8 de junio de 2016

Capítulo 119: Angustia de medianoche

*El presente capítulo sucede después de la primera temporada de la web serie.*

Una vez que regresaron a casa, Bai Luoyin entró al baño para darse una ducha mientras que Gu Hai se sentó en el sofá. Se mantuvo imperturbable, fijó su mirada en la bandeja de fruta frente a él. Un racimo de uvas se presionaba entre sí. Después de que Bai Luoyin terminó de bañarse, salió solo para encontrar que Gu Hai seguía en la misma postura. Sin embargo, en sus manos había más de un platillo con fruta. Las uvas que alguna vez colgaron en orden, estaban todas, una por una, arrancadas de sus ramas. El jugo color morado fluía, cubriendo toda la bandeja.

¡Cuán asombrado estaba el listo Bai Luoyin! En solo unos segundos, pudo descifrar la línea de pensamientos de Gu Hai. En secreto maldijo al chico por pedir problemas, entonces abrió la puerta de la alcoba, listo para entrar.

“¡Regresa!”

Las manos de Gu Hai pegaron con fuerza en la mesa. Sus ojos hervían.

Los pasos de Bai Luoyin se detuvieron frente a la puerta mientras que sus ojos se dirigían a Gu Hai.

“Dame una explicación.”

La preocupación de la cual se refería Gu Hai no era ninguna otra que Bai Luoyin cargando a Shi Hui en su espalda, recolectando uvas.

“¿Qué hay que explicar? Estábamos saliendo en ese entonces. Es normal hacer ese tipo de cosas. ¿Qué tienes que decirme a mí? ¡Tú dormiste con Jin Lulu! Si lo pones de esa forma, ¿entonces no debería cortarte tu hombría, eh?”

Esta vez, Gu Hai fue quien se quedó sin palabras.

Para la hora en que Bai Luoyin se estrechó a sí mismo en la habitación y se metió entre las sabanas, ya pasaban de las 11:00 de la noche. Cerró sus ojos, el cansancio había consumido todo su ser. Repentinamente, un par de molestas piernas se estiraron hacia él, encimándose sobre las suyas y entonces descansado justo arriba él. Aquellas piernas se restregaron contras él, molestándolo. Continuó frotando hasta que su piel se entumeció. Eventualmente, no pudo soportarlo más y enojado lo regañó, “¡Déjame dormir en paz!”

Gu Hai puso su mano sobre la cabeza de Bai Luoyin y la giró hacia él. En la oscura noche, aquellos negros ojos estaban sumergidos en un brillante rayo de luz, que sin duda, habría asustado a cualquiera.

“¿No puedes hablarme de mejor forma?”

Bai Luoyin dirigió toda su fuerza hacia su mano y tomó el cuello de Gu Hai, “¿No te he estado hablando así?”

“Sí, simplemente continuas teniendo esta actitud conmigo.”

Gu Hai estaba cerca de destrozar la barbilla de Bai Luoyin.

“¿Con quién no tengo esta actitud, eh?” las cejas de Bai Luoyin se fruncieron.

“¡No tienes esa actitud con ella!”

Bai Luoyin ya sabía que Gu Hai buscaría problemas otra vez. Y aunque estaba mentalmente listo para ello, seguía inmensamente enojado por Gu Hai.

“¿Qué tipo de actitud ves que tengo hacia ella? Cuando estaba de pie y esperó fuera de clase, ¿fui a acompañarla? Cuando comí, ¿escogí comida para ella? O estás diciendo que cuando salió del coche, ¿la detuve para que no se fuera?”

Los ojos de Gu Hai estaban envueltos por los oscuros ojos de Bai Luoyin, antes de siquiera entrelazar cada silaba, “Si no hubiera estado ahí, definitivamente lo habrías hecho.”

Bai Luoyin estalló. Enfurecido le dio un puñetazo al pecho de Gu Hai.

“¡Lárgate de aquí de una jodida vez!”

