15 de junio de 2016

Capítulo 122: Al final, sigue siendo demasiado tarde

*El presente capítulo ocurre después de la primera temporada de la web serie.*

Después de haberse reunido con Shi Hui, Gu Hai le llamó innumerables veces a Bai Luoyin, pero en cada ocasión no pudo conseguir conectar la llamada. Con el corazón rígido consumido por el miedo, de inmediato se dirigió a la casa de Bai Luoyin.

Bai Han Qi acababa de salir del trabajo. Su trasero, que estaba plantado en el banco, ni siquiera se había calentado aún cuando apresuradamente se levantó al ver a Gu Hai.

Con júbilo se dirigió hacia él. Enseguida sus ojos se concentraron por unos segundos en un punto detrás de este. No podía ver la sombra de Bai Luoyin en ningún lugar.

“¿Yin Zi no vino contigo?”

Gu Hai conocía a Bi Luoyin, todo el tiempo había estado escondido de Bai Han Qi solo por la seguridad de no hacerlo preocupar. Gu Hai no tenía intención de decirle la verdad.

“Me dijo que le llevara algunas de sus cosas.”

La decepción en los ojos de Bai Han Qi poco a poco se desvaneció antes de asentir rápidamente, una brillante sonrisa apareció en su rostro, “Oh, entonces entra rápido y tómalas.”

En la habitación, Gu Hai casualmente revisó algunas cosas y entonces se apresuró a salir, miró a Bai Han Qi y le preguntó, “Tío, ¿puedes prestarme tu teléfono un segundo? Quiero llamar a Yin Zi, no puedo encontrar lo que me pidió que buscara.”

“Este niño, no hay necesidad de dudar en pedirme algo. Está en mi cuarto, en el buró junto a mi cama. Solo ve y tómalo tú mismo.”

Después de que Gu Hai consiguió el teléfono de Bai Han Qi, rápidamente llamó a Bai Luoyin.

Como era de esperar, contestó.

*/Este tipo definitivamente bloqueó mi número./*

“Papá ¿qué pasa?”

Había sido mucho tiempo desde que había escuchado la voz de Bai Luoyin.

En este momento, el poder escucharlo repentinamente hizo que el corazón de Gu Hai inesperadamente, desde algún lugar, se perturbara.

Incluso después de un tiempo, no logró decir nada.

Bai Luoyin habló de nuevo y preguntó, “Papá, ¿qué pasa? ¿por qué no dices algo?”

“Yin Zi.”

Por mucho tiempo no hubo respuesta del otro lado del teléfono, después de un momento sonó el tono de corte “du, du, du”.

Gu Hai por el contrario, no estaba ni un poco sorprendido por este tipo de resultado. Después de todo, habían sido sus propios errores y extremas malas acciones lo que trajo todo esto a cambio. Era razonable que Bai Luoyin lo castigara. Gu Hai intentó y marcó algunas veces más, después de no escuchar a nadie responder, simplemente apagó el teléfono.

En ese momento el cielo ya se había oscurecido. Gu Hai de nuevo condujo hasta la estación de policía.

“¡Oh! Joven Maestro Gu, ¿por qué estás sentado aquí?”

Gu Hai se encontraba bastante impaciente, “Ayúdame con algo.”

“Dime.”

“Quiero que me ayudes a encontrar a alguien. Aquí, tengo el reciente registro telefónico. Ayúdame a revisar y encontrar la ubicación exacta de esta persona.”

“Eso es un poco complicado, debes encontrar a un especialista en el campo. Los pocos oficiales en el turno de la noche no saben cómo hacerlo.”

El rostro de Gu Hai se oscureció.

“¿Quieres darme una oportunidad de intentarlo? Seré un poco lento. Si realmente no puedo encontrar nada, llamaré a Xiao Jiang para que venga. En cualquier caso, definitivamente será posible encontrarla ubicación de esta persona esta noche.”

Gu Hai asintió, “Si esa es la única manera.”
-----

Después de que Bai Luoyin recibiera la llamada, su humor permaneció aturdido. Había adivinado que Gu Hai podría, sin duda, decirle a Bai Han Qi la situación actual. Tenía miedo de que Bai Han Qi se preocupara y quería llamarlo, pero al mismo tiempo, no quería encender su teléfono. Pensó en ello una y otra vez. Incluso pensó que regresar a casa al día siguiente estaría bien. En cualquier caso, ya estaba cansado de quedarse en el hotel. En cuanto a Gu Hai, ese rufián, sería suficiente considerarlo como si ya no existiera.

