domingo, 2 de abril de 2017

Capítulo 198: Lao Gu examina la situación

Desde que Bai Luoyin se fue, Bai Han Qi lo había estado esperando con la mente llena de esperanza y expectativas, */Esperando, esperando./* Finalmente, fue Gu Wei Ting quien cumplió esta esperanza en suya.

Hoy era el día festivo del Xiao Nian[1], un día antes de la celebración de la Víspera de Año Nuevo. Un día en donde se comen tanggua[*] y son ofrecidos en la cocina al dios Zaoshen

Cuando Gu Wei Ting entró al pequeño patio de los Bai, Tía Zhou y Bai Han Qi estaba en plena actividad dentro de la cocina. Columnas de humo blanco salían de la chimenea, flotaba en el patio y permeaban la atmosfera con el tentador aroma de la carne. No lejos de la esquina derecha, el Abuelo Bai estaba en proceso de acomodar botellas y jarros, mientras que la Abuela Bai, quien temía al frío, permaneció en el interior de la cálida casa viendo algunos programas de televisión.

En tan solo unos meses Meng Tong Tian, quien alguna vez fue del tamaño de un brote de frijol recién nacido, había crecido más alto una vez más. Aún en la edad en donde su imaginación corre salvajemente junto con la fría brisa del viento, se negó con todas sus fuerzas a quedarse en el interior. En cambio, obstinadamente se quedó afuera. Después de correr alrededor de los grandes árboles unas cuantas veces más, vio a alguien entrar al patio. Como de costumbre, metió su mano en su bolsillo y sacó una pequeña caja. Levantó la tapa, sacó un solo hilo de pequeños petardos[2] y entonces usando toda la fuerza en su pequeño cuerpo, traviesamente dio un giro y se abalanzó al frente. Así al detenerse cerca de su objetivo, estrelló el petardo contra el piso junto a los pies de Gu Wei Ting.

¡Pop!

El sonido claro y melodioso del petardo emergió a un lado de la oreja de Gu Wei Ting.

Gu Wei Ting levantó casualmente su mirada hacia Meng Tong Tian, mientras que este a su vez furtivamente se cubrió la boca con sus pequeñas manos para ocultar la pequeña risa que emergía.

“Tong Tian, ¡estás siendo travieso otra vez!” La voz de Tía Zhou hizo eco desde la cocina mientras estiraba su cabeza fuera de la casa.

Meng Tong Tian miró a Gu Wei Ting e hizo una expresión tonta antes de que su pequeño pie rebotara y vivazmente saliera disparado a la distancia.

Bai Han Qi finalmente emergió de la cocina, portaba un gran delantal blanco, se veía como si fuera un profesional cuando de hecho, todo lo que hacía era causar problemas en la cocina.

“Gu-laoge, está aquí.” Bai Han Qi mostró una sonrisa forzada mientras se quitaba el delantal y entraba a la casa con Gu Wei Ting.

Una vez que se sentaron, Bai Han Qi le sirvió una taza de té. Cuando sostuvo la taza frente a Gu Wei Ting, cortésmente dijo unas cuantas palabras, “No es el mejor té ni nada parecido pero por favor bébalo.”

La aguda mirada de Gu Wei Ting cruzó la habitación, tomando una visión panorámica de todo en el interior. Aunque la casa había sido pintada nuevamente y estaba decorada con un nuevo sofá y televisión, era imposible ocultar el estilo pasado de moda de todo.

Bai Han Qi habló primero, “Gu-laoge, debe haber estado muy ocupado últimamente, ¿cierto?”

Gu Wei respondió indiferente con unas pocas palabras, “Ha estado bien”

Después de eso, Bai Han Qi no pudo encontrar nada más qué discutir con el hombre de apariencia severa sentado ante él. El silencio invadió la habitación mientras esperó un tiempo para que Gu Wei Ting preguntara sobre el paradero de sus hijos. Sin embargo, durante esta aparente infinita espera, Gu Wei Ting no abrió su boca para decir otras palabras. Él solo se sentó en el sofá con una cara inexpresiva. Sin mencionar el sentir de Bai Han Qi, quien actualmente estaba sufriendo con una conciencia culpable; incluso una persona inocente con una conciencia clara podía sentirse inmensamente presionado y sofocado por el imponente comportamiento de Gu Wei Ting.