“¿Me estás diciendo que me vaya?” el codo de Gu Hai presionaba con crueldad el vientre de Bai Luoyin.

Bai Luoyin pateó repetidas veces las pantorrillas de Gu Hai y gritó, “Sí, es correcto, ¡lárgate de puta vez, no quiero dormir con una persona irrazonable!”

Gu Hai sostuvo con fuerza el cuello de la camiseta de Bai Luoyin y tiró de él, preguntando, “¿No quieres dormir conmigo, así que quieres dormir con ella? ¿Quieres acostarte con ella, o no? Tú trasero de mierda, ¿quieres cogerla?”

La sangre en todo el cuerpo de Bai Luoyin hervía, haciendo que su presión arterial aumentara. Cada pisca de paciencia que alguna vez tuvo consigo se esfumó, su puño salió volando frente la cara de Gu Hai. Esta vez, la fuerza fue aún más intensa. Gu Hai pensó que su nariz y su corazón se sentían igual de lastimados.

*/Solo dije una oración sobre ella, y ¿tú realmente vas tan lejos como para usar tu fuerza? ¿Quién me había pegado antes a mí, a Gu Hai? Bai Luoyin, en toda mi vida, solo he sufrido bajo tu puño./*

La extraña forma de pensar de Gu Hai fue la consecuencia directa que provocó una pelea entre los dos. Se aferraron del cabello el uno al otro mientras que sus puños volaban entre ellos, con sus pies dando golpes por doquier. La cama fue deshecha, de arriba a abajo. Pelearon hasta que ambos cayeron y alcanzaron el suelo, entonces siguieron enfrentándose

En realidad, no estaban completamente dispuestos a pelear. Comparando, las manos de Bai Luoyin contenían un poco más de fuerza en ellas; un poco más contundente. La razón de ser era debido a la extremadamente ruda y sarcástica boca de Gu Hai. Si no hubiera dicho nada, quizás Bai Luoyin simplemente lo habría golpeado algunas veces, y entonces eventualmente se detendría. Pero desafortunadamente, Gu Hai lo provocaba incesantemente.

Al final, Bai Luoyin que estaba profundamente enojado de vergüenza, dejó que su pie golpeara justo en la entrepierna de Gu Hai.

Esa última patada dejó a Gu Hai completamente decepcionado. Sus ojos no veían nada más que rojo, se puso de pie, se giró y caminó hasta la puerta.

El pecho de Bai Luoyin se contrajo. Rápidamente se levantó y sostuvo a Gu Hai.

“Déjame.” dijo Gu Hai con monótona frialdad.

Incapaz de dar vuelta atrás, Bai Luoyin se aferró a Gu Hai por el cuello de su camiseta y lo empujó con toda su fuerza, arrastrándolo hasta la cama.

Después de subirlo en la cama, presión todo su cuerpo contra el de Gu Hai. Con ambas manos, sin vacilación, sostuvo el hombro de Gu Hai. Respirando con dificultad la mente de Bai Luoyin estaba perdida en un estado de confusión, viendo hacia abajo. Las gotas de sudor en su frente caían una tras otra, cada una sobre el pecho desnudo de Gu Hai.

Sus miradas se cruzaron y con ellas intensamente fijas el uno con el otro, ninguno pronuncio una sola palabra.

Después de un largo periodo de silencio, Bai Luoyin súbitamente bajó su cabeza, liberando su fuerza en la parte baja de su cuerpo. Se dejó recostar sobre él mientras que su cabeza se acurrucaba justo en la clavícula de Gu Hai. Todo el sudor de su rostro estaba en el lado izquierdo del pecho de Gu Hai, empapándolo. Su cabello estaba disperso en la oreja de Gu Hai, jugando con él.

Su respiración era un áspero murmullo en sus oídos, y sus latidos, tan acelerados, se dirigían al mismo lugar.

“Gu Hai, en tu corazón, yo, Bai Luoyin, ¿soy tan despreciable?”

