lunes, 11 de abril de 2016

Capítulo 16: ¿Te atreves a desafiarme?

Al día siguiente, Bai Luoyin llegó tarde de nuevo. Gu Hai le echo un vistazo a su uniforme, estaba igual que ayer ya que aún no había sido cosido. Gu Hai fue lo suficientemente valiente para hacerle hoyos al uniforme de Bai Luoyin porque entendía muy bien el descuido en el hogar de este. Sabía que probablemente no se quitaría la ropa y se iría directamente a dormir con el uniforme puesto.

Bien, ahora que todo ya está listo, lo que falta es el viento del este [1].

Sin embargo, era una pena que aquel viento del este hoy no soplara suavemente.

Gu Hai siguió viendo a Bai Luoyin, esperando a que se quedara dormido. Pero Bai Luoyin estuvo muy despierto ese día. Estaba tan enérgico que pasó dos clases y su espalda seguía recta como un tronco de madera.

Vamos, duerme... Gu Hai coreó repetidamente en su mente.

Finalmente, cerca del termino del segundo periodo, la espalda de Bai Luoyin se dejó caer un poco y gradualmente se recargó sobre la mesa. Gu Hai espero en silencio. Justo cuando todo el cuerpo de Bai Luoyin se había dejado de mover, extendió sus manos.

Ring, ring, ring...

La clase había terminado, Gu Hai rechino sus dientes y alejó sus manos con el corazón pesado.

Era el tercer periodo era de educación física. Gu Hai colocó temporalmente el hilo y la aguja en su escritorio, guardándolos para el cuarto periodo.

Su escuela había empleado a un nuevo maestro de educación física, este se había jubilado de la armada. Llevaba un aura de presunción y no tenia pizca de miedo. En cuanto comenzó la clase, maldijo y regañó a toda la clase por su postura en pie, llamándolos un grupo de cobardes sin espina dorsal.

“Tú, rápido, alinea a los estudiantes.” El profesor señalo a Ti Wei.

Cuando Ti Wei gritó la orden, el profesor de inmediato aulló, “¿Es que aún no has comido?”

Ti Wei se sintió agraviado, “He comido, pero aún tengo hambre.”

Toda la clase estalló en risas. El maestro dio un paso atrás, ¡te estoy instruyendo y tú en realidad tienes la audacia de sonreírme con travesura!

“Vuelve a tu posición, nombraré a otra persona.”

Con una mirada de desprecio, caminó delante de cada estudiante hasta la última fila. Sus ojos finalmente se posaron en una persona cuya postura era totalmente distinta a los demás. La expresión de este alumno implicaba agresividad y al ver detenidamente su figura y postura, definitivamente se convertiría en el sucesor del maestro de educación física.

"Tú, ven aquí."

Gu Hai con valentía caminó al frente, mostrando un impresionante comportamiento.

La cara del maestro finalmente mostró satisfacción.

“Grita que pongan atención, te escucharé.”

Gu Hai le dio una mirada al maestro y noto la insufriblemente arrogancia y orgullo en sus ojos. El maestro lo hacía ver como si fuese un honor dejar que Gu Hai gritara esas palabras, y si no las pronunciaba con la suficiente firmeza, eso significaba que no valía el aprecio del profesor.

“Las ordenes no deberían ser dadas a gritos. Si no se tiene confianza en las personas, ellos no escucharan incluso si se grita hasta que sangre la garganta. Si se tiene confianza en las personas, estas sabrán que deben hacer incluso si la boca está cerrada.”

Después de terminar su declaración, un silencio colectivo se esparció.

Nadie se esperaba que alguien fuera tan valiente para hablar este tipo de discurso frente al feroz e irracional maestro. Conversaron en secreto, esta persona está condenada, y sin embargo no podían dejar de animarlo. Todos despreciaban este tipo de maestro, la persona que se atrevió a oponerse seguramente se convertiría en un héroe trágico pero admirable en sus mentes.

El maestro actuó como si estuviera poseído. ¿Por qué su forma de hablar es tan familiar? Tomó una mirada más de cerca, Imposible ¿Por qué siento que nuestras posiciones han cambiado? Eso no está bien. ¡Él es solo un estudiante! ¡Yo soy el maestro! ¡Pueso hacerlo hacer lo que sea que yo diga! ¿Cómo se atreve a ir en contra de mis ordenes. ¿Cómo es que logró cambiar nuestros papeles? ¡Esto no está bien!

