martes, 8 de agosto de 2017

[La Corte] Side Story 1.1 Evasión

“Buenos días, Cai Cai. Hora de despertar. Hoy tienes una audiencia a la que asistir.”

La luz del sol entró por la habitación. Debido a que un dedo frotaba su mejilla con suavidad, Wei Cai abrió sus ojos. Antes de siquiera estar completamente despierto, Li Jia De ya se había acercado y le había robado un beso de los labios.

“Ya preparé el desayuno. Hamburguesa y ensalada de verduras, después de eso hay leche. ¿Quieres comer en la cama?” Preguntó Li Jia De, quien tenía una apariencia de esposo-que-se-queda-en-casa.

Con las manos en la cintura, usaba un delantal verde con un muy lindo oso bordado al frente. Era un insulto para el conjunto de su traje italiano de súper lujo que llevaba debajo.

Debido a que ya estaba acostumbrado a esta graciosa imagen, Wei Cai se levantó de la cama. En el baño miró su reloj. Gracias al cielo eran las 8:15 am., no debería llegar tan tarde mientras la velocidad fuese rápida para llegar a San Zhong Yuan.

Ya había vivido con Li Jia De por seis meses, con el fin de tener un espíritu de igualdad, se habían dividido los quehaceres de la casa.

Hablando comparativamente, las habilidades de cocina de Wei Cai eran mejores, así que él era el responsable de las compras y de hacer la cena; mientras que Li Jia De haría el desayuno y lavaría los platos, y además ayudaría con limpiar y lavar la ropa.

Dulces hasta el punto de ser inseparables, el periodo de luna de miel había terminado, ahora ambos tenían un tipo de entendimiento entre una pareja casada, incluso el sexo ahora tenía sus reglas. Pero este tipo de reglas con frecuencia eran rotas unilateralmente por Li Jia De.

“No entiendo ¿por qué cada vez que tengo que manejar un caso como fiscal, siempre tengo que lidiar este tipo de situación la noche antes de la audiencia?” Tomando la sabrosa hamburguesa y llenándose la boca, debido al dolor en su cintura, Wei Cai preguntó resentido a su pareja que ordenaba los archivos a un lado.

Li Jia De miró hacia atrás, sonrió y preguntó, “CaiCai, ¿por qué no me dices la razón?”

“¿Qué más pude ser? Exactamente por tus malévolas intenciones, ¡enfermo de la cabeza!” Wei Cai puso mala cara. Como fiscal público cuando su cara se vuelve fría, parece muy carismático. “Hey, ¡qué exagerado!” Li Jia De bajo los documentos en su mano, caminó detrás de él y de pronto bajó s cabeza hacia su mejilla y fieramente lo besó.

“Aunque estoy feliz de discutir este asunto contigo, pero Fiscal Wei, debo recordarte. Ya son las 8:40, si recuerdo correctamente, el caso de Peng Jie comienza a las 9:15 am.”

“¡Maldición!” Su movimiento fue realmente efectivo. Wei Cai de inmediato dejó de quejarse. Solo vio comiendo desesperadamente su hamburguesa y bebiendo la leche, arrastró el portafolio de la mesa y salió corriendo por la puerta.

Li Jia De lo sujetó.

“Oye, ¡por qué tan ansioso! Te llevaré.” Su cara era de molestia y diversión al mismo tiempo mientras lo miraba. Siempre sintió que cuando se conocieron por primera vez, la impresión que le da a los demás es de ser siempre maduro y compuesto.

No esperaba que con el paso del tiempo, el vivido carácter de Wei Cai fuese expuesto lentamente. Pero este lado suyo, también le gustaba.

“¡No!” Wei Cai se quitó las manos de encima. “Ayer yo conduje el coche para venir, hoy debo regresarlo. Aún hay persona que esperan usarlo.”

“Entonces, iré contigo.” Li Jia De rápidamente tomó las llaves del coche y su portafolio, siguió a Wei Cai y rápidamente entraron al elevador.

