22 de junio de 2016

Capítulo 125: Lentamente, comenzando a comprender el amor

*El presente capítulo ocurre después de la primera temporada de la web serie.*

ADVERTENCIA: El capítulo incluye contenido restringido para mayores de edad. Evita leerlo si no tienes la edad apropiada.

En los últimos días, Bai Han Qi y su esposa estuvieron ocupados continuamente con las preparaciones del Año Nuevo Chino. Antes, siempre habían disfrutado de una gran cantidad de diversión cuando se reunían todos juntos para celebrar el Año Nuevo. Y en esos momentos, siendo consumidos por el agradable ambiente, era lo suficientemente bueno para ellos. Pero este año fue diferente, había dos personas más en la familia, así que todo debía ser más enérgico.

Tía Zhou cerró antes el restaurante. Fue dedicada y se comprometió consigo misma a lidiar con todos los elementos necesarios para el Año Nuevo en casa. Bai Han Qi, por otra parte, estaba empeñado en ser el segundo par de manos, y de vez en cuando, Bai Luoyin también ayudaba. Pero la mayor parte, Tía Zhou estaba en contra de que Bai Luoyin ayudara. Ella prefería ordenarle cosas a su propio hijo.

Todos en la casa estaban llenos de alegría con su apariencia de júbilo, todo a excepción de Bai Luoyin.

Incluso el notoriamente lento Bai Han Qi pudo sentir que Bai Luoyin estaba extraño, un poco fuera de costumbre.

Hoy Tía Zhou estaba en la cocina, haciendo y friendo diversas delicias[1] para las cajas de aperitivos. Bai Han Qi entro con dos barriles de aceite, fuertemente sujetas en sus manos. Las bajó y se paró a un lado de Tía Zhou.

Sus ojos negros se asomaban hacia afuera, y en voz baja, casi como un susurró, dijo “Tengo la sensación de que últimamente mi hijo está un poco extraño.”

“¿Tu hijo?” Tía Zhou miró de soslayo a Bai Han Qi.

Bai Han Qi se rió avergonzado, “Lo dije mal, nuestro hijo.”

“Párate un poco más lejos, así el aceite no te alcanzará.” Tía Zhou extendió su mano y empujó a Bai Han Qi a un lado y preguntó, “¿Qué quieres decir con extraño?”

“Hace unos días ya había pensado que estaba de mal humor. Así que los dos últimos días he mantenido mis ojos sobre él y noté que siempre está mirando fijamente la caja de joyería. Ese día que salió, me colé en su habitación y eché un vistazo, todo es verdadero oro y diamantes. Mi hijo... no, nuestro hijo, ¿en donde consiguió tanto dinero para conseguir todas esas cosas? No las robo, ¿verdad?”

Tía Zhou le lanzó una mirada de muerte a Bai Han ¡i, “¿Estás diciendo que robó una joyería por lo que, en los últimos días, debido a la culpa ha estado con temor en su cabeza?”

La complexión de Bai Han Qi era de un hombre macizo y recto, “Temo que eso sea. Incluso si dejamos que se rinda, ¿debemos esperar hasta después de año nuevo?”

Tía Zhou estaba con las manos en la cintura, frunciendo en seño hacia Bai Han Qi, un fuego de resentimiento ondeaba por su rostro.

“¿Mientras más vives, más paranoico te vuelves? Nuestro hijo ha atravesado tantas dificultades contigo todos estos años y nunca ha robado. Ahora que la vida es un poco mejor, ¿él quiere ser un criminal? Eres tan... ¿qué quiere que te diga ahora? Tú, ¡ve y párate por allá! no estés en mi camino, ve, ve, ve...”

Bai Han Qi bloqueó la puerta. No entendía nada de esto, y pensó que había sido agraviado.

“Esta mujer... ¡ya estás en la edad en que sigues siendo tan inconstante! Explica esto, nos hemos casado por algunos días y tú ya has cambiado. Antes, incluso si me regañabas, al menos tenias una sonrisa, pero mira ahora, mira, ahora...”

