23 de julio de 2016

Capítulo 138: El general viene a saludar

*El presente capítulo ocurre después de la primera temporada de la web serie.*

Al final, ¿quién debía abrir la puerta?

Los dos se miraron el uno al otro, ninguno se movió ni pronunció una sola palabra, el silencio inundó la habitación.

Bai Luoyin acababa de ponerse la medicina y lo que era peor, aún tenía que ponerse su pantalón. Por otra parte, Gu Hai cargaba las lesiones que había estado soportando todo el tiempo. E incluso cuando caminaba, parecía como si estuviese siendo torturado.

Finalmente, con el ceño fruncido, exponiendo el dolor que residía en su interior, Gu Hai apretó los dientes y enderezó su cuerpo.

“Yo iré.”

Bai Luoyin jaló hacia abajo a Gu Hai, presionando con fuerza en un esfuerzo de detenerlo, “Yo iré, se bueno y acuéstate. No te muevas.”

“Estás haciendo esto a propósito. Quieres que se rían de mi cuando me vean así, ¿no es cierto? ”, replicó Gu Hai. Una de sus cejas se elevó en sospecha mientras que sus ojos se volvían más vigilantes al mirar fijamente dentro del par de ojos color tierra de Bai Luoyin.

“Ahora, tú y yo estamos atados al mismo bote[*]. Ya sea que nos hundamos o nademos, pasará juntos. Si fuera a decirles la verdad, ¿no estaría arrastrándome al fondo? Usa ese dañado trasero tuyo y piensa en ello por un segundo.”

“Tú....” con odio, Gu Hai usó la cobija para cubrirse a sí mismo.

Bai Luoyin sostuvo suavemente su cintura mientras seguía soportando en silencio el dolor. Poco dispuesto se levantó, miró la puerta del frente y se movió hacia ella. Con cada pequeño paso que daba, el timbre seguía sonando en un tono interminable, como si se burlara de él, desafiándolo a que apresurara su paso. Sin ser afectado por él, tranquilamente llegó a la puerta principal. Dio dos profundas respiraciones, entonces de inmediato enderezó su cintura y espalda. En menos de un segundo, exhaló, forzando una expresión relajada en su propio rostro y abrió la puerta.

“¿Vinieron?”

Zhou Shi Hu estaba bastante sorprendido cuando vio a la persona que abrió la puerta. De pronto, por un momento golpeó a Bai Luoyin en el hombro. La fuerza en su mano era bastante fuerte, casi haciendo que el chico con dolor se estrellara contra el piso.

“Jajaja... Yin Zi, ¿también estás aquí?”

Li Shuo estaba bastante desconcertado. Hace unos días, el joven maestro incluso les había prohibido que mencionaran la existencia de esta persona. */¿Cómo es que en tan poco tiempo, ellos ya están viviendo juntos otra vez?/*

“¿En dónde está Da Hai?”, preguntó Li Shuo.

Con mucha dificultad, Bai Luoyin forzó una sonrisa en la superficie de su rostro, pero internamente formó un gesto poco amigable hacia los invitados no deseados.

“En el dormitorio.”

“No puede ser, ¿aún no se ha levantado?”

Los dos platicaban mientras se dirigían hacia la alcoba.

Bai Luoyin deliberadamente caminó detrás de ellos, tan pronto como dieron la vuelta y sus miradas se alejaron de él, este de inmediato dobló su espalda al frente, su mano sujetaba firmemente su cintura, se mordía el labio y hacía una mueca por el insoportable dolor que una vez más se expandía por todo su cuerpo.

Cada vez que movían su cabeza a un lado o giraban para echarle un vistazo, Bai Luoyin enderezaba su espalda y cintura, permitiendo que su expresión indiferente se volviera visible nuevamente, como si nada pasara.

“Da Hai, eres realmente flojo. Ya es tan tarde ¿y tú aún no te has levantado?” dijo Li Shuo, hablando y riendo al mismo tiempo, y en poco tiempo, miró en dirección al trasero de Gu Hai. En un abrir y cerrar de ojos, su mano levemente se elevó y lo golpeó repentinamente.

