lunes, 12 de diciembre de 2016

[Epílogo 2] Capítulo 1:


[Epílogo 2] Meng Qi Qi
Capítulo 1: El pequeño policía es despedido

Este día, el cielo azul era claro y soleado.

Era raro para Yang Meng que se encontrara con un buen clima y fuese a las calles a comenzar su patrullaje con tan alto espíritu. Pasó junto una estación de lotería y detuvo su coche en el camino como de costumbre. Entró a comprar dos boletos rasca y gana. No ganó nada en su primer ticket pero ganó cinco yuanes con el segundo. Por lo tanto, usó cinco yuanes más para comprar otro boleto e inesperadamente ganó quinientos yuanes.

La sonrisa de Yang Meng era tan amplia que casi podían alcanzar sus orejas.

“Hoy es un buen día; todas las cosas que deseo se pueden volver realidad. Mañana es otro buen día...” Yang Meng murmuró una tonada y salió de la estación de lotería. Tomó una profunda bocanada de aire fresco, se sintió mucho más relajado.

Incluso desde que Yang Meng había superado ese periodo de dificultades cuando intentaba duro ganar dinero, todo había estado saliendo sin problemas. Primero, había ganado cincuenta mil yuanes en valor de los costes de trabajo durante la boda de Bai Luoyin; más tarde recibió un bono por asistencia completa. Además ganó quinientos yuanes por el rasca y gana de hace un momento... ¡incluso podría conseguir un huevo con doble yema cuando comprara panqueques!

Quizás mi suerte está por cambiar..... mientras pensaba en esto, Yang Meng abrió felizmente la puerta de su coche.

“¡Ayuda! ¡Alguien me está molestando!”

Al escuchar los agudos gritos de una mujer, los nervios de Yang Meng se tensaron, apresurado siguió la voz y corrió hasta ella. Llegó a la esquina de una intersección y vio a un hombre y una mujer forcejeando entre sí. La mujer lloraba mientras que el hombre usaba sus manos para jalar de su falda; las medias de la mujer tenían un enorme agujero desgarrado. Ocho personas los rodeaban pero nunca daba un paso al frente.

Yang Meng estaba enojado; rugió y se abalanzó al lugar.

Aquel grupo de personas se dispersó en confusión. No solo aquel hombre no detuvo sus acciones al ver al policía llegar, sino que incluso siguió jalándola con más fuerza. Al ver que la ropa de esta mujer estaba completamente hecha tirones, Yang Meng levantó su macana y se dirigió al frente para golpear repetidamente al gángster.

“¡Déjala! ¡Rápido!” Yang Meng bramó enojado.

El hombre básicamente miró de arriba a abajo a Yang Meng; Yang Meng no se atrevió a usar demasiada fuerza y este hombre simplemente se dejó golpear, de cualquier forma no soltó a la mujer. Al ver que este sujeto era incorregible, Yang Meng le dio un fuerte golpe. Aunque la forma de su cuerpo era pequeña con una débil constitución, no perdió asistencia en todo el entrenamiento especial, por lo que su mano seguía teniendo algo de fuerza.

Este golpe hizo que el gánsgter diera un alto inmediatamente.

“¡Qué mierda! ¿Te atreves a pegarme? ¿Te atreves a pegarme?” El hombre jaló del cuello de Yang Meng.

Para no quedarse atrás, Yang Meng rugió, “¿Y qué si te pegué? ¡Solo lo hice ligeramente! Muévete, ¡sígueme a la estación de policía!”

Por supuesto que el hombre no lo obedeció y Yang Meng no lo dejo ir, por lo que los dos comenzaron su tira y afloja.

La mujer a su lado se incorporó, se arregló la ropa y sollozó hacia Yang Meng, “Gracias señor policía. Definitivamente debe arrestarlo; me ha molestado más de dos veces ya. ”

Los golpes de Yang Meng se volvieron más contundentes después de escuchar estas palabras; a pesar de que su puño era pequeño, su golpe dio en las partes cruciales. Este hombre en realidad era suave; aparentaba un gran tamaño pero fue derribado con solo un pellizco. Era raro que Yang Meng se encontrara con tal oponente; no solo podía hacerlo colapsar con solo algunas patadas, sino que también intercambió algunos golpes con él, golpeándolo hasta que Yang Meng estaba lleno de vigor como un tigre.

“¡Argh!... ¡Ja!...” con un movimiento de su pierna, el gángster se desplomó sobre el piso.

Yang Meng le puso las esposas y lo arrastró a la patrulla bajo numerosas miradas de admiración.

“Señor policía, no necesito ir ahí, ¿verdad?” La cara de la mujer estaba llena de renuencia.

Yang Meng dudó por un momento y dijo, “¿Por qué no me sigue y hace un viaje hasta allá? Haga una denuncia.”

“Temo verme tan miserable.” La mujer se limpió las lágrimas.

Yang Meng le prometió a su vez, “No se preocupe, arreglaré que esté dentro de una habitación cerrada. Nadie la verá, le prometo que guardaré en secreto por usted.”

“Primero iré a casa para cambiarme de ropa, ¡regresaré después!” La mujer dijo esto mientras renqueaba y se apresuraba más y más lejos.

Yang Meng quería salir disparado y perseguirla, pero al ver primero la falda de la mujer que había sido destrozada y después al tipo en el carro, abrió la puerta y arrancó el coche. Condujo primero hasta la estación de policía.

“Zhou Zi, ¡atrapé uno!”