“Eso es porque antes nunca habías dicho algo tan absurdo.”

Bai Han Qi se rascó la cabeza y suspiró. Se dio la vuelta con la intención de irse cuando Tía Zhou lo llamó para que se detuviera.

“Ven aquí, tengo algo que discutir contigo.”

“¿No acabas de decir que estaba en tu camino?”

Tía Zhou estaba un poco ansiosa, “Realmente tengo de que hablar contigo. No lo recordé hace un momento, es sobre Yin Zi.”

Al escuchar esto, Bai Han Qi rápidamente volvió.

Tía Zhou con cuidado dijo, “Yo creo que nuestro Yin Zi está experimentando un amor adolescente.”

“Él ya tiene 17, ¿cómo puede ser un amor adolescente?” Bai Han Qi no se lo tomó enserio, “Cuando tenía 17, yo ya estaba con la mamá de Yin Zi.”

“¿Crees que las cosas ahora son las mismas que antes? En estos días, la presión de estudiar es bastante agresiva. Yin Zi ya está en segundo año de secundaria e incluso, he escuchado a las personas decir que el segundo año es el más crucial. Si no se concentra en sus estudios, se retrasara con respecto a sus compañeros.”

Bai Han Qi se rió, “Confío en mi hijo.”

“No estoy intentando asustarte,” Tía Zhou palmeó el hombro de Bai Han Qi, “Hace dos días, una chica vino aquí buscando a nuestro Yin Zi. Ella estaba en la entrada del callejón, personalmente vi a los dos yéndose juntos.”

“¿Era bonita?” Bai Han Qi distraído preguntó.

“Muy, muy bonita... pero, ¿por qué preguntas esto?”
-----

Más tarde aquella noche, después de terminar la cena, Bai Han Qi fue a la habitación de Bai Luoyin, quien estaba ocupado entretenido con una pila de tableros.

“¿Qué estás haciendo hijo?” Bai Han Qi se sentó junto a Bai Luoyin.

Bai Luoyin no levantó la cabeza y dijo, “Quiero hacer un avión a escala. Después de que comience el semestre de nuevo, la escuela estará realizando una exhibición de modelismo.”

“¡Puedes hacerlo hijo!” Bai Han Qi palmeó la cabeza de Bai Luoyin.

Bai Luoyin rumió en acuerdo ya que continuó ocupado con su tarea; no dijo nada más después.

Bai Han Qi pensó que no era asunto suyo estar sentado ahí, dejarlo sería lo mejor... pero aún no había terminado lo que quería decir, así que se dijo a si mismo que se quedara... pero de nuevo falló, se sintió bastante indeciso.

“¿Así que la exhibición es después de que comience el semestre?” Bai Han Qi preguntó de nuevo.

Bai Luoyin asintió.

“Así que, ¿estás trabajando en ello ahora?”

La cabeza de Bai Luoyin se detuvo y miró fijamente a Bai Han Qi.

“Papá, ¿exactamente qué es lo que estás intentando decir, eh?”

La vergüenza se extendió sobre la cara de Bai Han Qi, “Quiero preguntar...”

“¿Preguntarme por qué Gu Hai no regresó conmigo, cierto?”

“Cierto... eso es. Quería preguntarte sobre eso antes. Ya que descanso de invierno comenzó, solo lo he visto una vez. En ese entonces, ustedes no estaban juntos. ¿Exactamente qué está pasando?”

Bai Luoyin respondió débilmente, “Está celebrando el Año Nuevo en casa.”

“Así que eso es... eso es bueno. Es mejor regresar a su propia casa en tan importantes fiestas como la de Año Nuevo.”

“¿Hay algo más?” preguntó Bai Luoyin.

La expresión de Bai Han Qi se congeló por un segundo antes de reír torpemente, “Nada más.”