Las venas en el cuello de Gu Hai se engrandecieron, creando pequeños valles a lo largo de la suavidad de su piel, se veía como si fueran a estallar. Su respiración se volvió pesada, respiraba y exhalaba, la dificultad era bastante obvia y lo hacía aún más evidente por el sonido de su voz. Afortunadamente, había una cobija aislando el sonido que escapó de sus labios, ocultándolo de los demás. Si no, incluso si intentaba pretender, no habría sido capaz.

Bai Luoyin estaba de pie a un lado, riendo con disimulo hasta que su lesión dolió aún más. Por un parte, sentía que había sido extremadamente gracioso, pero por otra, se sentía muy mal por Gu Hai. Aquellas emociones contradictorias le hicieron sentirse aún peor.

Después de un tiempo, cuando vio que Gu Hai no había respondido en absoluto, Zhou Shi Hu miró a Bai Luoyin y preguntó, “¿Qué pasa con Da Hai?”

Bai Luoyin solo pudo balbucear algunas palabras sin sentido, “Se torció el tobillo.”

“¿Se torció el tobillo?” inquirió Li Shuo con un tono más bien indiferente y una expresión poco impresionada, “No puede ser. Da Hai se ha fracturó antes el brazo y ni siquiera reaccionó a eso. Incluso jugó a la pelota con nosotros... y ahora, ¿necesita estar acostado por que se torció el tobillo?”

“¡Es cierto!” replicó Zhou Shi Hu mientras daba unos pasos al frente y arrancaba la cobija. Jaló una de las piernas de Gu Hai y preguntó en voz alta, “¿Es esta pierna?”

Con solo un tirón, se formó una brecha bastante amplia entre los dos pies que eran separados por sus piernas. Uno solo puede imaginar el dolor que estaba sufriendo Gu Hai.

“¿Esta no es la pierna? Entonces ¿es esta?”

Dicho esto, jaló la otra.

Con forme el dolor recorría la punta de sus dedos de los pies hasta el interior de sus muslos, Gu Hai no pudo evitar rugir.

“¡Deja de jalar de una puta vez!” Su voz, un sonoro rugido que helaba la sangre, creó un repentino frío en la habitación.

Bai Luoyin seguía a un lado. Aunque sentía pena por él, al mismo tiempo, de nuevo tenía ganas de reír. Entonces cuando lo pensó otra vez, si fuese a reír en este momento, en este tipo de situación, su conciencia seguramente lo patearía más tarde. Por lo tanto, como resultado, optó por simplemente aguantar la risa, sosteniéndola hasta que incluso la raíz de sus dientes dolía.

Li Shuo y Zhou Shi Hu observaron de cerca la reacción sin pretensión de Gu Hai, se veía como si realmente no estuviera fingiendo, de inmediato se agacharon a su lado. Parecían particularmente preocupados en saber sobre la salud de su amigo.

“Da Hai, normalmente eres bastante resistente. ¿Por qué haces tanto escándalo por un esguince en el tobillo?”

“Es cierto. ¿No estuviste nadando en el agua helada en el crudo invierno hace poco? Te has entrenado por tanto tiempo, por qué es que mientras más entrenas, ¿peor te encuentras?”

“Exactamente ¿cuál de tus pies es el de la torcedura? Hace un momento te sujeté por bastante tiempo ¡y sigo sin encontrar cual tobillo está hinchado!”

“Da Hai, ¿puedes darte la vuelta? Incluso con tu tobillo lastimado no significa que tengas que hablarnos acostado boca abajo, ¿cierto?”

“Cierto, cierto, cierto, siéntate. ¿No estás cansado y con dolor por mantenerte acostado de esa forma todo el día?”

El sombrío y siniestro rostro de Gu Hai se giró hacia las dos ruidosas personas y poco después, débilmente respondió.

“¡Largo!”

Li Shuo no se tomó a pecho las palabras de Gu Hai ya que empujó a Zhou Shi Hu.

