6 de agosto de 2016

Capítulo 143: Pronto está por ser expuesto

*El presente capítulo ocurre después de la primera temporada de la web serie.*

Originalmente, los dos debían de haber regresado a casa juntos el fin de semana, pero ya que un problema había surgido en el hogar de Bai Luoyin, Gu Hai no tenía otra opción más que obligarse y regresar solo.

El viernes en la tarde, una vez que la clase terminó, Bai Luoyin reunió felizmente sus pertenencias, las metió en su mochila y se preparó para regresar a casa. En ese momento pensaba cómo podría quedarse en casa con justificación por todo el fin de semana sin tener que encontrar ningún tipo de razón para explicar sus acciones. Bai Luoyin pudo relajar todo su cuerpo y dejar que su mente se tranquilizase. Mejor aún, no tenía que ver el aspecto de decepción en la cara de Gu Hai. Finalmente podría disfrutar en paz de estos dos días que había estado esperando con ansias.

“¿Qué te hace tan feliz, eh?” preguntó You Qi a un lado.

En una fracción de segundo, la expresión de Bai Luoyin se volvió rígida, mientras miraba los ojos interrogantes de You Qi y le respondía, “¿Me veo tan feliz?”

You Qi solo podía decirle la verdad desde su propio punto de vista, “Tu humor ha sido bastante fuerte últimamente.”

Caminando ligeramente detrás de ellos, Gu Hai podía escuchar claramente sobre lo que los dos charlaban. Naturalmente, su cabeza evocó una serie de pensamientos. Cómo era que incluso You Qi pudiese ver la extrañeza en el estado de ánimo de Bai Luoyin, cuando Gu Hai, él mismo, quién lo había estado mirando sin descanso todo el día, era incapaz de ver nada en particular.

Cada día asistía a la escuela, alegre e incluso optimista. En la mañana y tarde esta naturaleza permanecía intacta, pero con forme la hora de fin de clases llegaba, sus caóticos problemas familiares se infiltraban, haciéndose visibles en su rostro. Era como una promesa subordinada, que sin lugar a dudas, empezaba a verse extremadamente miserable y ansiosa al mismo tiempo.

Algunas veces Gu Hai solía pensar cosas como, */¿Este chico se estará escondiendo deliberadamente de mi?/*

Pero entonces, de nuevo, realmente no podía encontrar ninguna razón para que Bai Luoyin se escondiera de él. Suficiente, aunque se atreviera a formular alguna sospecha, después de todo, aquellos días de decepción y retroceso ocurrieron.

Incluso antes de que Bai Luoyin hubiese comenzado a mentir y mantenerse lejos de él, Gu Hai hacía mucho tiempo que había grabado la palabra ‘confianza’ en su memoria.

Es mejor tener confianza que algún otro pensamiento.

Cuando llegaron a la puesta principal de la escuela, Gu Hai dijo, “Déjame caminar contigo un poco más.”

Bai Luoyin no reveló ninguna expresión en particular que declarara que no estaba dispuesto a dejar que Gu Hai hiciera lo que pedía.

Caminaron por calles conocidas, los dos conversaban. Cualquiera que fuese el problema que los mantenía separados todos estos días parecía haber desaparecido momentáneamente. Y por ahora, a Bai Luoyin se le veía bastante feliz, ya que ni una vez mencionó el asunto de su familia.

Cuando notó que ya estaban a la mitad del camino hacia su destino, Bai Luoyin de pronto comenzó a decir, “¿Cuales son tus planes para los siguientes dos días?”

Gu Hai pensó por un momento, “Tengo que regresar a casa. ¿No quería el maestro que entregáramos el librillo de registro familiar? Ya que el mío está en casa, tengo que regresar y buscarlo. No tengo ningún plan para el domingo, quizás vaya con mi tía o quizás encuentre algunas personas con las que salir.”

Bai Luoyin se detuvo en el lugar, y palmeó el hombro de Gu Hai, “Estoy celosos de ti. Aún tengo que ir a casa de mi tío.”

Pero... Gu Hai ni siquiera vio un ligero rastro de celos en los ojos color tierra de Bai Luoyin. Sin embargo, por el contrario, lo que moraba en su interior era solo un poco más de compasión.

“¿Realmente no regresaras estos dos días?”

Bai Luoyin dejó salir y arrastró un largo suspiro, “Definitivamente no podré regresas, Cuando estoy en clase, tengo que regresa a casa y ayudar. Ahora, ya que tenemos un pequeño descanso, tengo que lidiar con esta difícil tarea. No siquiera sé cómo serán este par de días...”