“¿Qué calificaciones tienes para hablarme así?”

Gu Hai respondió con brusquedad, “Entonces ¿qué es lo que llama calificaciones?”

La cara del maestro se puso furiosa mientras señalaba al piso, “Si puedes hacer cincuenta lagartijas en un minuto, pretenderé que no escuché lo que acabas de decir.”

Gu Hai rió con disimulo, y con ambas manos listas, esperó a que el maestro indicara cuando empezar.

El maestro sacó un cronometro y hecho una mirada despectiva hacia Gu Hai.

“Empieza.”

"1, 2, 3, 4, ..."

Toda la clase contó y animó a Gu Hai al mismo tiempo. La postura de sus movimientos era perfecta mientras que su velocidad no se alentó; esto solo podía ser visto en televisión. Cuando la cuenta llegó a los cincuenta, aún quedaba medio minuto. Algunos de los chicos incluso sudaron, no sabian si era debido al sol o porque estaban realmente asustados.

“106.”

Una explosión de aplausos estalló de entre las filas de estudiantes.

“¿Qué están aplaudiendo?” El maestro rugió en alto hasta que toda la clase se calmó. Se enfrentó a Gu Hai, “¿Crees que eres muy honorable? ¡Bah! ¡Los estudiantes no saben la broma que eres! ¡Las personas te tratan como un mono y a mí como el adiestrador! ¿Crees que realmente te admiran? ¡No te hagas ilusiones!”

“Entonces, permítame verlo hacer algo honorable.”

Después de un tiempo, la constante provocación de Gu Hai causó que algunos estudiantes se animaran, incluso algunos gritaron desde atrás.


“¡Maestro, también muéstrenos algunas de sus habilidades! También queremos verlo. Se acaba de retirar del ejército, ¿verdad? ¡También queremos ver como es la integridad de un soldado!”

“¡Es cierto! Tiene grandes habilidades, ¡así que compártalas con nosotros!”

"......"

La burla de la clase y la expresión indiferente de Gu Hai presionaban lentamente los nervios del maestro hasta el punto de explotar. Se dio cuenta de que debería permitir a los estudiantes atestiguar sus capacidades, así no lo cuestionarían más en el futuro.

“Dejen de engatusar. ¿Ven aquella barra horizontal? Cada uno hará tantas flexiones como puedan. Después de que todos hayan terminado, las haré todas. Escuchen cuidadosamente, el número de flexiones que puedo hacer definitivamente excederán la suma de todos.”

Toda la clase reventó en emoción. Un grupo de estudiantes caminó hacia la barra horizontal. Por otra parte, las chicas se pararon alrededor de ellos mientras los animaban. Algunos estudiantes de otra clase también se acercaron

El maestro dio un ejemplo previo y explicó que la barbilla debería pasar la barra mientras que los pies no deberían tocar el suelo, de esta forma se podía contar como una flexión completa.

“1, 2... Tú, esa no cuenta, el siguiente vaya al frente,... 3, 4, 5, 6,... 41, 42....”

Aunque muchos estudiantes hicieron flexiones, ninguno en particular resaltó, muchos ni siquiera pudieron sostener su propio peso. De toda la clase, la mitad de ellos eran hombre, cuarenta en total. Incluso si cada uno de los estudiantes pudiera hacer tres flexiones, el total solo podían ser un poco más de cien. Las personas que nunca antes habían tenido un entrenamiento especial, se dieron cuenta de que era un milagro si conseguías hacer más de 10.

Viendo a la fila ordenada de acuerdo a la altura, los tres que quedaban eran Bai Luoyin, You Qi y Gu Hai.

Los estudiantes hicieron 89 flexiones juntos. Por los requisitos del maestro, algunos ni siquiera lograron hacer una flexión. Por lo que, el maestro estaba totalmente preparado por lo que se avecinaba. Podía hacer 200 flexiones sin parar. Sin importar lo poderoso que fuera Gu Hai, no es¡ra como si las flexiones de los tres chicos pudieran superar los 100.
*********

N/T: [1] Bien, ahora que todo ya está listo, lo que falta es el viento del este: Este es un modismo, significa que todos está listo para realizar algo, a excepción de la parte más importante (lo cual es el ‘viento del este’).

Traducción al español: Siboney69
Traducción al inglés: Sienna7455 @ Wattpad

1 comentario:

  1. Como me rei con GH siendo travieso, sobre todo porque solo es asi con BLY *-*

    ResponderEliminar