“Oye, sostén a Da Hai y ayúdalo a levantarse, así puede sentarse derecho. No puede usar su pie, por lo que no es capaz de apoyarse a si mismo.”

Zhou Shi Hu se levantó de su posición, adoptando una postura como si significara dar un paso al frente.

Gu Hai gritó en enojo, “Mierda, manténganse alejados de mi. ¡Reto a cualquier a intentarlo y tocarme!”

Los dos se quedaron rígidos, con todos sus movimientos congelados. Rápidamente intercambiaron miradas.

*/Parece que Gu Hai está muy enojado. Podría ser que... ¿solo somos nosotros quienes no quiere que lo toquen?/*

“Qué tal esto...” Li Shuo se dio la vuelta, mantenía una cara pintada con un gran sentimiento de empatía, “Yin Zi, ayuda a Da Hai a que se incorpore.”

De hecho, Bai Luoyin estaba en medio, viendo, escuchando y disfrutando un poco el sonido del animado ruido y emoción, pero en el momento en que escuchó aquellas palabras dirigidas hacia él, todo su cuerpo se quedó petrificado.

“¿Qué pasa?” preguntó Zhou Shi Hui al empujar a Bai Luoyin hacia la cama, “¡Apresúrate un poco! Él está dispuesto a dejarte que lo toques.”

Aquel empujón casi hace que Bai Luoyin diese una voltereta.

“¿Es que definitivamente tiene que sentarse?” Bai Luoyin se encontró a su mismo en un predicamento bastante difícil, la angustia barría su rostro.

“Por supuesto. ¡Podemos ver lo difícil que es para él acostarse así boca abajo!”

Si este tipo de situación sucediera en cualquier otro momento, quizás Bai Luoyin no se habría preocupado mucho por este chico y simplemente ya habría hecho lo que fuera. Pero, el punto más crucial de ahora era que ¡ya tenía una conciencia culpable! Las personas, mientras más culpables se sientan, más pretenderán ser seguros de sí mismos, y se volverán aún más temerosos de que las personas vean a través de sus engaños. Así que por ahora, incluso si sus dientes se rompían en pedazos, ¡tenía que tragarse la culpa! Mientras más difícil era la prueba, más esfuerzo necesitaba para ejercerla con el fin de completarla.

¡Estas son sin duda las dificultades de un hombre! Si fuese una niña pequeña, todo lo que tenía que hacer era llorar infinitamente y habría terminado.

En cuanto Bai Luoyin caminó al lado de Gu Hai, este de inmediato giró su cabeza a un lado y lo miró.

En ese momento, Bai Luoyin, con todo su corazón, deseó que Gu Hai lo maldijera también, así el podría darse la vuelta e irse. Entonces, no habría ningún asunto por el cual quedarse por más tiempo en la habitación.

Pero, hace un momento, Gu Hai lo había atrapado aguantando la risa, por lo que ahora, estaba acostado ahí siendo bastante obediente. Si Bai Luoyin quería ayudarlo a sentarse, él no se opondría ni se resistiría, ni un poco. Miraba a Bai Luoyin de esta forma, esperando a que se acercara y lo levantara.

*/Eres tan cruel.../* Los labios de Bai Luoyin se curvaron en distintas formas mientras pronunciaba esas palabras en silencio para Gu Hai.

Gu Hai pretendió no haber visto sus gestos y deliberadamente relajó su cuerpo para entonces usar toda su fuerza y adherirse en el brazo de Bai Luoyin.

*/Está bien, me estás castigando malditamente a propósito, ¿no es así? Entonces voy a malditamente ayudarte de verdad. Quiero ver, ¡será más doloroso si te levantó o será más insoportable si te sientas en la cama!/*

Li Shuo y Zhou Shi Hu estaban a un lado observando. Mientras más veían, más confusos quedaban.