En ese instante, el rígido cuerpo de Gu Hai cedió un poco. En realidad, cuando Bai Luoyin lo sujetó, su corazón ya se había derretido en un gran charco de agua.

En el instante en que escuchó una ligera queja en la pregunta de Bai Luoyin, aquel enojo que había mantenido con él hace un minuto, se había ido en un segundo, y ya había volado a algún otro lugar. Sus grandes manos gentilmente acarició el cabello de Bai Luoyin, masajeándolo antes de responder débilmente, “No.”

“Entonces ¿por qué estás siendo tan terco?”

Gu Hai dijo con sinceridad, “No lo sé.”

“Entonces, ten un poco de confianza en mí, ¿está bien?”

Gu Hai no respondió ya que había sellado los labios de Bai Luoyin con los suyos. Pudo sentir la sinceridad de Bai Luoyin mientras sus bocas se buscaban mutuamente y seguían uniéndose.

A decir verdad, creía en Bai Luoyin incondicionalmente, creía en su actitud, creía en su conducta, creía que su propia intuición no era pobre tampoco. Pero... entonces ¿por qué era atormentado por ello? El mismo podía decir claramente la razón. Quizás todo ello fue por la seguridad de ser indiferente a la razón.

Media hora después, como si nada hubiera pasado, tomaron su colcha del suelo y sin vergüenza se abrazaron hasta quedar dormidos.

Al día siguiente, después de que la clase de estudio independiente terminó, Bai Luoyin rápidamente se dirigió al salón de Yang Meng.

Yang Meng estaba gratamente sorprendido cuando salió para dirigirse hacia Bai Luoyin y enseguida le palmeó el hombro, viéndolo intrigado con aquellos ojos burlones, preguntó “Será posible... ¿cómo es que me estás buscando?”

Bai Luoyin empujó a Yang Meng a una esquina y comenzó a interrogarlo, “¿Le diste a Shi Hui mi número de teléfono?”

Yang Meng se detuvo un segundo antes de preguntarle en respuesta, “¿Por qué de pronto me preguntas esto?”

Con solo escuchar esto, las sospechas de Bai Luoyin fueron más o menos respondidas. Miró a Yang Meng y lo golpeó tres veces en la cabeza.

“Tú maldito... ¡ella regreso!”

“¿No puede ser?” Yang Meng estaba extremadamente temeroso... “¿Ella... ella... ella en verdad regresó?”

Los ojos de Bai Luoyin se oscurecieron cuando lo reprendió con indignación, “Esto es por todas tus buenas acciones.”

“Mierda, Yin Zi, ¡eres tan genial! Con solo una llamada, hiciste que regresara. ¡Tu talento no es poca cosa!” Yang Meng animadamente palmeó el hombro de Bai Luoyin, “Dime, ¿viniste a agradecérmelo?”

“¡Debería agradecerle a tu maldita abuela!” Bai Luoyin maldijo entre dientes, echando humo de enojo.

Con una traviesa sonrisa abarcando todo su rostro, Yang Meng continuó diciendo, “No pretendas, ¿en realidad estas muy feliz, eh?”

Bai Luoyin tomó una gran bocanada y suspiró. Dio la vuelta, listo para irse.

Solo entonces Yang Meng se dio cuenta de que el estado de Bai Luoyin era realmente de disgusto. Lo persiguió y le explicó, “De hecho, no quería decirle, pero persistió rogándome. Tú ya sabes que soy de corazón blando. Y no ayudó que ella estuviera del otro lado llorando tan miserablemente. ¡Cómo podía ser yo tan insensible!”

Bai Luoyin dejó escapar un largo suspiro antes de detenerlo y preguntarle, “¿De qué hablaste con ella?”

“No le dije mucho. Ella me preguntó cómo te había ido últimamente, así que le dije con honestidad. Oh es cierto, especialmente mencioné tu nuevo estatus como hijastro del Mayor General Gu. Je je je...”

