18 de julio de 2016

Capítulo 136: El exitoso contra ataque de Yin Zi

 *El presente capítulo ocurre después de la primera temporada de la web serie.*

ADVERTENCIA: El capítulo incluye contenido restringido para mayores de edad. Evita leerlo si no tienes la edad apropiada.

El nuevo inicio de semestre se acercaba lenta, pero inevitablemente. Los dos se ocultaron en casa, negándose a salir a toda costa. Cada día miraban con ansiedad la gruesa pila de exámenes que se burlaban de ellos sin un segundo de descanso. Las respuestas a aquellas preguntas eran bastante difíciles de conseguir y solo tenían un resultado final. El maestro ya se había tomado el gusto de hacerles saber que definitivamente revisaría el proceso que les hizo llegar a la solución.

Sin ninguna otra opción, los dos decidieron que lo mejor era dividirse la carga de trabajo, lo cual significaba que cada persona solo tenía que hacer la mitad del conjunto.

El blanco de las hojas de exámenes brillaba como si fueran estrellas, y se esparcían por todos lados, casi cubriendo la cama por completo. A un lado, había dos nuevos escritorios, esperando ansiosos a ser usados. Pero después de comprarlos, en resumen, fueron usados no más de tres veces. La mayoría del tiempo, trabajaban en sus tareas escolares sobre la cama hasta quedar hartos y el cansancio les arrullaba.

Sobre la cama, Bai Luoyin se recostó boca abajo, con el dorso de la mano apoyando su barbilla. Bostezó varias veces mientras sus ojos se entrecerraban varios grados al mirar e intentar enfocar los innumerables caracteres que parecían, al unisonó, dar giros en la blanca hoja de papel. En este punto, era una sombra de desgane, demasiado agotado para ser sistemático. Más pronto que tarde, su saliva rápidamente goteó sobre el papel y se secó.

Los ojos de Gu Hai se movieron hacia Bai Luoyin. Su corazón se oprimió con esa única mirada. La inquietud y preocupación solo exacerbó cada palabra que escapó de sus labios.

“Si estás cansado, duérmete. Deja el resto de pruebas ahí, los terminaré después.”

Bai Luoyin simplemente se limitó a mirarlo por un segundo y agitó su cabeza. Entonces, palmeó varias veces el lugar próximo a su lado, sus ojos ni una vez se despegaron de Gu Hai.

“Ven, recuéstate aquí.”

“¿Para qué?” preguntó Gu Hai mientras giraba su cabeza para mirar a Bai Luoyin.

Bai Luoyin se puso impaciente ya que sus cejas ligeramente se unieron.

“Si te digo que te recuestes aquí, solo ven y hazlo.”

La sospecha brilló ante sus ojos e inundó su visión con una luminosidad extraña, se dio la vuelta y se recostó boca abajo en el lugar que Bai Luoyin le había demandando hacerlo.

En menos de un segundo, Bai Luoyin, indiferente, apoyó su cabeza sobre el trasero de Gu Hai.

*/¡Así que estás usando mi trasero como almohada!/*

Probando una sonrisa que no acababa de llegar a sus ojos, rápidamente le dio a Bai Luoyin una mirada. Pero todo lo que pudo ver fue un aire de comodidad y agrado descansando con toda seguridad sobre la silueta de Bai Luoyin.

No pudo evitar preguntar, “Hay una almohada por allá,... ¿por qué no simplemente te acuestas ahí?”

“La almohada no es tan suave como tu trasero.”, replicó Bai Luoyin, antes de que sus labios se elevaran. Había hablado de sí mismo con felicidad ya que su boca se torció en una sonrisa.

“¡Tú!, solo miras tu tonta apariencia...”

Gu Hai de nuevo giró su cabeza. Sus ojos estaban sumergidos en adicción, mirando fijamente con cariño el ahora serio comportamiento de Bai Luoyin. Lo observó recostado ahí sobre su propio cuerpo, diligentemente trabajando en su tarea.

Su corazón dolió tanto, hasta el punto en donde no pudo prevenir el dolor que se extendía.

