martes, 18 de julio de 2017

[La Corte] Capítulo 7.1

“Cai.... Cai....”

En medio de sus complicados pensamiento, el escuchar una voz a la distancia llamándolo hizo que la caótica mente de Wei Cai se enfocara en un punto específico.

Luchando por abrir sus ojos, lo primero que entró en contacto con ellos fue Li Jia De, el cual tenía una mirada ansiosa. Al mismo tiempo, cuando Li Jia De vio que Wei Cai despertaba, una placentera sorpresa trepó en su rostro, misma que estaba llena de cansancio.

“Por fin despertaste... realmente me asustaste hasta la muerte.” La voz de Li Jia De sonaba inmensamente ronca. Ya no se podía escuchar en ningún lugar a aquella persona centrada y con voz de barítono.

Wei Cai miró a su alrededor. Todo era blanco y su cuerpo tenía fea ropa de paciente. Como la anticuada trama de una obra de teatro, había perdido la conciencia debido a la fiebre. Después de recuperar la conciencia, misteriosamente durmió en el hospital.

“¿Fuiste tú quien me trajo al hospital?” De hecho, no necesitaba preguntar, él ya sabía quien era la persona que hacía un alboroto por nada. Li Jia De se veía como si acabara de correr diez mil metros, estaba inmensamente cansado. Pero aún así, asintió y dijo, “Sí. Estuviste inconfidente por un día. El doctor dijo que tu fiebre fue causada por la neumonía...”

“¿Eh? ¿neumonía?” Aunque realmente sentía que su cuerpo estaba incómodo, ¿pero el empaparse en una pequeña lluvia le causó neumonía? Wei Cai no pudo evitar sentirse impotente por su frágil salud.

“Llamaré al doctor.” Li Jia De se levantó. No esperó a que Wei Cai respondiera, su delgada figura desapareció en la puerta.

¿Lo acompañó todo un día? El último recuerdo que Wei Cai tenía era de él teniendo fiebre y durmiendo junto a Li Jia De el viernes en la noche.... Pero cuando despertó, ya era domingo en la mañana.

Esperaría a que regresara para entonces darle las gracias. Al pensar en la cadena de eventos que sucedieron el viernes, bajó su cabeza sintiéndose un poco avergonzado.

Miró a su alrededor. La decoración de la habitación era simple; con paredes y muebles blancos. Había otra persona usando ropa de paciente y estaba acostado en la cama de al lado.

Wei Cai usó su fuerza para sentarse y entonces vio un tazón de fideos a medio comer sobre la mesa de noche junto a la cama.

¿Será este este su almuerzo de hoy?

Un hilo de emociones peculiares se deslizo por su corazón. La familia de Wei Cai estaba en otro lugar. Este tipo de sensación, cuando se está enfermo y hay alguien cuidándolo, era muy extraño para él.

“Doctor, por aquí.” Li Jia De y el médico, que llevaba una bata blanca, entraron por la puerta. “¿El paciente está despierto?” La voz del doctor sonaba muy amigable, sacó un termómetro de entre sus cálidas manos.

“Le tomaré la temperatura.” Wei Cai puso el termómetro en su boca. El doctor comenzó su rutina de revisión. Li Jia De estaba parado a un lado, observando.

“Joven, no cuentes con que siempre tendrás tu buena salud. Naturalmente debes poner atención a ella.” El doctor probablemente tendría más de 50 años. Aunque su actitud era gentil, era un tanto hablador.

La boca de Wei Cai estaba ocupada con el termómetro. No era conveniente que abriera su boca, así que solo asintió.

El viejo doctor siguió su discurso, “Ve al paciente junto a ti...”

Con su dedo señaló al joven que dormía en la cama de al lado, sacudió su cabeza, “Un joven que solo está en sus treintas y con un brillante futuro, pero él ya está en una etapa avanzada de cáncer de hígado... tsk, sin mencionar que no tiene esposa, ni siquiera familia a su lado...”

Sacudiendo la cabeza, la cara del doctor mostró una mirada de simpatía.

Al escucharlo, Wei Cai y Li Jia De volvieron su cabeza en sorpresa. Aquel hombre durmiendo, además de que su cara era un poco blanca, aún fueron capaces de distinguir su atractivo perfil. No pensaron que en realidad fuera un paciente terminal.

“Doctor, cámbienos de habitación.” Mientras Wei Cai aún no había reaccionado, Li Jia De habló, “Cai... la salud de Wei Cai no es muy buena. Dormir en la misma habitación que él no es bueno, ¿cierto? ¿No se contagiará la enfermedad?”

“......” La boca de Wei Cai aún tenía el termómetro y fue incapaz de hablar. Sin embargo su mano rápidamente sujetó a Li Jia De, deteniéndolo de decir más palabras descorteses.

El doctor frunció el ceño infeliz. Sacó el termómetro, miró la marca sin expresión alguna y le dijo a Wei Cai, “38.5 °C, aún tienes un poco de fiebre. Te inyectaré otro antipirético.”

