miércoles, 8 de febrero de 2017

Capítulo 190: Gu Hai escapa exitosamente

Actuando como si no escuchara nada, Bai Luoyin permaneció a un lado y siguió hablando como parlanchín, sin llegar al punto. “Antes de morir, su cara estaba completamente púrpura. Sus labios estaban tan resecos como una vieja corteza de árbol seco. Él siguió llorando, clamando miserablemente: ¡Hermano, hermano! Mis dedos están destrozados por ser masticados. He bebido ya mi sangre. Hermano, hermano. Tengo mucha hambre. Mi estómago está lleno de raíces e insectos de la tierra que fueron desenterrados. Hermano, hermano. Tengo mucho frío. Mis pies están desgarrados, mutilados y sangrando...”

Al escuchar la temible voz de Bai Luoyin, Gu Yang gritó fríamente para que se detuviera, “No me tomes como Gu Hai. No soy tan fácil de controlar.”

“¡Ahhh!”

De pronto, Bai Luoyin gritó sin previo aviso. Su voz era tan fuerte y clara que provocó que se dilataran las pupilas de Gu Yang.

“Veo a Da Hai. Realmente puedo ver a Da Hai. Él está bajo tu cama...”

Dicho eso, inmediatamente se inclinó a un lado de la cama; la parte superior de su cuerpo se agachó mientras que sus piernas y pies permanecieron sobre la cama. Para entonces, su cabeza ya había alcanzado el piso. Hubo un obvio sonido de emoción en su voz que no podía reprimir una vez que habló otra vez.

“Da Hai, di lo que sea que quieras decir. Te escucho.”

Abruptamente, saltaron las venas de la frente de Gu Yang; era incapaz de soportarlo por más tiempo, pateó a Bai Luoyin para sacarlo fuera de la cama.

Incluso entonces, Bai Luoyin siguió hablando al aire aunque nadie más estaba presente en la habitación. La forma en la que hablaba era clara, precisa y ordinaria, hasta el punto en que parecía que realmente escuchaba algo. Muchas otras palabras usadas fueron muy increíbles, todas dichas para que Gu Yang escuchara. Pero él pretendió ser sordo. Bai Luoyin era como una grabación, paciente y meticulosamente repitió sus palabras una y otra vez.

Después de un tiempo, exitosamente tiró de los supuestamente impenetrables nervios de Gu Yang y lo fastidió. Incapaz de seguir soportando este tedioso comportamiento, rápida y violentamente se incorporó y sujetó el cinturón de Bai Luoyin con la intención de arrastrarlo nuevamente sobre la cama. Pero, el cinturón de Bai Luoyin se aflojó y la gravedad tomó el control. Los ojos de Gu Yang simplemente se agrandaron mientras veía su cuerpo deslizándose sobre el piso, dejando solo el cinturón en su mano.

“Da Hai... estoy aquí para acompañarte. Iré contigo...” susurró indolente Bai Luoyin, su fuerza decayó junto con su aliento.

Viéndose malhumorado, Gu Yang sacó su cuerpo de la cama. Quería jalar a aquel tonto, sin embargo, rápidamente notó que el cuerpo de Bai Luoyin realmente estaba rígido. En cuestión de segundos, la ansiedad inundó su cara mientras se apresuraba y encendía la lámpara. Lo que vio entonces fue el enfermizo rostro de Bai Luoyin, ausente de todo color. Sus ojos estaban más abiertos que de costumbre, mientras que sus labios temblaban como si quisiera decir algo pero fuese incapaz.

Gu Yang lo cargó sobre la cama y rápidamente llamó a un doctor para que viniera. Para el momento en que colgó la llamada, Bai Luoyin ya había perdido la conciencia.

“¡Maldición! He perdido ante ti. No usas este método para mantener en control a Gu Hai, ¿verdad?”

Gu Yang se quedó a un lado de la cama sin más qué decir, con una expresión de perplejidad en su rostro. Incluso las arrugas entre sus cejas parecían haberse tensado inmensamente. Desde el momento en que Bai Luoyin le pidió ayuda, él ya había decidido ayudarles. En cuanto a sus demandas irrazonables, simplemente era un placer perverso.

Primero que todo, quería burlarse de Bai Luoyin y segundo, quería hacer que se rindiera y entonces salir de esta difícil situación. Solo entonces podría tener una pacífica noche de sueño, para así poder tener la suficiente energía de ir a la base militar al día siguiente.