Sin advertencia, Gu Wei Ting se puso de pie y dio granes zancadas hacia una puerta cercana. Abrió la cortina y entró a la habitación de Meng Tong Tian. Sin haberse afectado por esta acción, Bai Han Qi simplemente lo siguió.

“Cada semana, Yin Zi y Da Hai venían y se quedaban en casa. Cuando están aquí, nuestro pequeño hijo siempre duerme con mi esposa y yo, así los dos pueden dormir en esta habitación.” Sin saberlo, Bai Han Qi agregó las últimas palabras.

Gu Wei Ting dio un vistazo y miró la cama doble con aspecto inmensamente extraño, mientras que rastros de sospechas fueron reveladas a través de sus ojos.

Al ver la expresión de Gu Wei Ting, Bai Han Qi se rió avergonzado, “Originalmente, solo había una cama en este cuarto. Ya que Da Hai se quedaba con frecuencia en nuestra casa, él y Yin Zi se apretujaban en esta cama. Después de que aumentó mi sueldo, compré una cama para Da Hai y así evitar que los dos tuvieran que estar apretados. Quién habría pensado que en menos de dos días de haber comprado la cama, Da Hai la habría convertido en una.”

Al escuchar el extraño acontecimiento, Gu Wei Ting levantó las sabanas de la cama y la miró por un momento. Su vista se encontró con una fila de clavos alineados en la orilla donde las dos camas estaban conectadas. Era evidente que aquellos clavos fueron firmemente añadidos para mantenerlas unidas.

“En ese entonces, si hubiese sido un poco más consiente, quizás lo que sucedió ahora no habría ocurrido.” Bai Han Qi simplemente pudo soltar un pesado suspiro.

Al escuchar las palabras de Bai Han Qi, la expresión de Gu Wei Ting cambió a una indescifrable. Bajo la nerviosa mirada de Bai Han Qi, abruptamente salió de la habitación.

Los dos hombres mayores se sentaron afuera y conversaron por un largo tiempo. A decir verdad, en lugar de describir el escenario como una plática, más bien fue como un empleado informando su trabajo a su superior. Esta descripción encaja mejor porque durante todo el tiempo, Gu Wei Ting nunca dijo una palabra mientras que Bai Han Qi parloteaba interminablemente a su lado.

“Hablando con honestidad, en realidad Da Hai es un muy buen chico. Si fuese una chica, felizmente lo habría aceptado, hace mucho tiempo hubiese enviado un palanquín con ocho cargadores para recogerlo y que se casara con nuestro Bai Luoyin. En ese entonces, no sabía que era su hijo. Yo incluso pensé que era igual que nuestro Yin Zi, un chico pobre. En la época en que vivió aquí, él siempre me ayudó con todo lo posible. Hace un tiempo, el agua goteó dentro de la casa por el techo dañado y fue él quien lo reparó. Él también buscó a alguien para que reparara el baño exterior e instalara una cubierta. No solo eso, el trabajo que mi esposa y yo tenemos ahora, también fue él quien secretamente lo procuró para nosotros... a decir verdad, es como si yo hubiese hecho uso de su hijo en ese entonces. Al recordarlo ahora, me disculpo mucho por eso.”

Aquellas extrañas palabras hicieron que Gu Wei Ting sintiera como si la persona que Bai Han Qi había descrito meticulosamente no era su hijo ni una persona cercana al hijo que él conocía. Sin embargo, al escucharlo de la boca de Bai Han Qi, se sintió genuino. Miró a Bai Han Qi por largo tiempo antes de voluntariamente abrir su boca para hablar por primera vez.

“¿Realmente me odias?”

Bai Han Qi se quedó sin palabras, “¿Lo odio? ¿Por qué debería odiarlo?”

“¿Será que no me odias en absoluto?” Los ojos de Gu Wei Ting parpadearon, “Te arrebaté a tu esposa.”