Después de largo tiempo, Bai Luoyin pudo sentir que la atención de cierta persona había sido sacada lejos de su enfoque, por lo que permitió que sus estrictos, afilados y fríos ojos lo barrieran con la mirada.

Una advertencia se dispersó dentro de la habitación, “Rápido, termina tu tarea.”

Gu Hai giró su cabeza, pero un momento después regresó a su posición anterior.

“Acostándote así me cansa un poco.”

Bai Luoyin simpatizando con él, levantó su cabeza levemente y se movió.

Gu Hai se aclaró la garganta e inexorable dijo, “Eso no es lo que quería decir. Lo que intentaba decir hace un momento era que ¿no debería ser mi turno de acostarme sobre tu trasero?”

“No, no te dejaré recostarte sobre mí.” Bai Luoyin respondió con una negativa absoluta.

“¿Por qué demonios no me dejas?” explotó Gu Hai, “Yo ya te dejé acostarte sobre mí, ¿por qué no me permites hacer lo mismo?”

“Eso es porque tú estuviste dispuesto a dejarme hacerlo.”

Gu Hai secretamente concentró toda su fuerza.

Pestañeó, y una vez que aquellas oscuras pupilas de pronto revelaron su propio ser de nuevo, llamas de estroncio ardían ya dentro de ellas. Lentamente aquellas flamas comenzaron a extenderse. Su mano que había estado descansando fugitiva sobre la cama, sujetó las sabanas para entonces bruscamente golpearlas con suavidad un par de veces. Entonces, se detuvo de pronto.

Como un tigre salvaje y hambriento, ubicó a su presa, encarando a Bai Luoyin, y lanzándose sobre él.

Bai Luoyin de inmediato se armó a sí mismo con una mirada mortal, como si estuviera preparado para enfrentarse contra un lobo sediento de sangre. Su boca entonces se torció en una mueca despectiva.

“Gu Hai, será mejor que te comportes de una jodida vez. No nos queda mucho tiempo. Si pierdes el tiempo, quien sabe cuánto será desperdiciado.”

“Estoy más que feliz.”

Después de que aquellas cuatro palabras escaparon de sus labios, de inmediato comenzó a besa a Bai Luoyin. Sus labios besaron gentilmente el borde exterior de aquellas ligeramente sonrojadas orejas, entonces su lengua se deslizó alrededor y la lamió, permitiendo que el sabor lo sedujera. Al mismo tiempo, sus manos trabajaron en su magia, acariciando, apretando y jugueteando con el suave pecho debajo de él. Furtivamente tiró de los pantalones de Bai Luoyin, para entonces sacarlos de una vez. Todas y cada una de las acciones fueron hechas de una forma bastante suave.

Tan pronto como las dos largas piernas finalmente fueron expuestas, una protuberancia ya se había situado bajo la tela de la ropa interior.

Gu Hai había descubierto que Bai Luoyin era un chico típico, frío en el exterior pero cálido y afectuoso en el interior. Al principio puede ser bastante inaccesible y distante, pero con el suficiente tiempo, aquel frío exterior puede quebrarse lentamente. Mejor aún, su boca puede ser ruda, pero su cuerpo habla de otra forma. Cada vez pretendía ser una persona honorable y seria, al final, una vez que te metías con él, jugueteabas un poco, podía ser más estimulado que nadie más.

Hacía más de un mes desde que había visto o tocado a xiaoyinzi, y para Gu Hai, la ausencia le había creado un vivo deseo, que le decía lo mucho que lo extrañaba en secreto. Separado por una fina capa de tela, pacientemente, con suavidad y ternura besó a xiaoyinzi. Su lengua lo besó y jugueteó con la blanca tela de la ropa interior hasta humedecerla.

La humedad débilmente reveló el color y esplendor de la tela y el objeto que cubría, mismo que hacía contraer la garganta de Gu Hai. Con su boca, se movió hacia arriba y abajo por aquella área empapada, trazando y esbozando la forma del tesoro en el interior, hasta que la suave cabeza ligeramente se elevó, volviéndose casi visible en el borde de la ropa interior.