Debido a que la hora pico ya terminó, solo ellos dos estaban en el elevador. Li Jia De miró fijamente a Wei Cai por un momento, después acercó su cabeza y le susurró en el oído, “Cai, hoy es viernes.”

Viernes el el fin de semana también conocido como su día de sexo obligatorio no escrito.

Por un momento no supo lo que había dicho Li Jia De, Wei Cai lo miró con asombro, hasta que el elevador emitió un ‘ding’ y abrió sus piernas, entonces se dio cuenta.

“¡¿Qué?! No acabamos... anoche.” Aunque realmente no quería ser avergonzado sin dar batalla, pero las orejas de Wei Cai seguía rojas.

“Ayer fue un ‘incidente’, hoy es la ‘inspección de rutina’, son dos asuntos diferentes.” Li Jia De giró al lado derecho del coche, dejando a Wei Cai atrás y con ganas de vomitar sangre.

“¡Tú!” Wei Cai quería maldecirlo, pero finalmente debido a su auto control, no dijo nada. Con enfado subió al otro coche que tenía la palabra ‘Fiscalía’ en letras azules, lo arrancó y literalmente se abrió paso frente al Lamborghini de Li Jia De.

El notable coche deportivo de Li Jia De lentamente fue detrás del carro de Wei Cai, iba con tranquilidad y nunca lo rebasó. De esta forma, uno estaba el frente, y otro atrás mientras entraban al estacionamiento adjunto en San Zhong Yuan.

“¡Jefe de sección!” Desde lejos, Wei Cai vio a su asistente, Yao Yan, que lo saludaba. Rápidamente bajó del coche, justo a tiempo para recibir la sonrisa de Li Jia De.

“¡Tch!” Wei Cai le lanzó una mirada de arrogancia, pero agitó su mano y le sonrió a Yao Yan.

Li Jia De quería caminar hacia él, pero fue detenido por el guardia del estacionamiento, “Señor, por favor registre su coche.”

No tuvo más opción que registrarse en seguridad, pero sus ojos miraron la sonrisa de victoria de Wei Cai mientras se alejaba. No se podía evitar, los fiscales en la corte no necesitaban pagar la tarifa del estacionamiento, pero los abogados no tenían dicha oferta.

“Comienza ahora la audiencia en la corte.”

Como de costumbre, el secretario del tribunal leyó la disciplina de la corte. El juez inició la audiencia. Los asistentes se sentaron en una fila de hombres y mujeres, aquellos que tenían miradas de preocupación mostraron su identidad al ser la familia del acusado.

El caso de hoy era clasificado como de corrupción y de soborno. El sospechoso, Peng Jie, resultó ser un subsecretario en una división, no solo recibió una cantidad considerable de sobornos durante su cargo, sino que además malversó fondos públicos en acciones.

Aunque los casos que manejaba Wei Cai eran bastante comunes en tal situación, pero los casos que son asignados como importantes por el departamento de economía, definitivamente son estimados como de circunstancias más serias.

Después de la investigación de identidad, el juez le pidió con un tono formal a Peng Jie que se pusiera de pie, “El acusado, ¿solicitó una declaración?”

Los ojos de Peng Jie estaban en el asiento de los discales, el juez y los abogados se sentaron en un círculo frente a él. “No, no la solicité.” Su voz era de indiferencia.

“Ahora comienza la investigación de la corte.” El juez declaró sin expresión alguna, “Primero, que el fiscal público inicie su declaración-”

Wei Cai abrió sus archivos, comenzó a leer la acusación frente a él. Sintiendo que Li Jia De, quien estaba al lado opuesto, lo miraba con ojos brillantes, Wei Cai intentó lo mejor posible mantener una cara seria.

Comparado a un caso de crimen general, cuando maneja casos de manejo de dinero, hay bastantes datos por revisar que resultan aburridos. Se debe decir cada cantidad a la parte demandada, el abogado revisa los números en el expediente y entonces colabora con las pruebas pertinentes. Aunque ya está bastante acostumbrado a este tipo de vida de la corte, pero cuando el juez anunció aplazamiento. Wei Cai no puedo evitar dejar salir un ligero suspiro.