*/No es nada más que ayudar a levantarse a alguien... ¿realmente es necesario poner tanto esfuerzo? Sin mencionar la cantidad de tiempo que ya desperdiciaron antes de realizar sus movimientos... ¿no es esta forma de hacerlo demasiado difícil?/*

Bai Luoyin metió ambos brazos bajo las axilas de Gu Hai. Inclinó su cintura al frente e incesantemente dirigió toda su fuerza hacia sus brazos. Pulgada a pulgada, levantó la parte superior de la espalda de Gu Hai.

Al principio, Gu Hai no quería cooperar con él, pero después, sintió que era insoportable el sufrimiento por este tipo de dolorosa acción, por lo que como consecuencia, no tuvo otra opción más que colaborar.

Ambos se veía como dos viejos bueyes de una granja ya que persistentemente jadeaban y tomaban bocanadas de aire al unisonó, hasta que sus rostros eran ahogados en tonos púrpura.

“Yo creo que la enfermedad de Da Hai no es un asunto menor”, dijo Li Shuo una vez que se movió más cerca de la oreja de Zhou Shi Hu.

Zhou Shi Hu mostró un aire de aprobación a esta declaración. “Si no es manejada apropiadamente, hay una posibilidad de que se haya fracturado o se haya roto los huesos.”

“Entonces ¿por qué no ha ido al hospital?”

“Te has olvidado, siempre que se enferma, le gusta llevar su propia carga. Ha sido así desde niño.”

Finalmente, después de un tiempo considerable, ¡Gu Hai se incorporó!

Bai Luoyin, como si se hubiese liberado de esta carga, enderezó su cintura y a escondidas limpió las gotas de sudor que se habían formado con frialdad sobe su frente caliente. Entonces miró a Li Shuo y a Zhou Shi Hu con una expresión que solo una victoria o reto podrían producir.

“Entonces, nos iremos primero.”

Bai Luo Yin, "........."

Un par de fieros ojos rojos se hicieron paso hasta Li Shuo y Zhou Shi Hu, parecía como si fuesen a perforar sus almas.

“¿No querían que me sentara para así poder conversar con ustedes?”

“Podemos ver que no es conveniente para ti, así que encontremos otro día.”

Si no fuese porque Gu Hai no podía moverse libremente, ya habría salido de la cama y los habría golpeado dos mil veces en el rostro.

*/¿Por qué no lo dijeron antes? ¡¡¡¿Por qué demonios no lo dijeron antes?!!!/*
----------

En la tarde, Bai Luoyin ordenó dos sets para llevar. Uno era un platillo vegetariano particularmente sencillo. Con solo una mirada, uno podía adivinar fácilmente que era insípido. El otro era un plato de carne especialmente fragante, y con un solo vistazo, uno podía rejuvenecer con abundante energía.

Gu Hai solo pudo oler el aroma seductor que se había impregnado de la carne. Como si se mofara de él, flotaba en su dirección a gran velocidad. Una vez más, miró su plato de gachas cubierto con espinacas, que le devolvía la mirada. No pudo evitar preguntar, “¿Solo puedo comer esto?”

Con la comisura de su boca ligeramente brillante, Bai Luoyin le respondió, “No puedes comer nada grasoso porque fácilmente puedes sufrir de excesivo calor interno.[2]”

*/Entonces, no te sientes y comas con avidez frente a mí. ¡A propósito haces que se me haga agua la boca!/*

El corazón, una vez palpitando con balance en el pecho de Gu Hai, se volvió inestable.

“Cundo estuviste herido, te acompañé por cuatro días, solo tomé fluidos intravenosos. Y ni siquiera toqué nada más.”

“Yo no puedo hacerlo como tú.” Bai Luoyin usó sus sientes para desgarrar el trozo de carne que sostenía en la mano, tomando un bocado y procediendo a masticarlo con gran apetito.

“Tú ya pasaste por ello. Así que no puedo pasar por eso de nuevo. Cuando llegue el momento, ¿quién cuidará de ti, eh?”

Qué hermosa excusa.

Gu Hai quería reír y llorar al mismo tiempo.

Bai Luoyin vio que la comida frente a Gu Hai ni siquiera había sido tocada aún, por lo que preguntó, “¿No quieres comer?”