“¿No es la familia de tu tío bastante rica? ¿Porqué no le piden a un especialista que vaya y eche un vistazo?”

Las rectas y hermosamente cejas esculpidas de Bai Luoyin naturalmente se fruncieron en una ligera curva, “¿No te dije ya? Normalmente la familia de mi tío es bastante acomodada, pero una vez que ocurrió el accidente, pretenden ser pobres. Incluso la medicación de mi prima fue pagada por mi papá. ”

Gu Hai asintió su cabeza, “Bien entonces. Cuídate mientras te quedas en casa.”

La esquina de la boca de Bai Luoyin decayó. Después de contenerse a sí mismo por medio día, todo lo que pudo murmurar fue un simple, “Sí.”

En un ambiente bastante incómodo, los dos se miraron el uno al otro por un corto periodo de tiempo, a continuación, pensando que era hora, instó a Gu Hai, “Entonces, debes regresar ahora. Toma un taxi así podrás ahorrar algo de tiempo y evitar caminar bastante.”

La renuencia estaba esparcida caóticamente en el rostro de Gu Hai, era bastante obvio que no estaba dispuesto a irse ya que ¡serian dos días los que no podría verlo!

“Quiero ir contigo un poco más.”

Bai Luoyin intentó usar palabras amables para persuadirlo. “No es necesario que me acompañes más. Si mi papá te ve, probablemente te arrastrará de vuelta y no te dejará ir.”

Gu Hai de inmediato levantó su cabeza junto con las comisuras de sus labios, en gran armonía con su humor, se animó, “Entonces ¿no sería esa una buena oportunidad?”

Bai Luoyin se quedó en silencio.

De pronto la mano de Gu Hail le dio un golpecillo en la frente.

“Entonces, ¡me voy realmente ahora!”

Bai Luoyin asintió con la cabeza.

“¡Realmente me voy!”

Sin embargo, Gu Hai seguía sin moverse, ni siquiera una pulgada.

Repentinamente, Bai Luoyin miró la pantorrilla de Gu Hai y la pateó en frustración.

“¿No puedes ser más rápido con esto?”

Hubo un tipo peculiar de luz distinta centelleando sin cesar en los ojos de Bai Luoyin antes de que Gu Hai se diera la vuelta y se fuera.
---------

Más tarde en la noche, antes de irse a dormir, Meng Tong Tian se sentó en una esquina y se entretuvo con la pistola de juguete que Gu Hai le había regalado. Continuamente usaba sus uñas para rasgar la carcasa, mismo que producía inadvertidamente un chillido bastante desagradable y vulgar.

Bai Luoyin era bastante sensible a este tipo de sonidos ensordecedores ya que siempre le hacía encogerse y no hacía falta decir que prefería no experimentar algo así si tuviera opción. Lo que lo hacía peor era que cada vez que lo escuchaba, en todo su cuerpo se le ponía la piel de gallina, dejándolo un poco disgustado.

“¡Te dije que te comportaras mejor y que rápidamente fueras a la cama!” Bai Luoyin entonces jaló del brazo de Meng Tong Tian.

Mientras Meng Tong Tian colapsó sobre la cama y contorsionó su pequeño cuerpo dentro de la manta, convenientemente adoptando una actitud de una persona que había sufrido una lesión. Estaba tendido, con miedo sobre su lecho de muerte, sus ojos inexorablemente estaban fijos hacia el techo, como si otro disparo le hubiese alcanzado. Después de estar satisfecho con representar su pequeño escenario, soltó el arma.

Un segundo después, miró a Bai Luoyin y con impaciencia preguntó, “¿Cuándo va a venir Gu Hai-gege?”

Bai Luoyin le disparó a Meng Tong Tian una rápida mirada, “No esperes tal cosa, él no vendrá esta semana.”

“Awww....” Los hombros de Meng Tong Tian colapsaron en decepción, “Antes, cada semana tenía un poco de esperanza porque sabía que una vez que llegara el fin de semana Gu Hai-gege vendría y me daría un nuevo juguete. Si no viene, no tengo ánimos de trabajar en mis tareas escolares.”

“Hummph, cuando él viene, ¡nunca te veo trabajando en tus deberes!”

Los ojos de Meng Tong Tian se abrieron ligeramente mientras miraba furtivamente a Bai Luoyin.

Como si acabara de recordar algo, Bai Luoyin miró a Meng Tian Tong e hizo una seria promesa con él, uniendo sus meñiques.

Meng Tong Tian obedientemente se enderezó.

“Te advierto, si Gu Hai aparece y te pregunta en donde he estado los últimos días, será mejor que no le digas que tú y yo hemos estado durmiendo juntos. ¿Me escuchaste?”