¿Yang Meng era capaz de traer a alguien cuando salía a hacer rondas? En la memoria de sus colegas, habían solo dos resultados de los turnos de Yang Meng; o regresaba con moretones negros y azules o nunca regresaba. No solo atrapó a uno hoy, sino que también era un hombre saludable e intacto; ¡era algo realmente nuevo!

“¿Qué pasó?” Zhou Zi preguntó.

Yang Meng bebió un trago de agua mientras decía, “Molestaba a una persona en la calle.”

“¡Qué atrevido de su parte!”

Zhou Zi le dio una patada al hombre en la entrepierna; el tipo apretó sus piernas y maldijo. Entonces fue arrastrado por Zhou Zi a la sala de interrogación.

Yang Meng estaba afuera de la sala bebiendo té con parsimonia, todos los poros de su cuerpo estaban tranquilos y se sentía especialmente feliz. No solo porque había atrapado a un hostigador, sino que era más bien una afirmación de sus puntos fuertes. Admiró su propio pequeño puño con amor propio, haciendo un gesto en el aire y vociferando al sonido del silbido del viento.

Cuando había querido concluir la noche, una fila de coches lujosos se detuvo frente a la entrada de la estación de policía y Yang Meng los miró con curiosidad.

Una mujer con ocho hombres musculosos detrás de ella entró con expresión severa. Yang Meng la reconoció como la misma que había sido molestada hoy por el gángster. Sorprendentemente en verdad vino, pero esta circunstancia con la forma en que llegó, era un poco....

“Eh...” Yang Meng estiró su brazo frente a la mujer, “¡No se permite golpear a las personas dentro de la estación de policía! Sin importar lo grande sea el odio que pueda tener contra esa persona, le ayudaremos a lidiar con él.”

Inesperadamente, la mujer que cortésmente le había agradecido hace un momento, cambió su actitud de inmediato. Señaló a Yang Meng y le dijo a los hombres detrás de ella, “Es él; es él quien me molestó e incluso arrestó a mi esposo. ¿En dónde está el Jefe de la estación de policía? Salga y deme una explicación, ¿por qué su policía arresta a las personas indefensas? Rápido; ¡comenzaré a destrozar cosas si no sale!”

Yang Meng estaba confundido, “¿Por qué está haciendo esto? Eh, le dije hace poco, no son....”

“¿Yo qué?” La mujer gritó y señaló la nariz de Yang Meng mientras lo regañaba, “¡Apestoso gángster! ¿Eres digno de ser policía? Tomando ventaja de una mujer mientras patrulla, ¡y también golpeaste a mi esposo cuando te detuvo! ¿Tienes algo de conciencia? ¿Dejarás que nosotros los ciudadanos vivamos?”

“......”

Esta disputa continuó hasta más de las nueve de la noche, antes de que Yang Meng fuese puesto en libertad para regresar a casa.

Al día siguiente, Yang Meng fue llamado a la oficina del jefe.

“Jefe, esa mujer estaba diciendo puras tonterías; ¿crees que soy ese tipo de persona? podré ser un poco corto, sin mucho dinero, pero ¿vale la pena tomar ventaja de una mujer en la calle?. Una mirada y usted....”

“Está bien.” La expresión del jefe era sombría, “Creo que no eres ese tipo de persona.”

Yang Meng respiró un suspiro de alivio.

“Es suficiente en tanto me crea.”

El jefe elevó sus parpados y miró a Yang Meng, con un tono serio dijo, “Sin embargo este asunto ya causó un alboroto y el efecto no fue bueno. Quizás ella no buscó problemas contigo por ninguna razón; debiste provocarla antes.”

Yang Meng se lamentó sobre su injusticia, “¡Ni siquiera la conozco!”

“Es así, Meng Zi...” El jefe se detuvo por un instante, “Escúchame, la otra parte no es alguien con quien sea fácil de lidiar. Ayer ya hizo una amenaza, te vas o vendrán a plantarse aquí todos los días. Solo soy un pequeño jefe en esta rama; Ya he tenido que trabajar duro la mitad de mi vida, así que no me lo hagas difícil. Tu camino por delante aún es muy amplio, puedes tener mejores oportunidades de desarrollo si pones esfuerzo en el futuro. Hablando sinceramente, es bastante injusto y deprimente permanecer en este tipo de lugar toda tu vida.”

El fiero y caliente corazón de Yang Meng se enfrió hasta los huesos un instante.

Traducción al español: Siboney69
Traducción al inglés: fingers_and_paws @ asianfanfics.com

6 comentarios:

  1. hey pobre de YM si que le pasan cosas terribles siempre sale con las tablas en la cabeza.... ya quiero saber que pasa entre el y YQ ... acaso hay una luz al final de este camino?????

    ResponderEliminar
  2. hola Siboney eskpero que no estes tan cansada por dar nos la felicidad de dos cap. hermosos y segui viendo como se desarrolla la reelacion de estos dos . pebre de YM SIEMPRE SUFRIENDO ESPERAR LOS SIG. CAPITULOS MIL POR TU TRABAJO GRACIAS

    ResponderEliminar
  3. GRACIAS POR LAS TRADUCCIONES, ME SIENTO MAL POR YM, LE PASA DE TODO, SIWMPRE COSAS MALAS.

    ResponderEliminar
  4. Cómo es posible que YM se haya vuelto policía. Pudo haber conseguido otro trabajo más acorde a sus habilidades.

    ResponderEliminar