lunes, 18 de abril de 2016

Capítulo 29: Bebiendo en la calle con jovialidad

“No tomes tanto, es malo para tu estómago.”

Gu Hai alejó el vaso de alcohol de la mano de Bai Luoyin, pero este lo tomó de vuelta y bebió hasta el fondo. Incluso eructo una vez que lo tomó por completo y entonces siguió comiendo las brochetas de carne que sostenía en la mano.

Gu Hai de pronto tomó la brocheta que Bai Luoyin comía, y se la metió en la boca.

El rostro de Bai Luoyin se hundió, “Hay tanta comida aquí, ¿por qué robas la mía?”

“Porque me apetece.”

La cara de Bai Luoyin se oscureció, le lanzó una mirada a Gu Hai y entonces giró su cabeza para llamar al dueño del local, “Señor, ¡deme otra cerveza!”

Gu Hai se quedó sorprendido por un momento y rápidamente detuvo a Bai Luoyin, se giró hacia el dueño y dijo, “¡Es suficiente, señor! ¡No necesita traerlo!”

“Si solo quieres causarme problemas, ¡entonces largo de aquí!”

Al final, Gu Hai no pudo contenerlo, Bai Luoyin bebió y comió tanto como pudo. Mientras más bebía, comenzó a hablar más y más. Gu Hai tuvo una oportunidad de saber más sobre él.

“De hecho, mi mamá no es ese tipo de persona. Aunque nunca se preocupó por mí desde pequeño, ella nunca hizo ese tipo de cosas. Simplemente menospreció a mi padre, eso es todo. Ella solamente fue realista, y quiso vivir con lujos...”

“Te creo.” Gu Hai simplemente sonrió amargamente, “Por suerte, aún tienes a tu mamá. La mía ya se ha ido.”

Bai Luoyin lo miró con incredulidad. Todo este tiempo, siempre había pensado que la vida de Gu Hai era realmente buena, hasta el punto de estar aburrido de ella y buscar fallas en la de los demás.

“Sé lo que estás pensando.” Gu Hai encendió un cigarro y vio a Bai Luoyin con una sutil sonrisa, “Además de a ti, ¿me has visto molestar a alguien más?”

Bai Luoyin extendió su mano, Gu Hai le pasó el cigarrillo. El humo persistió ante los ojos de ambos, como si las personas a su alrededor no existiesen.

“¿Ya sabías de mi familia desde el principio?”, preguntó Bai Luoyin.

Gu Hai asintió, “Solo un poco.”

“Así que la razón por la que siempre estás buscando mis fallas, y luego me provocas, es para consolar tu corazón, ¿cierto?”

Gu Hai apagó su cigarro, bebió un trago de cerveza y mostró una pequeña sonrisa.

“A esto no se le llama ‘buscar tus fallas’, Se le llama cuidado. Estoy usando una forma especial para amarte.”

“No uses mi tolerancia para alimentar tu falta de vergüenza.”

Después de que Bai Luoyin dijo estas palabras, se carcajeó, entonces Gu Hai también se rió. Mientras reían juntos, era como si la risa marcara el fin de sus constantes disputas.

Gu Hai sostuvo las brochetas sobre la parrilla y les dio vueltas mientras que Bai Luoyin seguía bebiendo. Viendo como Gu Hai se ocupaba frente a la parrilla caliente, Bai Luoyin de pronto sintió que esta persona había vuelto muy accesible. Quizás era por que ambos compartían una experiencia en común, la cual desencadenó simpatía en su corazón. Quizás era el sentido de justicia de Gu Hai lo que lo conmovió. O quizás era simplemente el efecto del alcohol.... Repentinamente, Bai Luoyin quiso revelar todo el contenido de su corazón a esta persona.

“Tengo muchos amigos, ellos siempre sonríen y ríen conmigo, sin embargo cuando tienen dificultades, mantienen sus propios problemas en su interior.”

Gu Hai pensó en sus propios amigos. No pudo abstenerse de levantar las comisuras de su boca, “Este es un problema común entre los hombres. No se puede evitar.”

Bai Luoyin bebió mucha cerveza de nuevo, “Solía tener una novia. Ella es muy bonita, y su familia es realmente acomodada. Pero, nosotros rompimos. No he estad durmiendo bien todo este tiempo debido a este problema...”

Esa noche, Bai Luoyin habló sobre muchas cosas, y Gu Hai simplemente se quedó en silencio a su lado. Bai Luoyin le contó sin reservas sobre su dolor y dificultades, incluyendo cómo la situación de su familia creó obstáculos en su vida amorosa, la poco realista relación a larga distancia con Shi Hui, así como sus preocupaciones sobre el futuro, los conflictos con su mamá, y sin olvidar mencionar el doloroso odio que tenía contra la brecha causada por las clases sociales...

Después de escucharlo por completo, Gu Hai sintió que Bai Luoyin había vuelto a construir una barrera entre ambos. Obviamente hace un momento se habían vuelto cercanos, pero ahora esta barrera los separaba nuevamente.

Bai Luoyin estaba completamente ebrio, se puso de pie para ir a orinar. Gu Hai se las arregló para llevarlo a un lugar vació y le dijo que ahí lo hiciera.

Bai Luoyin colocó su mano en su abdomen bajo e hizo un gesto de bajar la cremallera, pero en realidad, su ropa no tenía uno, él simplemente necesitaba bajar su pantalón para quitárselo.

Cuando vio que Bai Luoyin estaba por orinar, la cara de Gu Hai cambió de color y rápidamente lo detuvo. “¡Aún no orines! ¡Primero quítate el pantalón!”