“Oh...” Bai Han Qi fue completamente indiferente a esta declaración, “Si no lo hubiera mencionado, lo habría olvidado. Jiang Yuan es su esposa ahora, ¡ja!”

Gu Wei Ting lo miró en silencio, “......”

Después de que pasó otro momento, Gu Wei Ting se dirigió al patio y nuevamente dio unas vueltas alrededor. Ahí fue testigo de cómo Meng Tong Tian corría libremente en el área con un rifle de juguete en su hombro. Al escuchar la habitual conmoción haciendo eco a su alrededor, Bai Han Qi señaló el rifle de Meng Tong Tian, entonces miró a Gu Wei Ting y dijo, “También fue Da Hai quien le compró todos sus juguetes.”

En el momento en que Meng Tong Tian escuchó las palabras ‘Da Hai’, de inmediato se lanzó, como un cohete siendo disparado a alta velocidad, hacia el lado de Bai Han Qi. Le abrazó la cintura y preguntó, “¿Cuándo va a regresar Gu Hai-gege? Hace tiempo que no lo veo.”

Cuando Gu Wei Ting notó la feroz expectativa ardiendo en llamas en el interior de los ojos de Meng Tong Tian, de pronto sintió que este niño no identificado era más cercano a su propio hijo de lo que él nunca lo fue.

“Me marcho.” Gu Wei Ting levantó su pie y comenzó a caminar hacia la entrada.

Bai Han Qi quedó extrañado.

*/¿Se va? ¿Solo así? ¿Sin preguntar nada?/*

Mientras se aproximaba a la puerta, Bai Han Qi vislumbró un coche militar estacionado en el exterior y junto a él estaba el conductor usando un grueso abrigo. Cuando el chofer vio salir a Gu Wei Ting, apresurado se acercó y abrió la puerta del coche para él.

“Gu-laoge” Bai Han Qi lo llamó.

Al escuchar su nombre, Gu Wei Ting detuvo sus pasos, entonces se dio la vuelta y miró a Bai Han Qi, “¿Hay algo más?”

“¿Realmente no tiene nada más que preguntar?” Finalmente, Bai Han Qi no fue capaz de contener por más tiempo su propia curiosidad.

Sin parpadear, Gu Wei Ting simplemente sonrió fríamente, “Si preguntara, ¿me lo dirías?”

Bai Han Qi tragó saliva, su cara se cubrió de asombro. En ese momento, inesperadamente Tía Zhou salió y apretó algo en las manos de Gu Wei Ting.

“Gu Lao-ge, hoy es Xiao Nian. Por favor tome estos tanggua con usted y cómalos en casa. Los hicimos nosotros mismos.”

Al recibirlos, el tono de Gu Wei Ting se suavizó un poco, “Gracias, también les deseo un buen año.”

Habiendo dicho eso, Gu Wei Ting entró al coche bajo la cuidadosa protección del conductor.

Adentro, Gu Wei Ting sacó un tanggua y lo probó. Era crujiente y tenía un aroma dulce en él. El sabor también era bastante bueno.

Notando esto, el chofer felizmente dijo algunas cuantas palabras, “Ha sido muchos años desde que comí uno de esos.”

Profundamente conmovido, Gu Wei Ting suspiró con tristeza, */No es eso ¿cierto?/* En todos estos años, seguía sin celebrar apropiadamente el Año Nuevo.

“General, tiene una llamada.”

Gu Wei Ting tomó su celular. La llamada era del líder que había enviado a la provincia de Shandong.

En los últimos días, estos veintitantos hombres sufrieron hasta el punto en que ya no parecían personas. Permanecieron sentados incómodamente en esta pequeña habitación todo el día. No había espacio para que se acostaran ni siquiera para comer, beber u orinar, y para defecar,todos lo hicieron apretados en la habitación. Pero, lo que les causó una extrema tortura y miedo a la mayoría fue el hecho de que no podían estar en contacto con nadie del mundo exterior. Todo lo que podían escuchar de afuera fueron los sonidos de los cohetes estallando mientras ellos extrañaban a sus familiares en estos días festivos.