Quién habría adivinado que al final, ¡él mismo habría sido extorsionado y agraviado inesperadamente por Bai Luoyin!
-----------

Temprano en la mañana, Gu Wei Ting recibió una llamada de Gu Yang.

“Tío, ¿está en la base militar?”

Encontrando bastante peculiar el escuchar la voz de su sobrino tan temprano, Gu Wei Ting rápidamente construyó una pared defensiva en su mente para protegerse contra cualquier ataque repentino. “Estoy aquí. ¿Qué pasa?”

“Oh. Tengo algo sobre lo que quiero pedirle ayuda. ¿Qué opina, es más conveniente que nos encontremos cara a cara afuera de la base o debería ir allá?”

“Puedes venir aquí.”

Después de colgar la llamada de Gu Yang, Sun Jingwei tocó la puerta y entró para recordarle que tenía una conferencia en la cual participar. Se encontraba en medio de prepararse cuando llegó la llamada. Ahora, el coche para la conferencia necesitaba partir inmediatamente.

“Oh, hay una conferencia hoy...” Los dedos de Gu Wei Ting tamborilearon su escritorio, “Había olvidado este asunto.”

Dicho eso, se levantó y arregló sus cosas mientras se masajeaba la frente incesantemente. Por su aspecto, su estado mental no parecía el mejor.

Sun Jingwei se paró en la puerta, sus ojos miraron directamente al centro de la habitación en todo momento. Cuando Gu Wei Ting levantó su mirada, Sun Jingwei giró su cabeza y pretendió una expresión tranquila como si estuviera al margen.

Durante los pasados dos días, Sun Jingwei había sido bastante obediente e inocente. Si no había alguna tarea urgente, apenas y entraba a la habitación de Gu Wei Ting. Y siempre al entrar, apenas y decía algunas palabras antes de irse. En cada ocasión, nunca mencionó la situación de Gu Hai.

Justo cuando Gu Wei Ting estaba por irse, la llamada de Gu Yang había entrado una vez más.

“Tío, ya estoy en la entrada.”

“Ahora tengo una conferencia que atender. Puedes quedarte en la habitación de invitados y esperarme un momento. O puedes ir directamente a mi casa y esperar ahí.”

Incluso después de bajar su teléfono, Gu Wei Ting sintió una extraña aura rodeándolo, la cual le dejó una sensación de inseguridad. Para darle una ligera tranquilidad, envió a dos soldados más para que vigilaran la puerta. Entonces, con una mirada severa y poderosa, intencionalmente les ordenó con unas cuantas palabras que tenían un tono amenazador.

“Él puede entrar o salir libremente, pero no puede irse con nadie. Recuerden, vigilen las dos habitaciones en ambos lados. Si algo sucede, los buscaré directamente a ustedes dos.”

“¡Entendido, señor!” Los dos soldados gritaron al unísono.

Gu Yang salió desde un coche lujoso, usando un traje inmensamente llamativo. Portaba un elegante traje negro que delineaba su delgada figura, un sombrero definitivamente caro, un par de lentes oscuros de gran tamaño y una severa y digna expresión que combinaba su apariencia. Caminó lentamente desde la distancia con tal grandeza que, una vez que lo vieron, los cuatro soldados en turno pensaron que se trataba de una estrella de cine.

Después de mostrar su tarjeta de identificación, los cuatro soldados estuvieron de acuerdo y le permitieron entrar, sus ojos rebosaban de envidia y respeto.

“¿Ves? El sobrino del General es realmente atractivo.”

“¿Su sobrino, eh? ¡Pensé que era su hijo!” El soldado suspiró, “Se parece mucho a él.”

“Su hijo aún está estudiando. ¿Cuándo lo verás vestido así?”

“Eso es cierto.”

Una vez que entró a la habitación, Gu Yang no dijo nada más. Lo primero que hizo fue quitarse inmediatamente esta ridícula ropa.

*/Tan estúpido./*

Realmente quería verse en el espejo y darse de bofetadas.

Después de cambiarse de ropa, Gu Yang comenzó a caminar alrededor hasta finalmente encontrar una pequeña abertura en el piso de la sala. Entonces cuidadosamente movió la cubierta a un lado. Tomó una respiración profunda y avanzó al interior.

En este punto, Gu Hai ya estaba del mismo color que la tierra en la que estaba acostado. Esto hacía difícil distinguir en dónde estaba su cuerpo, lo cual hizo que Gu Yang casi tropezara sobre él.