Con aquellos pensamientos en mente, Bai Luoyin comenzó a recoger sus pertenencias.

Para la hora en que terminó, ya eran las 10:30 de la noche. Bai Luoyin había planeado tomar una ducha y entonces dormir enseguida para así poder regresar a casa temprano en la mañana.

Después de quitarse la chaqueta, escuchó el timbre sonar. Todo su cuerpo se puso rígido. Inconscientemente, imaginó que aquella persona era Gu Hai.

*/¿Cómo pudo encontrar este lugar tan rápido? ¿Será posible?/*

Con nerviosismo en su corazón, Bai Luoyin caminó hacia la puerta y miró a través de mirilla incrustada en ella.

La cara de Shi Hui apareció en su línea de visión.

En el momento en que abrió la puerta, una indescriptible sensación de frustración barrió su corazón.

Después de que Shi Hui entró la habitación, todo su cuerpo se estremeció. Su hermosa cara ahora estaba pintada con matices purpuras por el frío. Ambas manos estaban congeladas hasta el punto en que no podía estirarse. Su cabello estaba algo alborotado y los accesorios de su hermoso cabello que alguna vez lo adornaron, ahora colgaban torcidos sobre su cabeza. Una fina capa de neblina cubría sus pupilas haciéndola ver aún más miserable.

“Tú... ” Bai Luoyin estaba sin palabras, “Rápido, apresurate.”

Shi Hui rápidamente se acercó al calentador y colocó sus manos sobre él. Bai Luoyin se apresuró a encender el calentador antes de servirle a Shi Hui una taza de agua caliente.

“Caliéntate un poco,” Bai Luoyin le pasó la taza a Shi Hui.

Shi Hui tomó varios tragos de agua caliente hasta que sus temblorosas piernas regresaron a la normalidad.

“¿Cómo encontraste este lugar?”

Shi Hui, con el espíritu bajo y cargado de ansiedad, dijo, “He estado buscándote por varios días hasta ahora. Busqué en todas partes y pregunté por ti, después, fui a los café-internet cercanos, hoteles, clubs nocturnos. Continué buscando y buscando hasta que encontré este lugar... Incluso pensé que estabas escondiéndote de mí, por lo que tú...”

Shu Hui hablo hasta que comenzó a llorar, ya no podía guardar silencio y sus lágrimas recorrieron sus mejillas.

Bai Luoyin vio como Shi Hui usó sus rojas manos congeladas para enjuagarse aquellas lágrimas de tristeza.

Bai Luoyin en realidad se sintió un poco culpable por lo que tomó una toalla, se la pasó a ella y dijo, “Chica tonta, no llores. No es por ti.”

Shi Hui estiró ambas manos, acercándoselas a él, abrazó la cintura de Bai Luoyin y entonces al apoyar su cabeza en su hombro se soltó a llorar.

Continuó profiriendo, “Si realmente me odias, puedes decírmelo y me iré ahora. Simplemente no te escondas de mí así. ¿No sabes lo preocupada que estaba por ti?”

Culpable y conmovido, aquellas dos emociones cambiaron en el corazón de Bai Luoyin. Sus manos ligeramente palmearon la espalda de Shi Hui, persuadiéndola, “Ya no llores más. Realmente no te culpo por nada. Si continuas llorando así, tus ojos ya no estarán ahí mañana.”

Shi Hui lentamente dejó de sollozar mientras veía impotente a Bai Luoyin, con un aire de vergüenza preguntó, “¿Puedes poner una toalla fría sobre mis ojos por mí?”

Bai Luoyin asintió y fue a conseguir una toalla, entonces regresó.

Shi Hui obedientemente cerró sus ojos. Una vez que la fría y húmeda toalla hizo contacto con sus ojos, sus gruesas pestañas temblaron por un segundo. Este sutil comportamiento atraería por completo la atención de cualquiera.