Se giró hacia Li Jia De, “Joven, ten un poco de compasión. Además, debido a que no hay otra cama vacía, está bien. No es contagioso.”

Al caminar hacia la puerta, pareció pensar en algo. Se giró de vuelta hacia Wei Cai y dijo, “Tú también mantén un ojo sobre él, ¿entendido? Si hay una situación de emergencia, solo toca el timbre.”

“Está bien.” Prometió Wei Cai.

El doctor se fue. Wei Cai se giró hacia Li Jia De y dijo, “¿Cómo puedes decir tales palabras? Él es muy lamentable.”

“También estoy preocupado por ti...” Su voz era suave. Aunque se dio cuenta que la justicia no estaba de su lado.

“¿Quieres comer algo?” Li Jia De preguntó con precaución. “Compré un poco de fruta, y de dimsum.”

Siendo capaz de sentir su preocupación, Wei Cai también se sintió avergonzado de mantener una actitud de resentimiento. Dijo, “¿Me acompañaste todo el tiempo? Creo que será mejor que vuelvas y duermas un poco. No arruines tu salud.”

Li Jia De sacudió la cabeza, “Ayer me acosté en tu cama y dormí. Me quedaré hasta la noche y me iré.”

Wei Cai no pudo hacer nada más. Acostado mientras conversaba con él durante todo el día, (por supuesto que fue Li Jia De quien habló), Wei Cai insistió en levantarse de la cama.

“¿A dónde vas?” Li Jia De rápidamente le dio apoyo.

Wei Cai bajó su cabeza sintiéndose un poco avergonzado. Li Jia De inmediatamente entendió, “Ah, ¿quieres ir al baño?” Apresurado le ayudó con una mano a sostener la solución salina de la intravenosa y con la otra lo ayudo a ponerse de pie.

“Está bien si lo hago yo mismo.” Wei Cai quería tomar la bolsa de solución con su mano, sin embargo Li Jia De la alejó de él. “¿Estás bromeando? ¿Qué pasa si la rompes y se esparce sobre ti, entonces qué?”

Al ver que Wei Cai aún tenía una expresión extraña, le mostró un gesto torcido, “Aiya, ¡no seas tímido! No es como si nunca antes te hubiera visto...”

Wei Cai sabía que no había nada bueno con seguir discutiendo con él. Rápidamente se detuvo y dijo, “Está bien. Si quieres acompañarme entonces vamos, apresúrate.”

Honestamente, el ser observado mientras usaba el baño se sentía bastante incómodo.

Finalmente después de atravesar por los insufribles cinco minutos, Wei Cai recargó su cuerpo contra el de Li Jia De y lentamente caminó de vuelta a la habitación.

“¿Debería ayudarte a cortar una manzana?” Mientras le ayudaba a subir a la cama, Li Jia De preguntó emocionado. Wei Cai sabía que si se negaba, Li Jia De saldría con otro truco por lo que simplemente asintió.

Pero después de un minuto, comenzó a arrepentirse. Li Jia De no tenía idea alguna de cómo cortar una manzana. La pobre fruta en sus manos ya había cambiado en una forma irreconocible.

“Por favor, definitivamente no sabes cómo hacerlo.” Si no fuera por la bolsa de solución salina, Wei Cai ya le habría arrebatado la manzana y la habría cortado el mismo.

“Aiya, es comestible, ¡es lo suficientemente buena!” Sujetando aquella grotesca manzana, Li Jia De quiso ponerla en la boca de Wei Cai.

“No, cómela tú.” Fallando en persuadirlo, Wei Cai simplemente dio un mordisco.

“Jeje...” Li Jia De sonrió, levantó la manzana y le dio una mordida en donde Wei Cai acababa de hacerlo, “Beso indirecto...”

“Este tipo...” Quedándose sin palabras, sin saber si reír o llorar por su ridícula acción, Wei Cai desesperadamente se negó cuando Li Jia De intentó hacerlo dar otra mordida.

En este momento de lucha, la puerta de pronto se abrió, “Disculpen ¿fue admitido Yan Xin Shi en esta sala?”

Traducción al español: Siboney69
Traducción al inglés: forbidentry @ livejournal

Avance
13 de 19 Segmentos de capítulo
0 de 1 Epílogos
0 de 10 Segmentos de side story

3 comentarios:

  1. Tan bonito LJD, preocupado por WC, lo llevo al hospital y aunque WC no esta acostumbrado a esta clase de trato esta comenzando a aceptarlo. LJD no se va a volver a separar de él, esto se va a poner bueno. Me encanta esta historia. Gracias Siboney por tu dedicación. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. >\\\< beso indirecto! Que lindo e infantil sonó eso xD esta pareja es un caso sin remedio! Rayos, que rápido se acercan los 19 segmentos 👉🏻👈🏻 No quiero que se terminen... mil gracias por actualizar! 😊

    ResponderEliminar
  3. Pobre LJD ha tenido que luchar con el temor de ver a su querido Wei Cai enfermo, desmayado y de paso sigue luchando para ser aceptado... ay Wei Cai cuándo vas a dejarte amar?? 😍😦

    ResponderEliminar