“Gu Hai...” Gu Yang intentó llamarlo, “¿Eres tú?”

Gu Hai entreabrió sus ojos e hizo su mayor intento por enfocar. Después de unos segundos, fue capaz de reconocer a la persona frente a sí.

“¿Por qué estás aquí?”

Su voz sonaba quebrada cuando habló. Con solo escucharla hizo que Gu Yang pensara que había entrado al túnel incorrecto.

“No digas nada. Sal primero conmigo.”

Gu Hai había estado atacado de hambre por casi cinco días, pero incluso entonces, seguía con energía para empujar a Gu Yang a un lado. “Vete, prefiero morir que someterme.”

Esta terquedad, incluso cuando enfrentaba la adversidad, trajo consigo una sensación de fastidio en los ya arruinados nervios de Gu Yang. Se acercó una vez más. Aunque no podía ver claramente en este oscuro y apretado túnel, entornó sus ojos, lo suficiente como para mostrar su disgusto. Sus ojos comenzaron a manar furia y entonces sin advertencia, le dio una cachetada a Gu Hai.

“Será mejor que te comportes de una jodida vez, Bai Luoyin me hizo venir.”

Un sucio y desarreglado mono salió del túnel. Era ya imposible ver cómo era originalmente su ropa y su cara, su definido y bien esculpido rostro estaba cubierto en suciedad hasta el punto en el que era difícil ver sus rasgos faciales. Este tipo de apariencia podría hacer pensar a cualquiera en una imagen de un minero encontrándose después de un desastre. La miserable condición de aquellos mineros quienes habían sufrido por algunos días hasta que fueron rescatados siendo levantados de los escombros, era un grandioso retrato de Gu Hai en este momento.

“Agua,” dijo Gu Hai mientras agitaba su mano frente a Gu Yang.

Gu Yang rápidamente le llevó un vaso con agua. Con su brazo sujetó a Gu Hai y este dio varios tragos enormes.

Después de terminar el agua, Gu Hai se recostó nuevamente sobre el piso. Sus ojos estaban inyectados de sangre, la superficie de sus labios estaba cubierta completamente con entumecimiento que se negaba a marcharse. Como era de esperar, era una horrible visión para cualquiera.

Y sin embargo, incluso bajo esta circunstancia sujetó la mano de Gu Yang e incesantemente preguntó, “¿En dónde está Yin Zi? ¿Cómo está?”

Gu Yang tiró del frente de la ropa de Gu Hai, mientras lo miraba fijamente, sus ojos bramaban de furia.

“Mira el estado en el que estás, ¿y aún así tienes la audacia de pensar en alguien más?”

Gu Hai siguió preguntando, “Yin Zi te envió con un mensaje para mí, ¿verdad?”

El enojo se elevó en el estómago de Gu Yang y viajó hasta la sensible piel sobre su frente. Ferozmente sujetó la cabeza de Gu Hai con sus manos y la chocó contra el piso. “¿Hay algo mal en tu maldita cabeza? ¿No te dije que era suficiente con solo jugar? ¿No te advertí que no fueras tan serio? ¿Por qué no escuchas mis palabras? ¿Por qué?...” Los gritos de Gu Yang de inmediato se detuvieron. No encontró otras palabras por decir.

Después de ver que la cabeza de Gu Hai, habiendo sido golpeada fuertemente contra el piso, comenzaba a sangrar, Gu Yang detuvo su salvaje acción. Tiró de Gu Hai y lo sujetó fuertemente contra su pecho. Nunca antes había tenido una completa sensación de miedo y angustia apareciendo tan inmensamente en su propia cara.

“Hermano, lo dijiste demasiado tarde.” Gu Hai comenzó a hablar tranquilamente. “Debiste haberlo dicho antes de que me cambiara de escuela.”

Gu Yang encontró al azar algo de comida para que Gu Hai la engullera, así su estómago estaría alimentado por ahora, al terminar lo llevó al baño.

Después de bañarse, todas sus extremidades se acalambraron, dejándolo adolorido y aún más cansado de lo que estaba antes. Mientras se ponía el cambio de ropa, hizo muecas de dolor con cada movimiento.

“Apresúrate y deja de perder el tiempo.” Gu Yang lo apresuró repetidas veces.

Gu Hai gruñó amargamente, “También quiero ser más rápido, ¡pero mis brazos y piernas no me escuchan en absoluto!”