“¡Ya me lo quité!”

Bai Luoyin abrió ambas manos, su cara roja por el alcohol dejó escapar una risa tonta.

Gu Hai dejó escapar un resoplido de diversión por la escena, “¿Qué te quitaste? ¿No sigue aún en tu cuerpo?”

Bai Luoyin bajo la vista, como era de esperar, su pantalón aún estaba en su cuerpo.

“No necesito quitármelo, solo lo orinaré así, es más fácil.”

“¿Quien dice que es más fácil?” Gu Hai se precipitó frente a él, uso una mano para quitarle el pantalón, mientras que con la otra le tomó la mano para ayudarle a que el mismo sostuviera las joyas de su familia, “Aquí, ahora ya puedes orinar.”

Bai Luoyin lo escuchó obedientemente y comenzó a orinar. Gu Hai tomó ventaja de la luz de la luna y le echó un vistazo a Bai Luoyin. Cada hombre definitivamente tiene un problema en común. Cuando ven a otras personas exponer su virilidad, siempre harán comparaciones de tamaño entre la propia y la de los demás.

Una vez que terminó Bai Luoyin, se giró hacia Gu Hai, “¿Tú no vas a orinar?”

“Ahora no.”

Bai Luoyin señaló el pantalón de Gu Hai. “Entonces, quítate también tu pantalón, vamos a comparar quién la tiene más grande.”

Gu Hai dejó escapar una amplia sonrisa, mientras le ponía le el pantalón a Bai Luoyin y respondió, “La próxima vez... la próxima vez...”

Bai Luoyin estaba tan ebrio que caminaba balanceándose, sin falta, chocaba con algo cada dos pasos. Gu Hai no pudo seguir viéndolo por más tiempo, se puso de cuclillas, dejando que Bai Luoyin se subiera en su espalda y lo cargó.

Los brazos de Bai Luoyin descansaban en los hombros de Gu Hai, y el aire caliente de su respiración se esparcía por todo el cuello de este. Gu Hai podía sentir como su cuello aumentaba de temperatura cada segundo, así que intentó subir un poco más a Bai Luoyin sobre su espalda, lo que hizo que la nariz de este chocara contra su mejilla.

“¿Tienes sueño?” preguntó Gu Hai.

“¿Hum...?” respondió aturdido Bai Luoyin.

El tono de Gu Hai nunca había sido tan gentil, “Entonces duerme. Duerme un poco y pronto estarás en casa.”

“¿A quién dices que duerma? ¿A quién dices que duerma?” Bai Luoyin de pronto elevó su voz y aterrizó su puño contra la mejilla izquierda de Gu Hai, “¿quieres cortar mi uniforme otra vez, no es así?”

La mitad de la cara de Gu Hai dolía. La paciencia que le daba a otras personas nunca llegaría a estar tan cerca como la que tenía con Bai Luoyin. Incluso el mismo no entendía por qué no podía enojarse frente a este chico estúpido.

“¡Cretino!”

Bai Luoyin gritó con fuerza hacia la oscura calle frente a ellos.

“Si dices algo así otra vez, lo creas o no, te tiraré en una zanja.”

Bai Luoyin no dijo una palabra, su respiración caía con regularidad en la oreja de Gu Hai. Quizás se había quedado dormido, quizás con toda esa plática de hace un momento finalmente pudo dejar a un lado la carga sobre su pecho. Gu Hai continuó cargando a Bai Luoyin, sintió que el viento de la noche ya no era tan frío.

“Mamá...”

Un rastro húmedo viajó por el cuello de Gu Hai, recorriendo su pecho y desembocando dentro de su corazón, despertando las emociones que había estado suprimiendo durante mucho tiempo.
*  *  *

"Tío."

Una vez que Bai Han Qi vio a Bai Luoyin, finalmente pudo liberar la ansiedad de su corazón. Se apresuró a bajarlo de la espalda de Gu Hai, su boca constantemente murmuraba para sí mismo, “¡Por fin le encuentro! No me atreví a hablar sobre esto con la abuela, ¡rápido entra a la casa!”

“No voy a entrar.” respondió Gu Hai mientras se quitaba el uniforme que llevaba puesto, y se lo entregaba a Bai Han Qi.

“Este es su uniforme. El clima es bastante frío, ¡él debería usar más ropa!”

“Oh...” Bai Han Qi vio a Gu Hai con agradecimiento, “Muchas gracias por tu ayuda.”

“No es nada, hoy estaba un poco decaído, así que bebió un poco de alcohol, debería estar bien en la mañana.”

Bai Han Qi asintió continuamente. Viendo la espalda de Gu Hai desaparecer en la distancia, no pudo evitar suspirar, “¿Qué tipo de familia es capaz de criar a un chico tan bueno?”

Traducción al español: Siboney69
Traducción al inglés: Estreline @ Wattpad

3 comentarios:

  1. Siempre después del alcohol alguien termina cargando a alguien, es tradición o que pedo?

    ResponderEliminar
  2. Esta es una de mis escenas favoritas, ese instante de feedback :).

    Los chicos no suelen cargar con otros chicos ♡♡♡.

    No pude evitar reirme mucho con la parte donde le ayuda a hacer sus necesidades y después con la sugerencia JAJAJA

    ResponderEliminar
  3. Yo creí en la serie, que GH se había inventado lo de quien la tiene mas grande y eso... pero si paso!!! me estoy muriendo reviviendo y volviendo a morir... hahahha "nunca había dicho esto" hahha ayyy Jerog...

    ResponderEliminar