“¿Por qué?” preguntó Meng Tong Tian, mientras pestañeaba, un destello bailó en aquellos inocentes ojos.

El tono de voz de Bai Luoyin era severo, “No necesitas preocuparte por eso. Si le dices algo, haré que no puedas volverlo después.”

“¿Ah?” El miedo de inmediato besó la cara de Meng Tong Tian ya que cambió a una sombra grisácea, “Entonces, absolutamente no diré nada.”

Sintiéndose aliviado y tranquilo, Bai Luoyin apagó la lámpara y se metió a la cama.
-----------

Al día siguiente, aburrido de permanecer en casa, Bai Luoyin salió a jugar baloncesto temprano en la mañana. En la tarde, fue a buscar a Yang Meng y se quedó en su casa por un tiempo. En la noche regresó justo cuando la cena era servida.

Cada domingo Tía Zhou hacía una gran mesa llena de deliciosa comida. Y para Bai Luoyin este era verdaderamente uno de sus más grandes placeres, y hoy no era la excepción. Rápidamente se lavó las manos y se sentó en la mesa. En este punto, su humor era extremadamente bueno mientras veía atentamente la mesa de delicias frente a él.

“¿Hoy tampoco viene Gu Hai?” preguntó Tía Zhou.

Bai Luoyin asintió. Justo cuando estaba por tomar sus palillos, una llamada llegó.

“Yin Zi, casi estoy en tu casa.”

La ansiedad de inmediato cayó sobre Bai Luoyin, rápidamente le respondió, “¿No te dije que no vinieras aquí?”

“¿Realmente estás en casa? ¿No dijiste que hoy ibas a casa de tu tío?”

El humor de Bai Luoyin dio un giro completo y se volvió bastante amargo, “Ellos no tenían comida, así que regresé a casa para comer. Después de terminar, iré para allá.”

“Entonces es el momento perfecto, solo quiero ir y verte rápidamente. Me iré justo después de lograr verte.”

Bai Luoyin quería decir algo más, pero Gu Hai ya había colgado.

Vio la mesa con deliciosos platillos, Bai Luoyin no pudo evitar preocuparse.

*/¿Cómo va a estar esto bien?/*

Bai Luoyin pensó, si Gu Hai viera esto, definitivamente pensará, ‘Es realmente apropiado que tu familia esté teniendo una abundante cena, con toda esa carne, ¿cuándo tan grande accidente acaba de pasar? ‘

“Tía, rápido. Llévese toda esta buena comida. Gu Hai dijo que quería venir aquí. Esto, esto, esto... ponga todo en el gabinete. Después de que Gu Hai se vaya, podemos comer de nuevo.”

Mientras decía esto, se llevó lejos un plato de carne.

Tía Zhou miró absorta a Bai Luoyin, se quedó sin palabras, “Yin Zi, ¿por qué te lo llevas? Es una fortuna que Da Hai esté aquí justo a esta hora, ah. ¡Incluso quería agregar más platillos!”

“¡Quiero comer carne!” chilló Meng Tong Tian, quien se encontraba sentado a un lado.

*/No hay tiempo para explicaciones. Si no quieren llevárselo, entonces lo haré yo mismo./*

Mientras estos pensamientos bailaron en su cabeza, rápidamente tomó otro pequeño plato con costillas de cerdo y fue a esconderlo.

Tía Zhou quedó aún más confundida, de inmediato miró a Bai Han Qi y preguntó, “¿Qué pasa con este chico?”

“No lo sé, ¿protegiendo la comida? ¿Quizás no quiere que Da Hai coma nada? No debería ir tan lejos,... ¿cierto?”

Bai Luoyin regresó y tomó dos bandejas más de platillos fritos. Antes de darse la vuelta para irse, les advirtió de nuevo, “Recuerden lo que les dije ese día. No revelen nada.”

La cara de Tía Zhou estaba llena con aún más confusión que antes.

Incapaz de mirar, Bai Han Qi palmeó el hombro de Tía Zhou, “Los niños de estos días están bajo mucha presión por estudiar, así que les gusta buscar algún tipo de diversión algunas veces. Solo déjalo hacer.”

Pronto, Bai Luoyin auxilió entonces al Abuelo Bai y la Abuela Bai de vuelta a su habitación. Un par de segundos después, arroz y otros deliciosos alimentos de inmediato les fue enviado.

Atraído por el olor de la comida, Meng Tong Tian no puedo evitar dirigirse al cuarto de sus abuelos y negarse a salir.