Con una cara fría, Gu Yang dio un paso al frente y lo ayudó a entrar en todo el conjunto de ropa que había usado anteriormente. Normalmente, Gu Hai era un poco más robusto que Gu Yang, a pesar de que sus estaturas eran las mismas. Pero, después de ser atormentado por varios días, su cuerpo había perdido varios kilogramos de músculos. Una vez que fue capaz de entrar en la ropa, le quedó perfectamente.

Gu Yang le pasó el sombrero y los lentes oscuros. Al verlos, Gu Hai dudó por un momento.

“¿No se ve demasiado estúpido? No los voy a usar.”

Apretando sus dientes, Gu Yang apretó el sombrero sobre la cabeza del tonto testarudo.

*/¡Te lo estoy dejando pasar fácilmente al no usar ropa de mujer aquí! ¡No te estoy haciendo quedar mal y tú aún así quieres ser exigente!/*

Después de cambiarse de ropa, Gu Hai se puso las gafas y se paró frente al espejo. Se veía casi como Gu Yang cuando había entrado al principio en la base.

“¿Está lo suficientemente bien?” preguntó Gu Hai.

Gu Yang asintió en aprobación.

Justo cuando Gu Hai estaba por abrir la puerta, de pronto Gu Yang lo detuvo. “Cuando camines, mantén un poco más estable tu ritmo. Aquí está la llave del coche, está estacionado a un lado de la calle.”

Gu Hai permaneció en silencio por un tiempo, antes de preguntar repentinamente, “Si me voy, ¿qué te va a pasar? ¿Y si mi papá pregunta?”

*/Pequeño bastardo, que bien que aún tienes conciencia. Incluso en este punto, aún puedes pensar en mi./*

“Sigue tu camino, no te preocupes por mí. Tengo mi propia manera.”

Finalmente, Gu Hai le dio una mirada de agradecimiento para entonces abrir la puerta e irse.

Gu Yang se quedó parado en silencio esperando un momento junto a la puerta, escuchaba los movimientos del exterior.

Como lo había anticipado, después de que Gu Hai saliera, los cuatro soldados no tuvieron ninguna reacción ya que la similitud era muy alta. Incluso si había una área que no era lo bastante similar, los anteojos lo ocultaban. Además, haciendo par con este aspecto llamativo, lo hacía difícil dudar de la apariencia de la persona.

Entonces Gu Hai escapó en el coche de Gu Yang sin problema alguno.

Después de un tiempo, Gu Yang le envió un mensaje a Gu Wei Ting, “Tío, tengo algo que atender, me voy primero. Regresaré a buscarlo después cuando tenga tiempo.”

A continuación se cambió a la ropa de Gu Hai. Miró alrededor de la habitación por un momento hasta que finalmente encontró un manojo de cuerdas. Una vez que limpió la escena del crimen, tomó una botella de agua y la cuerda, para entonces dirigirse al interior del túnel.

Traducción al español: Siboney69
Traducción al inglés: sae-han01 @ Tumblr

23 comentarios:

  1. Dios mio!
    Que capitulo tan mas emocionante, que nervios de que los pudieran capturar.

    Por fin Gu Hai vera a su pequeña esposa, estoy segura que eso le dara fuerzas y se podra recuperar rapidamente.


    Hasta que Gu Yang hizo algo por Gu Hai, cuanto tiempo se quedara el en el tunel?, no puedo imaginarlo, no creo que su tio le vaya a hacer algo, pero aun asi, me da pendiente.


    Muchas gracias por traducir, ahora estoy mas ansiosa por la continuacion jajaja ♡

    ResponderEliminar
  2. no espere que fuera hacer eso por gu hai que capitulos tan mas emocionantes

    esto se pone cada vez mas cardiaco

    ResponderEliminar
  3. Esto si que no lo esperé de Gu Yang, 😄 aunque se hizo mucho de rogar.

    Awwww mi Gu Hai libre *_*. Quiero llorar por su tormento!!!

