8 de junio de 2016

Capítulo 62: El puesto de Tía Zhou es destruido

Después de tomar el desayuno, los dos hombres se miraron el uno al otro, decidiendo de quién sería el turno para pagar la comida de hoy.

“Yo pago.” Bai Luoyin escarbó en su bolsillo, “¿Eh? Definitivamente puse algo de dinero ayer, ¿cómo es que no está aquí?”

“Si no quieres pagar, entonces solo dilo directamente.” Gu Hai respondió sarcásticamente, entonces se levantó y fue a pagar.

En realidad, había sido Gu Hai quien anoche secretamente había sacado el dinero de los bolsillos del pantalón de Bai Luoyin.

Tía Zhou estaba en medio de freír una tira de pan, val ver a Gu Hai dirigirse a la caja de papel para pagar, ella se apresuró a detenerlo, “Aiyo, ustedes dos no necesitan pagar.”

“Tía, no tiene porque ser tan cortés con nosotros.”

Los dos acababan de levantarse e irse cuando de pronto un coche del orden gubernamental se detuvo junto a la acera, después de que cuatro o cinco hombres bajaron, todos ellos llevando consigo armas en sus manos y portando caras amenazantes, se dirigieron directo al puesto de desayunos.

“¡No te vayas aún!”Bai Luoyin tiró de la bicicleta de Gu Hai.

Después de que los cinco oficiales gubernamentales llegaron, sin decir nada, destrozaron la estufa, tiraron la tarima, y la gran olla con cucharón. Cuando los varios clientes que seguían comiendo su desayuno vieron la situación, todos ellos empacaron sus pertenencias y se apresuraron a irse. El asunto pasó casi en un instante, todas las personas del lugar reaccionaron, pero el piso estaba hecho un completo desastre.

Un oficial con el cabello a rape y cejas sesgadas[1], asumió una actitud similar a la de un gánster. En cuanto vio que la freidora seguía de pie, no se preocupó si cerca había personas o no, ferozmente la pateó, y todo el aceite hirviendo se derramó directamente hacia Tía Zhou.

“¡Tía!” gritó Bai Luoyin, abruptamente se apresuró, queriendo tirar del agarre de la freidora, pero fue retenido por Gu Hai, vio el aceite hirviendo salpicado sobre la pierna de Tia Zhou.

Los ojos de Tía Zhou se abrieron inmensamente, la esquina de su boca se torció, su cuerpo de inmediato cayó al suelo y se gimió mientras se sostenía la pierna con fuerza.

“¿Qué quieren ustedes?” gritó Bai Luoyin.

El oficial de cabello cortó respondió con desdén, “¿Que qué queremos? ¡A esto se le llama aplicación de la ley!”

“Si quieres hacer cumplir la ley entonces háganlo, ¿por qué demonios tienen que destrozar las cosas de aquí?” la cara de Bai Luoyin se oscureció.

El ayudante del oficial entonces mostró una expresión cruel, la cual parecía bastante violenta, y señaló con su dedo al joven.

“¿Preguntas porqué rompimos las cosas de aquí?” El oficial de cabello corto dio un pisotón al suelo, haciendo que los termos de a un lado se hicieran añicos, “Yo no estoy rompiendo cosas, es esta apestosa mujer quien no quiere moverse.”

Tía Zhou seguía sentada en el piso, llorando inmensamente, la mano de Bai Luoyin continuaba temblando incontrolablemente, su fiera y severa mirada se enfocaba en cada pulgada del cuerpo del oficial. Dio un largo paso y se apresuró a avanzar, pero Gu Hai lo jaló hacia atrás una vez más, los ojos de Bai Luoyin enrojecieron mientras miraba a Gu Hai, “¡Déjame ir!”

Gu Hai estaba excepcionalmente tranquilo, sujetó con firmeza la mano de Bai Luoyin, y pronunció cada palabra por separado[2], “Ve y ayuda primero a Tía Zhou, confía en mí, solo necesitas recordar sus rostros con claridad.”

Tía Zhou lloraba roncamente, su pie derecho estaba lastimado ya que seguía agitándose. Había una gran cantidad de ruidosos espectadores, sin embargo ninguno se atrevía a dar un paso al frente para ayudarla. Los oficiales continuaron destruyendo las cosas, aquellas mesas pasadas de moda fueron hechas pedazos, las piernas de las sillas y los asientos fueron separados, e incluso el dinero en la caja de papel cayó al suelo. Con su miedo y ansiedad, Tía Zhou se apresuró a recoger las monedas, sin embargo dejó los billetes más grandes y dejó que el oficial los tomara.

