martes, 25 de julio de 2017

[La Corte] Capítulo 8.1

Ese día el clima era agradable.

Wei Cai miró por la ventana. El cielo azul sin nubes, todo era hermoso al igual que la vida ante los ojos de una jovencita.

Quizás debido a que el clima era agradable, el espíritu de Yang Xin se veía mucho mejor, comparado a hace dos días.

Él se recargó en la cama y vio a Wei Cai salir del baño, reveló una débil sonrisa.

“Wei Cai, ¿tienes teléfono? ¿Puedes prestármelo por un momento?” Su voz era suave, sin embargo su cara estaba sonrojada, lo cual raramente era visto.

“Seguro.” Wei Cai abrió el cajón junto a la cama, sacó el teléfono y se lo entregó.

En realidad su celular aún estaba en casa, este era el que Li Jia De le obligó a que se lo quedara.

Yang Xin tomó el teléfono y le agradeció débilmente, “Gracias.”

Wei Cai lo vio marca un número, puso el aparato junto a su oreja y no habló por largo tiempo, la situación de veía un poco extraña.

“¿Qué pasa? ¿No pasó la llamada?” Preguntó con preocupación.

Yang Xin sacudió la cabeza, presionó el botón para colgar y marcó una vez más.

Sosteniendo el teléfono, siguió en silencio, solo sus ojos mostraron débilmente una expresión inteligible.

Después de un intervalo de tres o cuatro minutos, finalmente suspiró, colgó y silenciosamente le devolvió el teléfono a Wei Cai.

Wei Cai tomó el teléfono, vio a Yang Xin aún ausente, y al final no pudo soportar más la preocupación, “¿Es algún asunto urgente?”

“¿Asunto urgente...?” Yang Xin giró su cabeza, usó una expresión de casi estar perdido y sus ojos vagaban. Yan Xin miró a Wei Cai, lentamente movió su cabeza, dijo, “No... no es un algo urgente...”

Wei Cai le sonrió, “Si hay algo, no te preocupes, solo dilo.”

“Sí...” Yang Xin respondió en voz baja y le sonrió.

Wei Cai vio eso y no quiso decir nada más, tampoco sentía que fuese bueno preocuparse demasiado. Rápidamente tomó unos libros de tema legislativo y los leyó, pretendiendo estar absorto en el ello.

En el rabillo de sus ojos, vio como Yang Xin parecía bastante aburrido y se movía de un lado a otro en su cama.

Sus ojos miraban al techo y doblaba aleatoriamente la cobija.

Tenía el aspecto de estar absorto en sus pensamientos, sin saberlo, se sintió un poco triste al verlo. Él y Yang Xin habían sido ya compañeros de habitación por una semana, a excepción de Lao Zao que lo visitó dos veces, no vio nadie más que lo visitara. Pero además, la mayoría del tiempo dormía.

Dándose cuenta de que Wei Cai lo miraba, Yang Xin giró su cabeza, de pronto abrió la boca, “Wei Cai, te preguntaré algo, ¿si digo algo equivocado por favor no te enojarás?”

Wei Cai asintió, “Pregunta.” Sin embargo su corazón ya sabía vagamente lo que le quería preguntar, no pudo evitar tensarse.

Dicho y hecho, Yang Xin dudó por un momento antes de finalmente hablar, “Wei Cai, el Abogado Li y tú... ¿ambos... son... una pareja?” Su voz ya era muy débil, cuando dijo las últimas dos palabras, de pronto su voz fue aún más baja, casi no podía escucharse lo que preguntó.

Pero Wei Cai lo escuchó.

Dudó por un momento, y entonces finalmente se rió y agitó su cabeza, “¿Cómo es posible? Li Jia De es mi primo, nuestra familia es de afueras, solo lo tengo a él como familia en Shanghái, por supuesto que solo puedo dejar que venga y cuide de mi.”

La optimista voz casi lo hace creerse él mismo que esto era verdad.

“Esto...” Yang Xin parecía decepcionado, “Lo lamento... es mi culpa... malentendí.”

Al ver como bajaba su cabeza en disculpa, Wei Cai tampoco sintió que su corazón estuviera muy bien, casi no podía soportarlo y contarle la verdad, pero su inteligencia lo detuvo de su impulso. El propio Yang Xin era el mismo ejemplo de exponer la verdad.

Yang Xin se sentó en silencio por un tiempo, entonces incapaz de soportarlo su rosada cara también palideció un poco.