Bai Luoyin se sentía especialmente placentero... y sin embargo, un sentido de desesperación y urgencia lo perseguía. Aquella molesta tela actuaba como barrera y se burlaba de él, haciendo que la ardiente sensación bajo su ropa fuese imposible de satisfacer.

“¿Quieres que lo lama directamente?” con vulgaridad dijo Gu Hai, “Entonces, sácalo y ponlo tu mismo en mi boca.”

Bai Luoyin se mofó y le dio a Gu Hai una eterna mirada mortal. Pero al final, incapaz de abandonar aquella expresión facial, tristemente respondió, “Apresúrate.”

Gu Hai lo ignoró, pretendió no escuchar la urgencia en aquella voz. Continuó permitiendo que su lengua recorriendo el exterior de aquella deleitosa ropa interior, jugueteando y mordisqueando por aquí y por allá.

Observó seductoramente aquella suave cabeza que ahora estaba completamente expuesta en el borde de la prenda. Sus dedos se extendieron y se deslizaron hacia la cabeza. Una vez que el contacto fue establecido, ligeramente lo rozó por un instante.

La cintura de Bai Luoyin temblaba por su propia voluntad. Su respiración se volvía más pesada ya que desesperado buscaba algo de aire. Un tinte rojo se fue esparciendo uniformemente sobre todo su rostro, el color de la lujuria y la necesidad. En cuanto fijó sus ojos hacia abajo, al ver a Gu Hai, su respiración se dificultó. Aquel chico seguía poco dispuesto a escuchar su demanda ya que seguía mirándolo.

Gu Hai colocó su lengua en la esquina de su boca y sensualmente lamio su labio superior.

Bajo la penetrante mirada de Gu Hai, un escalofrío recorrió la espina dorsal de Bai Luoyin, tentándolo y seduciéndolo.

Bai Luoyin no pudo soportarlo más... e incapaz de continuar tomando el placentero tormento, de pronto sacó su propio miembro y lo presionó contra la cara de Gu Hai.

Una calidez familiar encerraba a Bai Luoyin. Era algo con lo que había fantaseado cada noche, anhelando todas las noches. Y en cada ocasión que pensaba en ello, le era imposible detenerse de revivirlo...

De pronto jaló la pierna de Gu Hai hacia él. Al principio este no entendió el significado detrás del movimiento, pero entonces sintió que alguien le había arrancado el pantalón. Su corazón de pronto saltó un latido y en aquel repentino instante una oleada de calor se desplomó sin control en aquel pequeño músculo confinado.

*/Bai Luoyin quiere... ‘eso’, ¿por su propia voluntad?/*

Esta era la primera vez, la primera que Gu Hai sentía que Gu Hai, él mismo, ¡lo deseaba de esta forma!

Bai Luoyin inclinó a un lado su cuerpo, ajustó su postura, consiguiendo una posición relativamente cómoda. Cerró sus ojos, y una vez que sus parpados se abrieron, se encontró a sí mismo a una corta distancia de la parte privada de Gu Hai. Lo miró a detalle, admirándolo hasta casi disfrutarlo. Estaba lleno de poder y grandeza, temor... alguna vez le había traído pesadillas y un dolor inimaginable. En efecto, era el símbolo de su virilidad.

Las llamas ardían furiosamente en los ojos de Bai Luoyin, aportando gran excitación a Gu Hai quien, a su vez, le lamía la base del miembro, subiendo y bajando por toda la fusta, contoneando su lengua por todas partes hasta suavemente besar y lamer la punta, entonces una vez más haciéndose camino hasta meterlo por completo en su boca, poco a poco.

Pero, una vez que sus ojos de nuevo hicieron contacto con los de Bai Luoyin, un fuego voraz incendió todo su cuerpo, estimulándolo, haciendo que sus movimientos se aceleraran, succionando con fuerza y rapidez.

Un gemido escapó de los apretados labios de Bai Luoyin. Este estado mental de excitación y frenesí le hicieron olvidarse temporalmente del miedo y rechazo que alguna vez albergó su propio cuerpo. Su boca se pegó al miembro de Gu Hai. Se torcía y latía por un momento y después de un tiempo, sintió que los muslos de Gu Hai temblaban.