Después de que Bai Han Qi salió, Bai Luoyin ya no estaba de humor para trabajar. Sus ojos se dirigieron hacia la ventana. Meng Tong Tian estaba en el patio, tontamente agitando un palo que estaba en sus manos. Después de un tiempo, Tía Zhou lo llamó a la casa. No había más seres vivos en su línea de visión. Solo quedaba un árbol de jujube, sus hojas se habían caído hace tiempo y las ramas desnudas soportaban el clima del invierno.

Y así fue como continuó mirando todo, hasta que tiempo había transcurrido sin que se diera cuenta. Fue solo hasta que su alarma de mensajes sonó, y Bai Luoyin tomó el teléfono y entonces se dio cuenta de que ya pasaban de las 11:00 pm.

El mensaje decía: Shi Hui. “¿Estás libre mañana?”

Bai Luoyin no respondió y colocó el celular a un lado. No sabía cuántas veces ya había ignorado aquellos mensajes.

Como era de esperar, las cosas que has perdido, solo en el momento en que lo pierdes, son hermosas. Una vez que lo tomas de nuevo, el glamur ya se ha perdido.

Hace varios días, cuando recibió la llamada de Shi Hui, pudo sentir su palpitar acelerarse por mucho tiempo e incluso era incapaz de calmarlo. Ahora, este sentimiento había disminuido también. Aquel hermoso pasado llegó a volverse transitorio como una nube pasajera.

*/¿Por qué es así?/*

*/¿Realmente soy una persona sin corazón?/*

Bai Luoyin suspiró lánguidamente y cerró sus ojos.

Bai Han Qi entró a su cuarto. Al ver los ojos de su hijo cerrados, de inmediato pensó que el joven ya se había quedado dormido, así que apagó las luces.

Las manos de Bai Luoyin tantearon junto a su almohada buscando el celular, pero en cambió, sintió un objeto frío bajo sus dedos.

Era un corta uñas.

Con la luz del teléfono, Bai Luoyin pudo ver una línea de palabras encadenadas una detrás de otra, grabadas cuidadosamente en el objeto.

《Un esposo que no quiere follar a su esposa no es un buen esposo.》

El otro corta uñas estaba con Gu Hai y solo tenía un carácter grabado en él, 《¡Jódete!》

Bai Luoyin de pronto se rió. Rió y rió hasta que un toque de sospecha brotó en su corazón. Esto causó que la risa se consumiera con dolor y agonía, el sabor restante quedó empapado con desesperación.

*/No es posible que... la palabra que con mayor frecuencia le digo es ‘¿jódete?’/*

Muy tarde en la noche, Bai Luoyin de nuevo sufrió de insomnio.

Shi Hui le envió otro mensaje, “No puedo dormir, ¿qué debería hacer? Te extraño, ¿qué debería hacer?”

La mano de Bai Luoyin bajó hasta su ropa interior. Lentamente, uso su mano para confortarse. Era solo en un momento como este en que podía deshacerse de todas sus preocupaciones y en silencio se entregaba a este simple placer. Su cuerpo gradualmente comenzó a encenderse.

Una llama se prendió en su corazón. Oscilaba, primero débilmente, y en poco tiempo explotó, haciendo que la temperatura de su corazón ardiera.

La cara de Gu Hai apareció abruptamente en su mente.

Sus manos temblaban.

El desconcierto atravesó por todo su rostro y permaneció resplandeciente.

Antes, cuando él le ayudaba a liberarse, siempre había imaginado que Gu Hai era una mujer. Y solo entonces podía sumergirse en el momento.

*/Es absurdo... ¿por qué es así ahora?, solo puedo excitarme por él. ¿Realmente me he convertido en un pervertido?/*

Ansiedad, inquietud, vació, preocupación... cada emoción negativa brotaba y luchaba contra el placer que inevitablemente había gravitado hacia su cuerpo. El ímpetu de estas dos fuerzas opuestas chocó. Ninguna avanzó ni retrocedió... el corazón y mente de Bai Luoyin cayó en un abismo como si hubiera sufrido seriamente de un persistente tormento.

Se sentía como si una bola de fuego hubiese quemado todo su cuerpo, ardiendo en llamas. Conforme la ola de calor aumentaba, con la cúspide sobre él, silenciosamente recapituló, aquellas duraderas emociones finalmente fueron ahogadas.