Cuando Gu Hai sacó arrastrando al líder, la formidable agresión que lo envolvía hace unos días había desaparecido hacia mucho. Lo que quedaba era el rastro de poderosos enemigo que ahora abatido y deprimido seguía a Gu Hai sin palabras duras o una exigencia irrazonable.

Al verlo con severidad, Gu Hai presionó el arma en su frente y lo obligó a mentir sobre esta llamada ‘situación militar’.

“General, hemos estado vigilando por más de medio mes ya y aún no hay ni un gramo de información sobre su paradero. Cuando nos ordenó mantener nuestros ojos sobre Gu Yang, envié a varios hombres para que tomaran turnos y lo vigilaran las 24 horas de día, pero aún no hay señales de actividades sospechosas. ¿Será posible que los dos ya no estén en Qingdao? Año Nuevo se está aproximando, y aunque no tengo problema con ello, hay varios soldados que han estado trabajando sin parar los últimos tres años. Ha sido difícil para ellos conseguir vacaciones este año... por lo tanto, me gustaría solicitar al General que retire a algunos hombres de aquí.”

“Todos ustedes pueden retirarse.” Gu Wei Ting ordenó con indiferencia.

Al escuchar esta orden, la expresión del líder se iluminó. Era la apariencia de alguien que es arrollado con un inesperado favor de un superior.

“General, ¿está diciendo la verdad? ¿Podemos regresar ahora?”

Por un largo tiempo, el silencio se aferró al otro lado de la llamada mientras que en este el corazón del líder se tensó con gran anticipación, tanto que no se atrevía a respirar pesadamente,

“Sí, arregla todo ahí y regresen de inmediato.”

Aquellas pocas palabras inesperadamente trajeron de vuelta la vitalidad del líder e hizo a un lado su anterior humor decaído. Inmediatamente inyectado con esta salvaje plenitud, dio una respuesta en un tono alto y estridente, “¡Gracias General por su amable comprensión!”

Después de colgar la llamada, el líder voló hacia el baño a la velocidad de la la luz y gritó con fuerza, “Hermanos, ¡por fin somos libres!”

Frente a los atentos ojos de Gu Hai, la mañana de hombres de pronto estalló en alegría y salieron corriendo del hotel. Era como si en el mundo exterior fuera su propia familia, esperando a que sean liberados, y que en cualquier segundo, podrán ser capaces de reunirse con sus parientes cercanos.

Después de deshacerse de este gran obstáculo, Gu Hai y Bai Luoyin por fin fueron capaces de tomar un respiro de aire fresco. Sintiéndose bastante aliviados con el resultado de las cosas, los dos decidieron dar un paseo y recorrer las calles. Ya que estaban afuera era natural que compraran algo de comida y la llevaran con ellos para comerla después. En la noche, debían celebrar apropiadamente esta resplandeciente victoria contra el poderoso plan del General para rodearlo y aniquilarlos.[3]

Cuando estos dos valientes y atractivos jóvenes caminaron en las calles con tan gran esplendor militar, fue naturalmente inevitable que atrajeran muchas miradas de soslayo de los transeúntes, especialmente de las mujeres. Mientras Gu Hai y Bai Luoyin seguían con su paseo, dos chicas caminaron detrás de ellos todo el tiempo. De vez en cuando, discutían cual era más atractivo. Cuando llegaron a una esquina relativamente aparatada, una de las chicas no pudo contenerse más y audazmente gritó a todo pulmón.

“¡Oye, guapo!”

Para nada sorprendido, Gu Hai se mantuvo indiferente a la insistente presencia ya que se había dado cuenta desde hace mucho tiempo que estaban siendo seguidos. En el momento en que escuchó estas palabras haciendo eco desde sus espaldas, él de pronto apresuró solo un poco sus pasos y casualmente colocó su brazo sobre el hombro de Bai Luoyin. Bajo las miradas atentas de aquellas chicas, descaradamente le dio un beso en la mejilla a Bai Luoyin; un dulce y cariñoso beso. Mientras las chicas seguían asimilando la impresión, Gu Hai lentamente giró su cabeza y les lanzó una sonrisa carismática y alegre. Entonces apretó su agarre en los hombros de Bai Luoyin y se pavoneó.