Ordenó el expediente, y entonces Wei Cai se dirigió al baño.

Li Jia De fue detrás de él y peguntó con un tono de preocupación, “Wei Cai, ¿estás bien? Parece que tu cara no se ve muy bien.”

Wei Cai se subió la cremallera con rapidez y se acercó al lavamanos.

“¡No sé como agradecer a qué bastardo por su condescendencia!”, no pudo evitar quejarse.

Aunque ya estaba bastante acostumbrado a tal acto, pero aún así era el día después del sexo, por lo que inevitablemente Wei Cai tenía cierto grado de incomodidad, y no usó medidas preventivas, así que se vio destinado a una brutal diarrea. Maldición, ese Li Jia De parecía particularmente encantado con tenerlo en sus brazos incluso en víspera de la audiencia, usando su razón de ‘De esta forma, puedo ver la cara más sensual de Cai Cai al día siguiente.’¡Al igual que un gran pervertido!

Notando la expresión de poco placentera de Wei Cai, Li Jia DE se apresuró a ajustar su actitud en un tono de agradables halagos.

“CaiCai, ¿no te lo dije? Te ves atractivo cuando usas el uniforme.” Debido al cambio en el código de vestimenta para todos, Wei Cai tenía que cambiarse en un traje azul marino con el emblema nacional en el pecho. Obviamente el material era pobre, y al estar parado junto a Li Jia De en un traje de diseñador, este punto parecía aún más evidente.

Al escuchar las palabras obviamente sin sentido de Li Jia De, Wei Cai no pudo evitar reír, “¡Solo sabes cómo ser un hablador!”

Sintiendo que la voz de Wei Cai se había suavizado, Li Jia De también se animó, “Entonces, te invito a comer el almuerzo, cuenta como una disculpa, ¿no?” Su tono era gentil, Wei Cai casi se vuelve tímido por esto.

“¡No puedo! Tenemos un cupón de comida para el medio día, está bien solo comer en la cafetería de la corte, y yo tengo a un asistente aquí.”

Wei Cai rechazó por completo la tentación aunque sabía muy bien que dejar que Wei Cai invitara, ciertamente significaba comer mucho mejor que el almuerzo estándar de seis yuanes.

“Entonces hoy no haga la cena, vayamos a Li Jing y comemos en el bufet de ahí.”

Wei Cai estaba sorprendido, rápidamente usó sus ojos para confirmar su alrededor, asegurándose de que no hubiera otra persona, entonces suspiró.

“¡Por favor, cuida de los alrededores antes de decir tal cosa! Si alguien lo escuchara...” Pensó en las consecuencias si las personas supieran sobre esta relación íntima con Li Jia De, su cara no pudo evitar volverse pálida.

“¡Lo siento, lo siento! Entonces llámame al celular cuando termines el trabajo.” Sabiendo que Wei Cai era sensible hacia tal asunto, Li Jia De no tenia más que ser cuidadoso.

“Entonces espera mi llamada.” Wei Cai asintió, y se fue del baño junto con él.

Al escuchar que los pasos de ambas personas se desvanecían lentamente en el corredor, la puerta del cubico más al fondo en el baño se abrió de repente y salió un hombre. Era un miembro de la familia del acusado que se sentó en la sección del público para la audiencia en esta mañana.

Miró en dirección de Wei Cai y Li Jia De, su boca resplandeció con el rastro de una fría sonrisa.

Traducción al español: Siboney69
Traducción al inglés: forbidentry @ livejournal

Avance
19 de 19 Segmentos de capítulo
1 de 1 Epílogo
1 de 10 Segmentos de side story

4 comentarios:

  1. Oh cielos!!! Se avecinan problemas...

    Li Jia De es un sol... lástima que Wei Cai sea tan miedoso.

    ResponderEliminar
  2. Nooo por que siempre que las cosas van bien aparece un tercero y lo arruina todo

    ResponderEliminar
  3. Ya se prendio esta mier...!!!
    Esto me suena a q me dara un ataque al corazón los proximos cap

    ResponderEliminar