“Antes siempre me hacías enojas hasta que lloraba, incluso entonces, nunca me persuadías. Esperabas hasta que dejara de llorar antes de de descansar una toalla fría sobre mis ojos.”

Bai Luoyin de pronto recordó aquella época. Fue hermosa. Parecía como si hubiera sido ayer. Pero ahora, cuando esa persona se sentaba directamente frente a él otra vez, todo, por el contrario, se volvió distante.

¿Que había causado que las cosas cambiaran?

“Está bien, ya está.” Bai Luoyin bajó la toalla y con indiferencia dijo, “Caliéntate un poco más y después te llevaré a tu casa.”

La cara de Shi Hui se congeló por un segundo. Su voz mantuvo un tono de agravio, la exasperación era evidente en sus palabras.

“¿Qué hora es? Mi primo debió haberse ido a dormir ya. ¿Quién verá por mí, eh?”

“¿Buscaste así de tarde todos los días antes de regresar a casa?”

“En realidad no.” Shi Hui sonrió con timidez, “Normalmente regresaba a casa a las ocho o nueve. He buscado por casi todos los lugares de este vecindario ya. Son solo un par los últimos lugares que quedaban para hoy, así que se hizo un poco más tarde.”

Después de dejar de hablar, estornudó.

Bai Luoyin tocó la frente de Shi Hui. La tensión se posó en su rostro, “Debes tener un poco de fiebre. Te llevaré al hospital.”

“No voy a ir. Sabes que odio los hospitales. Estoy bien, solo necesito envolverme en una manta y dormir.”

Las palabras de Shi Hui ya se habían dicho hasta este punto, si Bai Luoyin la apresuraba a irse de nuevo, sería extremadamente irrazonable. Bai Luoyin inevitablemente suspiró y se pudo de pie, “Entonces puedes dormir aquí, iré a reservar otra habitación.”

Shi Hui de inmediato tomó la mano de Bai Luoyin y con firmeza la sostuvo. Era como si quisiera clavar sus uñas en la piel.

“Tengo miedo a dormir sola, además... tengo fiebre.”

Al final, Bai Luoyin no se fue. Le era imposible bañarse, por lo que simplemente lanzó toda su ropa en la maleta.

“Estoy acostumbra a dormir desnuda, ¿hay algún problema?” preguntó Shi Hui con un ligero rubor cubriendo sus mejillas, mostrando una fachada de vergüenza.

Bai Luoyin no levantó su cabeza, “No importa, duerme como quieras.”

En la cama doble, Shi Hui ocupó un pequeño lugar, dejando un amplio espacio al otro lado. No pudo soportar el cansancio por más tiempo y se quedó dormida primero, Bai Luoyin no se había acostado aún.

En la penumbra de la noche, Bai Luoyin se quedó de pie en el balcón, y fumó un cigarro tras otro.
------

“Ahhh, estoy tan cansado. Nos tomó mucho tiempo encontrarlo ya que los oficiales de aquí no están muy familiarizados con este tipo de trabajo.”

Gu Hai atentamente se quedó viendo la pantalla. En silencio tomó nota mental de la dirección antes de volver hacia el Ayudante Zhang. Con una sonrisa plasmada en su rostro, “Gracias Tío Zhang.”

Antes de escuchar lo que el Ayudante Zhang tenía que decir, de inmediato salió a conducir y se dirigió al hotel.

Para la hora en que Gu Hai había llegado velozmente al hotel ya pasaba de media noche. El tiempo realmente había transcurrido con mucha rapidez. Fue directo a recepción para confirmar el número exacto de la habitación de Bai Luoyin. Resultó ser realmente el lugar exacto que le había informado el Ayudante Zhang. Gu Hai sintió alivio cuando fue a buscar la habitación.

Presionó el timbre pero nadie respondió.

Shi Hui estaba profundamente dormida y Bai Luoyin aún estaba en el balcón. No escuchó el timbre.

Gu Hai se apresuró a salir de nuevo del hotel. Se paró fuera del edificio y miró hacia arriba. Cuando finalmente encontró la habitación de Bai Luoyin descubrió que las luces ya estaban apagadas.

*/¿Debe estar dormido ya?/*

*/¿Será mejor... que vuelva mañana?/*

Gu Hai dudó por una fracción de segundo, y sin embargo, volvió a entrar. Tenía miedo de que mañana en la mañana Bai Luoyin se diera cuenta, cambiara de opinión y se moviera a otro lugar. Para entonces, Gu Hai no podría encontrarlo otra vez.