Bai Luoyin en silencio de dio por vencido y cedió, abandonándose a sí mismo. Permitió que sus sentimientos actuaran a su voluntad, haciendo lo que le plazcan, devorándolo.

Imaginó que sus propias manos eran las de Gu Hai.

Imaginó la forma en que la punta de la lengua de Gu Hai hacía su camino lentamente a lo largo de su cuerpo. Mientras más pensaba en ello, más excitado se sentía... mientras más pensaba en ello, más le era imposible controlarse.

Llegó incluso al punto en que deseó deslizarse en Gu Hai y entrar en él. Con intensidad y fuerza... con mucha fuerza...

Al llegar al clímax, Bai Luoyin no pudo contener un gemido saliendo de sus labios apretados, “Gu Hai...”

Sonaba como un susurro... un susurro que flotó en sus oídos. Incluso Bai Luoyin se asustó al darse cuenta.

*/¿Por qué llamo su nombre en un momento como este?/*
-------

En medio de la noche, Bai Han Qi se despertó y buscó el baño para hacer sus necesidades. Descubrió a su hijo en pijama y de cuclillas afuera en el patio, fumando.

“Yin Zi.”

Bai Luoyin se puso de pie y miró a Bai Han Qi, “¿Papá, por qué estás despierto?”

“Necesito usar el baño. ¿Por qué estás de cuclillas aquí? Rápido, regresa a tu habitación. ¿Estás intentando enfermar para el Año Nuevo?”

Bai Luoyin apago el cigarrillo y posó su mirada en Bai Han Qi.

“Papá, después de ir al baño, ven a dormir a mi habitación.”

En ese instante, un sonrojo apareció en la cara de Bai Han Qi, la felicidad se posó en ella. Cuando Bai Luoyin era más pequeño, los dos dormían bajo la misma cobija. Cada noche antes de dormir, tenían que calentarse, y ahora, en un abrir y cerrar de ojos, Bai Luoyin había dejado de pedirle dormir juntos en el mismo cuarto. Hoy era la primera vez desde entonces.

Bai Han Qi dio un paso al frente, sujetó la cabeza de Bai Luoyin y feliz dijo, “No habías venido a casa en mucho tiempo, ¿aún sabes actuar como un niño mimado?”

Bai Luoyin no dijo nada.

Bai Han Qi le dio unas palmadas al trasero de su hijo antes de reprenderlo, “Entra, tus mejillas están frías.”

-----
N/T: [1] 咯吱盒: Es una caja que contiene distintos tipos de dulces – algunos de los cuales son fritos, es como una caja de bento pero de bocadillos.

Traducción al español: Siboney69
Traducción al inglés: sae-han01 @ Wattpad / Tumblr

9 comentarios:

  1. Muchas gracias por el capítulo. Realmente me enamora esta novela.

    ResponderEliminar
  2. Me dio tristeza cuando Bao Luoyin se dio cuenta que lo que mas le decía a Gu hai era "jódete", cuando se arreglen espero que Bao Luoyin aprecie mas lo que Gu Hai hace por el.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, que cosas! Uno ofreciendo su corazoncito y el otro respondiendole de forma tan ruda ToT! Pero con el tiempo aprenderá, ya verás!

      Eliminar
  3. Cada cuanto subis los capitulos? Necesito mas de Bao Louyin y Gu Hai T.T

    ResponderEliminar
  4. Me conmovió que Yin Zi buscará a su papá para dormir juntos y consolara su triste corazón. Está tan dolido que solo el amor de su papá puede sanarlo.

    ResponderEliminar
  5. aun bly no se da cuenta qe ama a gh... solo puede darse placer pensando en el... GH solo le dio amor incondicional y sus celos son producto de su inseguridad porq el mismo bly sus palabras solo eran JODETE .. que bueno que se dio cuenta las cosas tienen que cambiar de ahora en adelante

    ResponderEliminar