    ResponderEliminar
  4. Hasta que por fin Gu Yang hizo algo bueno por Gu Hai, retiro todas las maldiciones que dije en el capítulo anterior, por fin líbreee!! Me muero por saber la reacción de ambos cuando se encuentren 😍 Esto cada vez se pone mejor... Gracias Siboney, eres un ángel 😘

    ResponderEliminar
  5. Las palabras de Bay louyin me rompieron el corazón "Da hai estoy aquí para acompañarte...." 😭😭😭😭😭

    ResponderEliminar
  6. Ante todo mis DISCULPAS al heroe de este Cap. el Sr. Gu Yang ya que en cap anterior comente que este tio pues era un maquivelico insensible al ponerles condicones a mi BLY y querer acostarse con el hasta eel punto que crei q mis sospechas d que bly le gustaba eran ciertas...y lo deteste por eso... pero debo reconocer que me equivoque y solo queria jugarle una mala pasada a bly .. aunq estoy segura que el propio GY quedo impresionado con la manera en que mi bly rogo por GH hasta el punto de desmayarse el pobrecito estaba tan debil,,, sin embargo uso de todas sus fuerzas para interceder por GH con su primo ... esto realmente me conmovio bly te amooooo eres lo maximo... total que el GY no es tan malo despues de todo ahora veamos como va hacer para salir de ese tunel eso me intriga... por lo pronto ya mi amado GH esta libre veamos q pasa diosss que nervios ..gracias siboney por darme el placer de mi droga preferida mis buenas vibras para ti... besossss ya sabes que te amo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gu Yang... en el pasado, desde que apareció, nos ha dado una mala impresión, y por fin llegó un momento en que demostró que no tiene un corazón tan retorcido, sin embargo es alguien a quien tenemos que tener en la mira...
      Aww y sí, amemos a BLY por su duro trabajo, que igual que GH previamente habia pasado días sufriendo *corazón roto*

      Y por último, de nada, es un gusto como siempre compartir nuevos capítulos♥
      ¡Saludos!

      Eliminar
  7. CHC: Me he quedado sorprendido con la acción de Gu Yang. Sin duda los lazos de sangre pesan e impulsan en momentos de gran necesidad de apoyo.
    Solo espero que Gu Wei Ting no descargue su ira contra su sobrino.

    ResponderEliminar
  8. Por lo visto soy la única a la que le agrada GY 😂😂😂 me encanta que sea tan maldito y malvado pero que al mismo tiempo tenga miedo a ese tipo de cosas. BLY lo venció en su propio juego. Por alguna extraña razón quiero que suceda algo entre GY y BLY, aunque obviamente no quiero que se arruinen las cosas con GH.
    Gracias por tradicir el capítulo 😉😉

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh Gu Yang, estás comenzando a tener más personas que te apoyan! quién lo diría! Jaja

      Eliminar
  9. Que que!!!!!!!!! Oh no.... pobre Gu Yang, ahora él sufrirá en el túnel, Ojalá no le pase nada ybque BLY y GH se reencuentren pronto!!!!!. Amo tu trabajo!!!!! Gracias!!!!

    ResponderEliminar
  10. jajajajaja seguia la historia en wattpad pero ya la verdad no aguantaba la duda...asi que aqui estoy, gracias por traducir, ese Gu Yang pense que era un insensible, pero gracias a este cap le hizo cambiar totalmente mi perspectiva sobre el, y me preocupa que tenga que estar el ahpra en el tunel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por nada, gracias por seguir la novela ^^

      Eliminar
  11. ohhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh hasta que hizo algo por GH!!! muero de nervios!! gracias por tu esfuerzo de siempre Siboney!!!

    ResponderEliminar
  12. Vaya capitulo!! me tuvo con los nervios de punta.
    Que manera la de Bai luoyin de convencer a Gu Yang, pero el pobre a de ver estado muy agotado que termino perdiendo el conocimiento, yo sabia que Gu Yang iba a terminar ayudándolos y sobre el papá de Gu Hai, no lo soporto viejo inconsciente que mal me cae!! su orgullo puede mas, necio testarudo y soberbio, ojala y recapacite y no quiero que le pase nada malo a Gu Yang!!

    Muchísimas gracias por el capitulo, lo esperaba tanto estoy tan ansiosa, esta novela me tiene completamente atrapada, tu trabajo me encanta, le entiendo perfectamente lo haces excelente. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por las flores :)
      Y por comentar <3
      Saludos y lo mejor para ti!

      Eliminar
  13. Necesito urgentemente el siguiente capítulo jajaja, gracias por tú trabajo :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buen capitulo. Espero con ancias el siguiente

      Eliminar
  14. Retiro lo dicho de gu yang es frandioso en el anterior capitulo hable mal.gggg

    ResponderEliminar