Gu Hai se puso de cuclillas frente a la puerta de la habitación de Bai Luoyin y esperó. Esperó y fumó al mismo tiempo. Ya se había decidido a esperar hasta el amanecer.

Después de que Bai Luoyin terminó de fumar, dejó el balcón y entró a la habitación. Indistintamente pudo distinguir el frío gimoteo de Shi Hui.

Encendió las luces de la pared y vio que tanto los brazos como hombros de Shi Hui estaban expuestos. Bajo la luz clavada en la pared, su brillante y limpia piel fue iluminada, pareciendo aún más suave y delicada. El escote que deleita y atrapa a las personas en un abismo, era vagamente visible. Uno solo necesitaba deslizar secretamente y con habilidad la manta para que entonces le fuera posible ver parte del cuerpo, lo que haría que los vasos sanguíneos de cualquier hombre chorrearan en abundancia.

Bai Luoyin miró a otro lado mientras se inclinaba para tirar de la manta y cubría a Shi Hui.

En cuanto apagó la luz, Shi Hui comenzó a chillar de nuevo como si estuviera despierta y entonces de nuevo permaneció inconsciente.

La mano de Bai Luoyin acarició la frente de Shi Hui mientras se le formaban gotas de sudor debido a la fiebre y el exceso de cansancio. Se volteó a ver, el hotel solo tenía una cama y una sola manta.

Se sintió deshecho, y por un momento su corazón estaba en una encrucijada antes de ir a la cama. Extendió sus brazos a través de la manta y abrazo a Shi Hui contra su pecho.

En medio de la noche, Shi Hui abrió sus ojos y vio el cuerpo de Bai Luoyin expuesto bajo el aire frio. No había nada que lo cubriera. Notó que toda la manta estaba sobre ella. Quería darle la mitad a Bai Luoyin, sin embargo el la abrazaba con tanta fuerza que ni siquiera pudo sacar sus manos de ella.

Su corazón sofocado con un montón de emociones la consumía. Con los ojos fijos en Bai Luoyin, su atractivo rostro estaba tan cerca, tanto que no pudo evitar acercarse aún más hasta sus labios, le robó un beso.

En seguida, perfectamente satisfecha, cerró sus ojos.

Bai Luoyin no estaba dormido en absoluto. Se mantuvo consiente todo el tiempo, y siguió así hasta la mañana siguiente.

Traducción al español: Siboney69
Traducción al inglés: sae-han01 @ Wattpad / Tumblr

9 comentarios:

  1. Aaahhh yaa noo! :( mi corazon no aguantara hasta el final, eso es un truco tan bajo shi hui! Desonrra, desonrra para toda tu familia (TnT)

    ResponderEliminar
  2. Literalmente no puedo esperar al siguiente capítulo �������� por cierto gracias por subtitularla.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por traducir estaba buscando esta novela por mucho tiempo...ojala sigas traduciendo hasta el final

    ResponderEliminar
  4. Esto me recuerda tanto a una situación que me da colera Bai Luoyin lo tiene todo tan fácil, Gu Hai siempre es el que esta tras el arrastrándose hasta que lo haya aceptado, y ahora el otro se deja besar por esa chica, espero que Gu Hai esta vez se moleste y decida olvidarlo al menos un poco para que sufra tambien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que BLY lo hace todo tan dificil!! Aquí realmente me enojé con él! Si ella está 'enferma' pues llevatela al hospital aunque no quiera, y punto! que necesidad de dejarla hacer lo que quiera ¬¬

      Eliminar
    2. Cierto -,- )/ yo la hubiera pateado lejos de la habitación , si no quieres ir pues vete fuera

      Eliminar
  5. Que fuerte todo como se degeneró la linda hisitoria en un drama complicado fuerte y violebto.

    ResponderEliminar
  6. Comprendo a LuoYin, es difícil dejar a una chica y más cuando se comporta de esa manera, además que lo buscó mucho y hasta se congeló de frío. -El también caería con Shi Hui-

    *La autora se fumo unas buenas que hizo una novela tan realista.

    ResponderEliminar