Mientras esperaban la llegada de Gu Hai, el comedor se encontraba infiltrado con un ambiente deprimente y sombrío. Solo Bai Luoyin, Bai Han Qi y Tía Zhou, los tres sentados, rodeaban la gran mesa. En ella había una cazuela de blancas gachas simples y dos pequeños platos de vegetales salteados.

Bai Han Qi estaba ligeramente avergonzado cuando saludó a Gu Hai mientras entraba a la casa, “Da Hai, ¿has venido?”

Gu Hai sonrió y asintió su cabeza.

Tía Zhou quien estaba a un lado, soltó un profundo suspiro. Era evidente que estaba bastante aturdida e este instante, “Da Hai, lo siento muchísimo. Finalmente viniste a visitarnos, y solo hay una cazuela de gachas sin nada mejor que servirte...”

Gu Hai consoló a Tía Zhou, “Tía, está bien. Las gachas que hace, huelen igual que deliciosa carne.”

La expresión de Tía Zhou se tensó al momento que sonreía avergonzada, “Este chico, tu boca aún está envuelta en dulzura.”

“No bromeo,” dijo Gu Hai en un tono bastante serio, “Realmente huele a carne.”

Bai Luoyin casi escupe las gachas de su boca.
---------

Los dos se sentaron afuera en el patio e intercambiaron algunas palabras. Al principio, Yin Zi pensó que la intención de Gu Hai al venir era para investigarlo. Pero después de un par de oraciones después, descubrió que realmente solo quería verlo. No retrasaba deliberadamente el tiempo ni husmeaba por la casa.

Era clara la forma en que sus ojos estaban sólidamente fijos y absortos por completo en Bai Luoyin, esa era toda su intención, no podía ser molestada en dirigirse a otra parte. Después de sentir que lo había visto lo suficiente, Gu Hai se preparó para irse.

Solo fue hasta que la sombra de Gu Hai se fue por la puerta que Bai Luoyin dejó salir un suspiro de alivio.

Cuando regresó a la cocina, miró a Tía Zhou y dijo, “Podemos regresar todos los platillos ahora.”

De pronto Bai Han Qi golpeó la nuca de Bai Luoyin, “Tú chico infantil, definitivamente no tienes ninguna buena intención.”

“Meng Tian aún está en el cuarto de la abuela. Lo llamaré” dijo Tía Zhou.

Bai Luoyin y Bai Han Qi procedieron a sacar la carne y los platillos con vegetales que estaban en sus compartimentos ocultos y los colocó uno a uno sobre la mesa del comedor.

Cuando Tía Zhou llegó al cuarto de la Abuela Bai, Meng Tong Tian no estaba a la vista. El Abuelo Bai lentamente dijo, “Hace un momento, ese niño vio a Gu Hai y fue tras él.”

Tía Zhou estaba consciente de que Meng Tong Tiang amaba estar pegado a Gu Hai como super pegamento, así que sin preguntar nada más, regresó a la mesa y se sentó a comer.

“¡Gu Hai-gege!” gritó Meng Tong Tian.

Gu Hai se dio la vuelta y al ver el pequeño cuerpo apresurándose hacia él como una flecha, rápidamente se puso de cuclillas y lo atrapó. En menos de un segundo, tomó la oportunidad para abrazarlo.

“Jeje...” Gu Hai sonrió y pellizcó la pequeña cara de Meng Tong Tian, “¿Cómo es que no te ví hace un momento?”

“Estuve todo este tiempo en la habitación del abuelo y la abuela.”

Traducción al español: Siboney69
Traducción al inglés: sae-han01 @ Wattpad / Tumblr

8 comentarios:

  1. Miles de gracias por traducir la novela :) fue una hermosa sorpresa encontrar tu blog<3

    ResponderEliminar
  2. aqui se viene lo bueno jijiji

    ResponderEliminar
  3. Aún tengo esperanzas en ti Gu Hai, aunque las acciones digan lo contrario, jajaja.
    Muy buen capítulo y muy divertido como los anteriores.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Oh por dios!!!😨😨😨
    Que pasara ahora que se entere que le sta mintiendo

    ResponderEliminar
  5. Wajajajja morí 😂😂😂 que pasara ahora??

    ResponderEliminar
  6. vaya que tremento lio tiene bly todo porque no quiere que lo follen jajajaj todo un dramon tan belllooo esta asustadito

    ResponderEliminar
  7. mi familia me ve raro esq me rio ,grito,asta lagrimas me sale con esta novela,adoro a estos dos me voy imaginando todo lo que va pasand0.


    graciad por traducirla

    ResponderEliminar