“Se siente bien...” Gu Hai no intentó de detenerse de manifestar sus sentimientos, “Baby... se siente realmente bien.”

Bai Luoyin solo le regaló a Gu Hai tres palabras, “Eres tan sucio.”

Gu Hai le retribuyó con una serie de provocaciones. Primero, su lengua besó aquellas dos bolas debajo, entonces enérgicamente las succionó. El fuerte sonido de su acción resonó en la habitación. Lentamente descendió, mordiendo y lamiendo todo a su paso hasta aquella apretada entrada. Cuando sintió que el trasero e incluso las piernas de Bai Luoyin temblaron, su nariz se ensanchó un poco. No pudo evitar resoplar, ‘¡Hump!’. Una pregunta se formó en su mente.

*/¿Quién es el más sucio entre los dos?/*

Bai Luoyin se había dado cuenta de que con frecuencia la excitación no veía directamente al ser tocado, sino más bien de como respondían entre sí.

Cada vez que Gu Hai gemía, una oleada de calor surgía y remolineaba en la mente de Bai Luoyin, amenazando con conquistarlo por completo. Él deseaba justo en este momento, poder presionar a Gu Hai bajo su cuerpo. Jugar con él hasta hacerlo gritar de placer.

No es que Gu Hai no hubiese pensado en ‘eso’.

Por bastante tiempo, su boca voraz e impaciente permaneció alrededor de aquel pasaje sellado firmemente. Observó como el pasaje se contraía. Una vez más, aquel doloroso pasado invadió meticulosamente sus pensamientos internos. Quería ignorar todos los efectos negativos provocados por ese incidente.

Hablemos solamente sobre sus sensaciones corporales. Esa sensación de absoluto placer, la emoción, la intensidad de todo. Él simplemente no quería atreverse a pensar en ello... si revelaba aquellos pensamientos, desearía poder entrar una y otra vez.

Bai Luoyin fue el primero en atacar.

Sus dedos entraron una y otra vez en el estrecho pasaje de Gu Hai, lo que hizo que este tensara su respiración.

“Recuerdo que alguien aún me debe una.”

Gu Hai sonrió con torpeza, “Habrá mucho tiempo para eso.”

Sin embargo, Bai Luoyin ya había descansado su propio cuerpo encima del de Gu Hai. Dirigió sus labios cerca de la oreja de este, prácticamente pegados ahí. Su cálido aliento le hacía cosquillas en el nervio de dicha área. Y con un tono suave dijo, “Es mejor dejar que las cosas pacen espontáneamente, que establecer un día.”

Los ojos de Gu Hai se perdían en todas partes antes de finalmente posarse sobre aquella pila de pruebas en blanco. Su voz, como un animal atrapado, luchó. “Mira, aún tenemos un montón de tarea que nos queda por hacer.”

Rojas llamas ondeaban en los ojos de Bai Luoyin, al tiempo que miraba salvajemente el sitio entre las piernas de Gu Hai. Sus ojos emitían un radiante brillo.

“Prefiero ser castigado quedándome despierto hasta el momento en que regresemos a la escuela... pero hoy, ¡debo tomar mi venganza!”

La espalada de Gu Hai se enderezó por un segundo. Pensó en los cinco días que pasó Bai Luoyin tumbado sobre la cama todo el día. Su corazón de pronto perdió toda esperanza, quedando inmóvil, incapaz de ceder.

Bai Luoyin era mucho más compasivo, mostró mayor amabilidad que Gu Hai. Él, al menos, supo aplicar un poco de aceite, frotarlo suavemente en aquel estrecho pasaje. Incluso cuidadosamente se había tomado su tiempo en aquella área, antes de entrar.

Entonces, repentinamente tomó un largo y profundo respiro. Incluso cuando respiraba, una placentera sensación le hacía estremecerse y temblar de éxtasis.

*/Es tan apretado, tan agradable.../*

Bai Luoyin, impaciente, aceleró sus movimientos.