Tanto tormento, el dinero duramente ganado por muchos meses fue arrebatado, estas cosas podrían tener poco valor, ya que en primer lugar este tipo de pequeño negocio no podía ganar mucho dinero. Por otra parte, Tía Zhou era una persona honesta. Olvídense de ahorrar un poco de dinero, incluso comprar las cosas necesarias costaría toda su fortuna.

Tía Zhou fue testigo del desastre en el piso, la vacía caja de papel, y por otra parte, el intenso dolor en su pierna no disminuía, entonces lo único que le quedaba era sus lágrimas, fluyendo silenciosamente.

Gu Hai cargó a Tía Zhou en su espalda, Bai Luoyin fue a casa para contarle a Bai Han Qi lo sucedido, quien tenía la intención de llevar de inmediato a Tía Zhou al hospital.

“Ustedes vayan a la escuela, puedo manejar esto solo.” Bai Han Qi instó a Bai Luoyin y Gu Hai, “No hay problema, no necesitan preocuparse. Rápido, vayan, no gasten su tiempo de estudio.”

“Papá, también quiero ir.” Los ojos de Bai Luoyin mostraban profunda preocupación.

“¡Escúchame!” La cara de Bai Han Qi era terriblemente seria.

Tía Zhou, con su cara incolora y con una ronca voz persuadió a Bai Luoyin, “La Tía está bien ahora, deben apresurarse e ir a la escuela.”

Bai Luoyin no se había movido aún, miraba fijamente a Bai Han Qi montado en su triciclo eléctrico, llevando consigo a la pálida y desolada Tía Zhou.

Después de permanecer en silencio por largo tiempo, de pronto Bai Luoyin le asestó un fuerte puñetazo al estómago de Gu Hai, “¡No puedo tolerar este tipo de injusticia!”

Gu Hai se mantuvo firme, su cintura no se había doblado en absoluto.

Al ver a Gu Hai resistir el dolor sin quejas ni resentimiento, quien a su vez lo miraba con una cara llena de compasión, su corazón comenzó a calmarse, el restante enojo en sus ojos también fue atenuándose poco a poco.

Cuando Gu Hai se encontró con la expresión de Bai Luoyin en ese preciso momento, una angustia[3] que nunca antes había sentido invadió su corazón, prefería ser pateado por Bai Luoyin, incluso abusado por sus insultos, pero realmente no quería verlo de esta forma.

“Se que tienes un fuerte sentido de justicia, pero necesitas usar una estrategia distinta para lidiar con distintas personas.”

Bai Luoyin apretó su puño y dijo, “Es que simplemente no puedo soportar este tipo de injusticia.”

“Bien, bien.” Gu Hai habló con suavidad, “Aún recuerdas sus caras, ¿cierto? Relájate, no podrán escapar.”

Bai Luoyin resopló con frialdad, “Está claro que lo que hicieron fue intimidación, el puesto estaba allí, cerca de la entrada de un callejón, ¿los ojos de quién pudo ofender? Usualmente, no hay ni sombra de oficiales, y sin embargo, hoy causan todos esos estragos sin ninguna advertencia... ”

El brazo de Gu Hai rodeó el hombro de Bai Luoyin, persuadiéndolo mientras le daba palmadas en la espada, “No te rebajes a su mismo nivel.”

Bai Luoyin empujó a un lado a Gu Hai, hubo un sutil cambio en sus ojos, “Se quien hizo esto.”

“No vayas a buscarla.” Gu Hai sostuvo la mano de Bai Luoyin con firmeza, “Escúchame, ¡no vayas a buscarla!”
-----------

N/T: [1] Un oficial con el cabello a rape y cejas sesgadas: CJD escribió que el oficial tenía八字 眉 (bāzìméi), esto significa que esta era la forma de las cejas八. El cabello a rape se refiere al cabello corto.
[2] pronunció cada palabra por separado: CJD escribió 字一顿地说, lo cual significa literalmente hablar haciendo pausas.
[3] Angustia: CDJ escribió心疼, lo cual significa ‘pena, tristeza’; pero también puede ser interpretado como ‘sentir pena por la persona que amamos profundamente, de esa forma心疼 también puede significar ‘querer profundamente’.

Traducción al español: Siboney69
Traducción al inglés: grantye @ Wattpad

No hay comentarios.:

Publicar un comentario