cautiva amo esta historia ,,,, gracias siboney eres lo maximo por regalarnos la traduccion sigue adelante...

    ResponderEliminar
  13. Por que es Gu Hai el que siempre cocina? No lo entiendo.

    ResponderEliminar