La habitación se llenó con el sonido de gruñidos y alaridos de Gu Hai. Era como si un cerdo estuviese siendo sacrificado.

“Mierda... realmente duele... ¿no estás siendo jodidamente agresivo...?”

Hubo una completa falta de condescendencia ya que por un momento la mano de Bai Luoyin le abofeteó el trasero a Gu Hai.

“¡Será mejor que te tranquilices un poco de una maldita vez! Ni siquiera estás sangrando así que ¿por qué gritas? Aquel día pasé por tanto dolor, ¡y ni siquiera grité y me lamenté como tú ahora!”

Gu Hai siguió aullando de dolor. Tener dolor solo era un aspecto, lo que era más importante era que se sentía enfermo.

Al pensar al respecto, el propio Gu Hai fácilmente podía luchar contra tres hombres sin problemas... pero ahora, estaba siendo presionado boca abajo por su propia esposa. Si alguien más lo supiera, ¿cómo podría enfrentar de nuevo a las personas, eh?

Bai Luoyin, sin embargo, ya se había dejado llevar por el placer, prácticamente se había olvidado de sí mismo. Incluso hasta el punto en que gemía entre sus respiraciones. El cabello a ambos lados de su rostro se balanceaba rítmicamente con cada movimiento, permitiendo que las gotas de sudor que se habían reunido sobre su frente, volaran con facilidad y confianza por todas direcciones. Aquella atractiva cara se había vuelto aún más erótica...más sensual y fascinante de lo que normalmente era.

Nunca antes el rostro de Bai Luoyin había transmitido tan escultural y radiante expresión como esta. Era como si una fuerte y poderosa fuerza vital se hubiese esparcido por todo su cuerpo, creando a un joven incontrolable y alto en espíritu... Gu Hai giró su cabeza a un lado, apretó los dientes y resistió.

Incluso si estaba pasando por un inmenso dolor, lo soportó. Incluso si estaba sintiendo un poco incómodo, lo soportó. En tanto pensara en la expresión excitada de Bai Luoyin, sentía que todo valía la pena.

Finalmente, Bai Luoyin gimió antes de que un gruñido escapara de sus labios. Una corriente de fluido ardiente brotó entre el trasero de Gu Hai. Con respiraciones irregulares, que aún no se habían aplacado, colapsó sobre la cama. Todo el pecho de Bai Luoyin estaba rojo, débilmente exponía el jubilo que había acabado de experimentar.

Había un aire siniestro, indirectamente pintado en los oscuros ojos de Gu Hai al momento en que lo vio. Finalmente, este dejó escapar una ligera tos, dando pistas a Bai Luoyin para que mirara su cuerpo.

Originalmente, xiaohaizi estuvo muy alto en espíritu de lucha, pero en este momento, se había marchitado, quedando lánguido.

Bai Luoyin estaba bastante avergonzado. Hace tan solo un instante, solo se había proporcionado su propio placer y se olvidó de aquel pequeño. Quería estirar la mano, sin embargo, Gu Hai lo detuvo, revelando solo la mitad de su rostro. Y en poco tiempo, la esquina de su boca expuso una malévola sonrisa.

“Ahora, ¿no nos debemos nada, cierto?”

Bai Luoyin fue capaz de descifrar inmediatamente el significado detrás de las palabras de Gu Hai.

Con confianza, entonces racionalmente le recordó, “El doctor dijo, que es mejor no dejar que pase una segunda vez.”

Gu Hai estaba sorprendido, casi aterrado, “Cuando el doctor dijo eso, ¿no estabas inconsciente?“

“Te has olvidado que incluso cuando duermo, aún puedo escuchar todo.”

Gu Hai, "........."