Gu Hai no dijo nada y permaneció en silencio.

Bai Luoyin entonces tomó el tazón de la mano de Gu Hai, sujetó la cuchara que estaba colocada rígidamente a un lado. Dio una cucharada a las gachas y la colocó junto a la boca de Gu Hai.

Una sonrisa apareció en los ojos de Gu Hai, mientras reía débilmente y miraba la atractiva cara de Bai Luoyin. Un segundo después, preguntó a propósito en un tono de voz bastante formal, “¿Qué hace?”[3]

Bai Luoyin fríamente le lanzó una mirada a Gu Hai, débilmente dijo, “Abre la boca.”

Gu Hai obedientemente abrió la boca con anticipación. Una cucharada de gachas, tan insípida y simple, de inmediato se convirtió en una maravillosa delicia una vez que entró en su cavidad.

Los dos comieron juntos, un bocado para ti y uno para mí. Comieron hasta que su energía se esparció apropiadamente por todo su, alguna vez, débil cuerpo.

De pronto, hubo un golpe en la puerta.

Bai Luoyin giró en dirección al sonido y vio a dos altas y robustas siluetas estaban de pie en la puerta principal.

Por un lado estaba Gu Wei Ting, con aquella no enfadada, y sin embargo, severa y seria expresión facial. Y la otra persona era el rostro del cuidadoso y sonriente guardaespaldas.

El tazón de gachas en su mano estuvo cerca de estrellarse sobre la cama mientras los veía.

Hace un momento, cuando había ido a recoger lo pedidos se había olvidado de cerrar la puerta...

Los cuatro se negaron a moverse de su posición ya que siguieron plantados al suelo.

Finalmente, fue el guardaespaldas quien sonrió y comenzó a hablar primero, “¿Podemos entrar?”

Sin entusiasmo Gu Hai dijo, “Entren.”

Gu Wei Ting entró primero a la habitación. Su expresión era bastante seria, pero sus ojos estaban llenos de una profunda preocupación mientras oscilaban hacia su hijo. El guardaespaldas lo siguió de cerca, con una gentil y cálida sonrisa adornando sus labios todo el tiempo.

“Xiao Hai, el General escuchó que estabas enfermo, y se apresuró a venir aquí especialmente para verte.”

Gu Hai, Bai Luo Yin, "........."
----------

N/T: [1] 一条 绳上 的 蚂蚱: el significado literal es ser “como las langostas atadas juntas por una cuerda”. En palabras más imples, estar en el mismo bote; estar juntos para bien o para mal; hundirse o nadar juntos.

[2] Excesivo calor interno: síntomas que incluyen estreñimiento, conjuntivitis e inflamación de las cavidades nasal y oral.

[3] ¿Qué hace (usted)?: aquí, Gu Hai usa la palabra '您' (nín), que significa ‘tú’ pero formal (usted). Se puede usar al dirigirse con alguien mayor, que se le tenga respeto o de mayor estatus, etc.

Traducción al español: Siboney69
Traducción al inglés: sae-han01 @ Wattpad / Tumblr

11 comentarios:

  1. Gracias por el capítulo! Me parece que habrá problemas, espero que no, esto se pone emocionante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes, nada de eso! seguiremos con el buen humor por un tiempo más :)

      Eliminar
    2. Menos mal!, si es así, me imagino que durará hasta un poco más del cap 160, ¿no?

      Eliminar
    3. ¿Realmente quieres saber? Puedo darte el número, pero entonces se convertirá en cuenta regresiva(?) XD...

      Eliminar
    4. Jajaja, al final va a ser mejor que no me entere, una bomba sorprende más cuando no sabes el momento en el que reventará, aunque ya hace algún tiempo atrás me diste una pista de "cierta persona"... Saludos!

      Eliminar
  2. Jajajaja q susto será q el general sospecha algo raro!😯

    ResponderEliminar
  3. Como Yin Zi me siento culpable, pero el capítulo me ha sacado más de una sonrisa (゚∀゚)

    ResponderEliminar