Un fuerte grito resonó detrás de ellos. Sin saber si era de miedo o emoción.

Poco después, los dos llegaron a una tienda de conveniencia. Gu Hai le dio una palmada en el hombro a Bai Luoyin, “Espérame aquí, iré adentro y comprare un paquete de cigarrillos.”

A esta hora, había muchas personas en la tienda y la fila para pagar era mucho más larga de lo habitual. Mientras Bai Luoyin esperó obedientemente en el exterior, lo embargó una sensación de aburrimiento. Sus ojos vagaron por el lugar cuando de pronto vio una pequeña tienda de tanghulu.

*/¡Es realmente encontrar una tienda que venda tanghulu en esta área!/*

Agradablemente sorprendido con este descubrimiento, un rastro de felicidad surgió en los ojos de Bai Luoyin. Llamó a Gu Hai desde la entrada de la tienda de conveniencia, y sin saber si lo había escuchado o no, de inmediato dio la vuelta en la esquina y entró en la pequeña tienda.

La señal más grande de la temporada vacacional es la gran multitud pululando en cada esquina posible. Además de los locales dando un paseo y yendo de compras, también hay turistas que están ansiosos por explorar y comprar. Incluso la simple tarea de comprar una bastón de tanghulu requiere que todos se formen y esperen pacientemente. El asunto es que Bai Luoyin despreciaba esperar en una fila. Como resultado, por lo general era Gu Hai quien arremetía contra el gentío en donde quiera que fueran de compras. Sin embargo, hoy era diferente, no pudo resistir el impulso por más tiempo. Había sido mucho tiempo desde que comió uno de estos deliciosos bocadillos que el antojo era insoportable de contener.

Una vez que Gu Hai salió de la tienda de conveniencia, descubrió que Bai Luoyin no estaba a la vista.

Incluso si levantaba la vista y miraba a la distancia, todo lo que encontraba eran hordas de gente y no había señales de Bai Luoyin.

Cuando antes dejaron el departamento, ninguno de ellos llevó consigo su celular. Ahora que se habían perdido el uno al otro, no tenían forma de comunicarse entre sí.

Normalmente, si se perdían, no era un gran problema ya que ninguno de ellos se ponía intranquilo. Si lo peor viene con lo peor, ellos pueden inmediatamente llamar a un taxi y regresar a casa por su cuenta. Pero el problema era que para ellos esta fase era particularmente sensible. Si incluso una pequeña brisa agita el pasto bajo sus pies, todo el cuerpo de Gu Hai estalla en sudor frío.

Después de pararse frente a la tienda de conveniencia por solo un minuto, el corazón de Gu Hai se hundió en un pánico absoluto. Vagó por las calles y las pequeñas sendas en busca de algún rastro de la sombra de Bai Luoyin. Nunca esperó que él hubiese ido de compras, especialmente sabiendo el tipo de persona que era su amante. En la profundidad de su mente, Bai Luoyin había sido capturado. Capturado justo enfrente de sus ojos. En todo momento, sus ojos lo estaban preocupados con la búsqueda de su objetivo que nunca entraba a las pequeñas tiendas y miraba a sus alrededores.

Consecuentemente, para el momento en que Bai Luoyin salió de la tienda, Gu Hai ya había partido a algún otro lugar.

Por el momento, regresó a aquella tienda de conveniencia, aún había un mar de personas en el interior. Notando esto, Bai Luoyin no puso mayor atención a la situación ya que pensó que Gu Hai seguía en el interior esperando su turno para pagar. Con eso, optó por esperar afuera. Mientras esperaba, comió la brocheta de tanghulu, probó el dulce sabor. Mientras seguía esperando a que Gu Hai saliera, la vara de deliciosos tanghulu pronto fue devorada por completo.
***************

N/T:
[1] Xiao Nian [Preliminares de Año Nuevo] – es un festival del 23º o 24º día del 12º mes del año lunar, cuando los sacrificios son hechos para el dios de la cocina. Xiao Nian significa la preliminar de año nuevo o el preludio de la celebración de la Víspera de Año Nuevo.