Traducción al español: Siboney69
Traducción al inglés: sae-han01 @ Wattpad / Tumblr

21 comentarios:

  1. Jajajajaja Yin Zi tuvo su venganza jajajaja ya recuerdo que el fantaseaba con penetrar a Gu Hai.. se le hizo el milagro.. pero el seme en esta historia es Gu Hai.. la esposa es BLY jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero también hay momentos para cambiar de posición! Me gusta como esta historia le da la oportunidad de intentar a BLY *-*!! Mi peque, con el tiempo debe aprender a ser menos salvaje -jajaja-

      Eliminar
  2. jajaja yin zi se salio con la suya pobre de gu cada ves se pone mas interesante la historia y romantica lastima que la quitaron pero est mejor leerla... gracias por tu trabajo esperamos sig. capitulos que se nos hacen eternos la espera ----

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sé! Como me gustaría que de pronto todo el libro estuviera en inglés y así podamos leerla mas pronto... pero bueno, volviendo a YinZi, bravo por él!!!

      Eliminar
  3. Jajajajaja simplemente maravilloso, la venganza es dulce:)������������

    ResponderEliminar
  4. Gracias!!!!!!!!!! Infinitas!!!!!! 😍😍😍😘😘

    ResponderEliminar
  5. Djksdjjd el final me mato de risa xdd gracias por tu trabajo espero el siguiente:DDD <33

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es genial que CJD remate sus capitulos con algo divertido XD

      Eliminar
  6. Sabia que tarde o temprabo iba a suceder 7u7 hahaha este astuto fue mas rapido que nuestro seme

    ResponderEliminar
  7. Yo también me esperaba que sucedería algo así! Pero cuando por fin lo puedes leer es GENIAL! Y me parece fantástica esta recompensa para BLY! Es que nuestro querido GH ...realmente se la debía!! Además pienso que después de vivir esto, nuestro GH sabrá como hacerlo mejor y darle mucho placer a su querida esposa como se merece jajajajaja (y nosotros aquí esperando con ansias para leer jijijiji)
    También me ha gustado mucho el hecho de que se describa bien como se deja llevar por el placer que siente nuestro BLY, viendo que es un hombre como todos, que tiene sus necesidades y no es de piedra, aquí se ha visto cuanto desea a GH y corresponde su amor. Me encantó!!
    Perdonad que escriba tanto pero para mi este es uno de los mejores capítulos hasta la fecha!
    MUCHAS GRACIAS POR TU TRABAJO! GENIAL SIGUE ASÍ PORQUE NOS HACES MUY FELICES!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh, si! Nuestro GH no se quedará con esto, ya verán como se instruye para futuras ocasiones XD.
      Jajaja gracias por tu comentario y animos ^^ y no te preocupes, puedes escribir cuanto te plazca :P

      Eliminar
  8. Muchas gracias por los nuevos capítulos... cada ves me enamoro más de esta pareja =D

    ResponderEliminar
  9. Ejem! (+18?)Yo le hubiera dado más duro para que se asuste, pero con tremendos gritos que debe de haber lanzado suficiente, además espero que no sea la única vez que BLY lo haga, en una buena pareja deben disfrutar los dos por igual.

    Disculpa si no se puede comentar así.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay censura para los comentarios, así que eres libre de expresarte como gustes ;)
      Y yo opino lo mismo, no quiero encasillarlos, que ambos se rolen es algo que deseo para los dos <3!

      Eliminar
  10. vaya que por fin BLY tuvo su momento de placer en el tracero de GH se lo merecia siempre he tomado a Bly como la parte delicada y tierna de esta historia por su manera de ser pero me parece exquisito que se amen por igual al compartirse mutuamente y es muy adictivo no solo para ellos sino tambien para quienes tenemos el placer de leer esta historia ... me encanta la manera en como salen a relucir los sentimientos y deseos de BLY porq el suele ser muy reservado y poco expresivo y poder sentir de manera tan explicita lo que siente realmente excita mis sentidos jajajaj es sencillamente muy erotico... definitivamente son una pareja perfecta,.... gracias siboney por tu esfuerzo y dedicacion al traducir esta sensual y fascinate historia

    ResponderEliminar
  11. definitivamente la venganza es dulce muy dulce bravo por bly que hizo realidad su fantasia ... me causo mucha risa cuando se escucharon los alaridos de Gh como un cerdo en sacrificio jajajajaj pero el resistio por el solohhecho de ver el rostro de su amada esposa lleno de placer guaooooo es si que me calienta

    ResponderEliminar