“Dormiré por un tiempo, cuando sea la hora del almuerzo, ¿puedes despertarme?”

Le preguntó a Wei Cai con una mira de disculpa, intentó lo mejor posible mostrar una sonrisa en sus labios.

Wei Cai sintiéndose arrepentido asintió rápidamente, “No hay problema, duerme bien. Cuando sea la hora del almuerzo, te despertaré.”

Al ver que Yang Xin se acostaba, él también se hundió en los libros de estudio de su campo especializado.
-------

“Cama 33, su medicina.”

La clara voz de la enfermera sacó a Wei Cai de vuelta a la realidad después de estar metido en el mundo de los libros. Tomó la medicina en su mano y vio a la enfermera caminar hacia Yang Xin.

“Cama 32, su medicina.”

Lo llamó, pero Yang Xin no reaccionó. Wei Cai lo miró con nerviosismo.

La enfermera gentilmente estiró su mano y sacudió al pálido Yang Xin, “Yang Xin... Yang Xing...”

Yang Xin seguía acostado sin moverse. La enfermera le abrió los ojos y entonces rápidamente salió con una apariencia solemne.

Después de un tiempo, llegó el doctor a cargo con su asistente siguiendo a la enfermera.

El doctor caminó hacia la cama de Yang Xin. Mientras lo examinaba con cuidado, le dio órdenes al asistente para que sacara todo tipo e equipo médico.

“Prepara el desfibrilador.” Se iluminó la luz de alerta en el aparato. A los ojos de Wei Cai, era un rojo que daba escalofríos.

“Doctor...” Wei Cai dudó en hablar, le lanzó una mirada inquisitoria a la cara pálida de Yang Xin que se veía casi muerta.

El doctor fríamente lo miró, “No es nada, ¿te puedo molestar con que salgas un momento?”

“Oh.” Wei Cai rápidamente asintió y salió al balcón.

A través del vidrio de la ventana los vio insertar todo tipo de tubos en el cuerpo de Yang Xin. Quizás debido a que habían visto muchas vidas y muertes, los médicos no tenían expresión alguna, de esta forma podrían enfrentarse a un cuerpo sin vida.

Wei Cai suspiró silenciosamente.

De pronto, sonó el tono de un teléfono, lo suficientemente alto como sacudir los cielos en la silenciosa habitación donde solo se escuchaba levemente el sonido del aparato médico y las instrucciones en susurros del doctor.

Wei Cai se sintió un poco avergonzado y entró en la habitación, sacó del cajón el teléfono que seguía sonando sin parar y rápidamente regresó al balcón. Bajo los ojos acusadores del doctor respondió la llamada.

“¿Bueno, quién es?”

Se escuchó una voz masculina desconocida al otro lado de la línea, joven y ligeramente mezclada en furia, “¿Eres tú quien me llamó hace poco? ¿Por qué no hablas?”

“¿Eh?” Wei Cai fue incapaz de reaccionar en ese momento, solo pudo decir cualquier cosa.

La voz masculina del otro estaba claramente insatisfecha con su respuesta, su voz comenzó a aumentar de volumen. “Estaba en medio de una reunión y especialmente tuve que salir rápido para responder, ¿al final solo es una llamada silenciosa? ¿quién eres? ¿cuál es el problema?”

Wei Cai estúpidamente era incapaz de entender. Se congeló por un momento antes de finalmente preguntar en voz baja. “¿Puedo... puedo preguntarte quién eres?”

“¿Tienes un problema? ¿ni siquiera sabes el nombre y ciegamente llamas? Soy Qiao Wen Hao.”

Wei Cai de pronto se dio cuenta, su linea de visión se movió hacia el inmóvil Yang Xin, acostado en la cama. Sus dos llamadas silenciosas en realidad fueron para Qiao Wen Hao.

¿Quería escuchar su voz?

Su alto espíritu en la mañana probablemente sería el llamado último rayo de luz antes de la puesta del sol.

Y el teléfono de Qiao Wen Hao seguramente tenía la función de muestra de llamadas. Una vez que terminó la reunión, directamente se apresuró a devolver la llamada.

Wei Cai rápidamente le respondió con calma, “Oh... lo lamento, así que eres el Sr. Qiao... sí, te llamé hace un momento.”

A través de la ventana vio que los doctores actualmente estaban ocupados inyectando distintos tipos desconocidos de medicamentos en aquel cuerpo que no respondía, mientras que la luz roja del equipo siguió parpadeando. El errático ritmo cardíaco iba disminuyendo poco a poco.