Toda la cara de Bai Luoyin se puso verde. El traidor estaba justo a su lado, sin miedo a la muerte, sin temor siguió implorando, “Yin Zi, a decir verdad, ustedes se pueden reconciliar. Ya que ella regresó por ti, deberías pensar en eso un poco, definitivamente se quedará. Cuando ustedes rompieron, ¿no fue por la distancia? Pero ahora que ella está de vuelta y la distancia ya no es ningún problema. ¿Por qué no aprovechas la oportunidad, eh?”

“No rompimos por la distancia. Fue porque nunca fuimos el uno para el otro.”

“¿Qué es lo que no te hace ser el correcto?” Los ojos de Yang Meng centelleaban. “¿Por la diferencia económica con tu familia? ¡Ahora no hay ninguna! Su papá puede ser un funcionario del gobierno, ¡pero el estatus de tu padrastro es aún mayor que el de ella!”

Bai Luoyin estiró una de sus manos, “Es suficiente, no digas más.”

Levantó sus talones y se fue.

Después de regresar a su salón, el celular de su mochila comenzó a vibrar. Lo sacó, solo un mensaje aparecía en la pantalla. Era de Shi Hui.

“¿Tienes tiempo libre mañana en la tarde? Sal y platica conmigo, me iré en algunos días.”

Bai Luoyin no se dio cuenta de que esto directamente le creaba incertidumbre a la persona detrás de él.

“Regrésamelo.”

Con solo un vistazo al mensaje, el corazón de Gu Hai se congeló. */¡Tú, tipo despreciablemente astuto! Deliberadamente me lanzas este difícil problema. Si no respondo a esto, es que no confío en ti. Si lo hago, intencionalmente estaré haciéndome las cosas difíciles./*

“¿Debería contestarle?” preguntó Bai Luoyin.

Gu Hai dudó un poco antes de preguntar, “¿Quieres ir?”

Bai Luoyin dijo con honestidad, “Quiero ir.”

Gu Hai se rió hasta que su cara se entumeció, “Entonces ve, no dejes que tus buenas intenciones se arruinen.”

Bai Luoyin sonrió levemente, “Entonces regresa primero.”

Gu Hai nunca pensó que el solo escribir las palabras ‘está bien’ en el celular, sería una prueba tan difícil. Este tipo de sentimiento, era exactamente el mismo que enviar a un hijo al campo de batallas. Pero lo más importante, sería el mismo, estaría vivo o no, esperando a que regresara.

Después de enviar el mensaje, Gu Hai le devolvió su teléfono a Bai Luoyin.

Entonces, desde la comisura de sus labios apretados, arrojó, “Creo en ti incondicionalmente.”

Las esquinas de la boca de Bai Luoyin se animaron, “Gracias.”

Traducción al español: Siboney69
Traducción al inglés: sae-han01 @ Wattpad / Tumblr

9 comentarios:

  1. Muy buena la traduccion, y muy bueno tu trabajo

    ResponderEliminar
  2. Ohhhh siiii Gu Hai y Bai Los Yin q pelea y después se van de arrumaco!
    Por q?????......la serie ya no continua!!!....igual me los imagine a ambos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te imaginas como seria esta escena?!!! *O*!!!
      Mi parte favorita es como BLY lo arrastra de vuelta a la cama, me encantó que no lo dejara irse así como así <3!

      Eliminar
    2. hubiera sido fantástico *-* T-T nunca los olvidaré, eso chicos siempre estarán en mi mente cada vez que lea

      Eliminar
  3. Cuando podré leer el siguiente capítulo? Estoy tan entusiasmado jaja
    Saludos desde Ecuador
    .

    ResponderEliminar
  4. Holaaa, Esto lo Escribes Tu?? o lo viste en alguna parte??, _Pd Muy Bueno toodo :D

    ResponderEliminar
  5. Wou, q emoción, amo esta serie,

    ResponderEliminar