[2] Petardos- Este tipo de cohetes no necesitan fuego para encenderlo. Solo produce ruido al arrojarlo al suelo.

[3] “En la noche, debían celebrar apropiadamente esta resplandeciente victoria contra el poderoso plan del General para rodearlo y aniquilarlos.[3] Las palabras en negritas se supone que es la ‘victoria de los comunistas contra la campaña de rodear y aniquilar del Guomindang’.

Traducción al español: Siboney69
Traducción al inglés: Sienna @ Tumblr

Notas extra:
[*] Tanggua: “Es un tipo de caramelo hecho con gelatina de germen de malta , cuya forma recuerda a la de una pequeña calabaza.” // No agregué la nota extensa sobre el dios de la cocina que incluyó la traducción en inglés. Pero aquí pueden leer en español más al respecto. "Culto al Dios del Hogar"

- "El Kuomintang o KMT (chino tradicional: 中國國民黨, chino simplificado: 中国国民党, pinyin: Zhōngguó Guómíndǎng, Wade-Giles: Chung-kuo Kuo-min-tang, literalmente «Partido Nacionalista Chino») es un partido político nacionalista chino de la República de China fundado tras la Revolución de Xinhai de 1911. El triunfo de la revolución en 1912 conllevó la abdicación del último emperador de la dinastía Qing, Puyi, y el abandono del gobierno imperial por el republicano. Actualmente, el Kuomintang funciona en Taiwán y está considerado un partido conservador, miembro de la Unión Internacional Demócrata (a la que pertenecen partidos como el Partido Conservador británico, el Partido Republicano de los Estados Unidos y el Partido Popular español).
La transcripción más frecuente del nombre, utilizada de manera oficial por el propio partido,1 está basada en el sistema Wade-Giles. En la literatura especializada sobre historia china es también frecuente el uso de la transcripción en el sistema pinyin Guomindang, abreviado a veces como GMD, por analogía con la sigla tradicional KMT." cr. Wikipedia

- No incluí una explicación sobre el tanghulu porque ya fue agregada antes y creo que ya todos saben que es...

Nota personal: Se supone que este capítulo lo publicaría el sábado en la mañana pero por una u otra cosa no fue posible. Así que por una ocasión especial, publiqué este capítulo fuera del horario de costumbre. Espero les haya gustado ♥
Por otra parte, ya que acaba de ser publicado el capítulo siguiente... ¡pretendo trabajar en él hasta acabar!. Crucen los dedos para que lo tenga listo también hoy domingo y no caiga en coma en el proceso~~

P.D: Antes de que lo olvide, hice unos ligeros cambios en la entrada ‘Mis novelas chinas’. Ahora está dividida en del tipo ‘romance general (hetero?)’ y ‘Boys love’.
⇛ [Random] Mi lista literaria: Novelas Chinas (Romance) 
⇛ [Random] Mi lista literaria: Novelas Chinas (Danmei / BL)

Por otra parte últimamente he estado leyendo varias reseñas en Shushengbar, donde hay novelas chinas de distintos géneros. Encontré varios títulos interesantes (pero no están traducidos en inglés) así que estaba pensando si sería buena idea traducir las sinopsis de las novelas que me gustaron (hasta ahora llevo más de 30 xD)... pero como dije, no hay traducción de las historias, así que sería un poco inútil(?). En fin que si me decido a hacerlo, ya verán una nueva entrada por aquí. ^^

Ahora sí, los dejo que seguiré con la tarea~~

8 comentarios:

  1. SI AL FIN <3 wow ya me puse al corriente, a mi laptop le entro un mega virus que no pude erradicar sin perder mi información, logre salvar mis fotos "fiu" por lo menos, de esto hace casi un mes cofcoflloredeverdadcofcof es mi única manera para olvidar mi dolor copestoyenfermacopcop, se que me estoy saliendo de tema, pero quería desahogarme un poco con ustedes, mi familia me apoya mucho, pero a veces me siento muy deprimida y solo quiero dormir, es la única forma de no sentir tanto dolor, y me acaba de decir el doctor un sin numero de resultados negativos si me realizo una operación, pero aún así me tengo que operar o quedare en silla de ruedas con el tiempo y ese es mi temor mas grande ser una carga para mi familia con o sin operación, disculpen si molesto a alguien con mi desahogo pero llevo años con un bendito dolor día y noche, lógico sin poder dormir bien en depresión y ansiedad total y lo único que logra hacer olvidarme un rato de todo esto es leer creo que he leído mas libros en estos últimos años que en toda mi vida escolar (siempre me encanto leer), y creo que ya lo he comentado en varias ocasiones pero al encontrar el mundo asiático en dramas, animes y novelas en especial Addicted me cautivo, siempre estaré agradecida con siboney por su dar su tiempo y trabajo en traducir.
    PD: una ves mas mil disculpa por mi extenso desahogo, se aligero un poco mi pobre corazón gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso los respaldos son muy importantes! owo! Después de pasar por casos de virus o muertes de discos duros he aprendido a hacer respaldos de lo más importante de forma periodica u_u

      Por otra parte, gracias por tener la confianza de compartir algo tan personal. Me gustaria encontrar las palabras correctas para brindarte esperanza o al menos una sonrisa, pero soy torpe y no se me ocurre nada. Tampoco quiero sacar el discurso motivacional o ideas vacias.
      Como dirian en los dramas, eottoke?~~ pero por otra parte, si el leer esta historia te da un poco de alegria, creo que no puedo pedir nada más.
      De corazón espero que tu salud mejore y tus preocupaciones disminuyan ^-^! Te mando un cariñoso abrazo y un mini Bai Luoyin y Gu Hai♥ para que te hagan compañia [Pero si los quieres manocear trata de que no estén los dos juntos o uno de ellos puede responder mal y alguien puede salir mal herido :P]

      Eliminar
  2. Gracias como siempre genial este capitulo

    ResponderEliminar
  3. Infinitas gracias ...esperaba por este capitulo

    ResponderEliminar
  4. Como he dicho en ocaciones anteriores, con estas traducciones sigues asegurando tu peda sino en el cielo con Internet y gatitos

    ResponderEliminar
  5. Muchísimas gracias por el capitulo <3 amo tu trabajo :)

    ResponderEliminar
  6. guauuu no puede ser se me borrro todo el comentario que ya habia hecho... bueno a empezar de nuevo... ante todo gracias Siboney por la traduccionn la espera con ansias.. a pesar de que no habia tenido tiempo de revisar si ya habias publicado por estar muy ocupada.. en otras cosas pero siempre al pendiente de revisar tu bloog me emocione un monto cuando vi los dos cap... GRACIASSSS... ME Encanto la portada ese GENERAL ESTA BUENISIMO muahhhh jjjjj... este fue un cap bastante sentimental a pesar de la falta de expresion verbal del general sus gestos y expresiones dijeron mucho... a pesar de que son dos padres totalmente opuestos el uno del otro tienen un sentir comun con diferentes formas de expresarlo pero ambos se preocupan y aman a sus hijos creo que el general recibio una leccion de vida, de hogar de familia, y pudo constatar lo que vivio su hijo con la familia Bai cosa que el no pudo darle a su propio hijo ... creo que el fue a ver a BQ para ver si tenia informacion de su hijo sin embargo no abrio sus labios hasta el punto de ser el propio BQ quien preguntara ?? ..me gusto mucho este encuentro entre los dos padres nome imagino que consecuencias en futuro traera... en cuanto a mis dos tortolos pues no puedo creer que se hayan portados como dos ganster mira que encerrar a un grupo de hombres entrenados especialmente naoaaaaa eso estuvo como muy fuera de lo comun creo que alli exagero la escritora jjajajajaja pero me gusto.. ahora podran tener un poco de respiro ... en cuanto al ultimo susto al final del cap estan pasaooossss jajajaja mira que perderse asi diossssnoooooo espermos que en el proxmo cap se den una leccion asi mismo con letritas rojas para darnos un poco de emocion y adrenalina que hace rato no nos dan jajajajajaj que morbosa soy ... GRACIAS SIBONEY BESSSSOOOOOSSSSS

    ResponderEliminar