“Entonces ¿por qué no dijiste nada hace un instante? ¿Y quién eres tú exactamente?” El enojo de Qiao Wen Hao parecía comenzar a calmarse.

“Oh. Soy amigo de Yang Xin... la llamada en este momento no es muy buena, quizás no puedas escuchar lo que digo. Lo lamento.”

Una vez que escuchó el nombre de Yang Xin, Qiao Wen Hao obviamente fue tomado por sorpresa. Después de un largo silencio, finalmente habló, su voz era un poco débil, “Es un amigo de Yang Xin... ¿qué puedo hacer por ti?”

“Nada... ¿estás libre mañana? ¿puedo invitarte...?”

Wei Cai de pronto se detuvo a la mitad.

La máquina conectada al cuerpo de Yang Xin repentinamente hizo un chillido, el sonido triste y amargo hizo que los ojos de Wei Cai giraran hacia la pantalla con el seguimiento de los latidos mientras se volvía una fría línea verde.

Sus ojos miraron al doctor en un estado de pánico.

La voz de Qiao Wen Gao sonó en sus oídos, era desordenada, “Ah.. lo lamento... últimamente estoy ocupado. Mañana aún tengo que acompañar a mi esposa a hacerse un chequeo prenatal... realmente no tengo tiempo libre, lo lamento.”

“Un chequeo prenatal...” Wei Cai se sintió un poco extraño mientras que su voz sonaba muy tranquila, “Entonces no se puede evitar.”

Ambos se quedaron en silencio por un momento. Qiao Wen Hao parecía dudar nuevamente mientras preguntaba suavemente, “Yang Xin... ¿Yang Xin está bien?”

Wei Cai tocó en silencio el vidrio de la ventana, en silencio miró al doctor agitar su cabeza y detener sus ocupadas manos. Las enfermeras rápidamente quitaron los distintos tubos del cuerpo de Yang Xin, tomaron una sábana blanca y cubrieron el pálido y oven rostro.

“Bien... él está muy bien. De hecho...” Wei Cai se detuvo a propósito, su voz temblaba con ambigüedad, escuchó una respiración tensa en el teléfono. “De hecho, soy su nuevo amigo, ¿lo entiendes?”

Escuchó a Qiao Wen Hao reír superficialmente y continuó, “Tercamente le pedí tu teléfono. De hecho quería pedirle que no lo buscaras de nuevo en el futuro.”

Deliberadamente hizo que su tono sonara como un esposo celoso.

“Por supuesto.” La voz de Qiao Wen Hao sonó un poco vaga y sin emoción. ”Eso es un hecho.” Pareció ignorar y confiar en sus instintos para responder.

Wei Cai sonrió fríamente al teléfono y presionó el botón de fin de la llamada.

Infantil

Se regañó a si mismo.

Sosteniendo el teléfono caminó del balcón hasta dentro de la habitación. El cuerpo de Yang Xin ya había sido movido y la cama limpiado.

La cama y la mesa de vacías se veían como si antes nadie se hubiera quedado aquí, la llamada vida había terminado. Para la persona involucrada, fue un alto a todo, y con respecto a la persona que no tiene nada que ver, fue solo una experiencia incierta, imaginaria y como un dudoso sueño.

Yang Xin estaba muerto.

Wei Cai no podía decir cuáles eran sus sentimientos.

La relación de él y Yang Xin de hecho solo fue más que una amistad que tuvo mientras se quedaba en el mismo hospital por siete días.

No tenían nociones el uno sobre el otro, pero Wei Cai siempre sintió que la relación de ambos era más que eso.

Quizás era por esta extraña relación que Wei Cai sintió pesado su corazón. Todo el día se volvió una ilusión.

Traducción al español: Siboney69
Traducción al inglés: forbidentry @ Livejournal


Avance
15 de 19 Segmentos de capítulo
0 de 1 Epílogos
0 de 10 Segmentos de side story

9 comentarios:

  1. Que tristeza, se me aguaron los ojos. Gracias por tu traducción.

    ResponderEliminar
  2. Llore con este capítulo, no es justo que la gente sea tan miserable, el novio YX es un miserable, lo odio. Que tristeza que uno sea condenado por el simple hecho de amar bien a alguien que nunca se lo mereció, eso es mucho castigo y no es justo, aunque en esta vida que es justo. Gracias Siboney por tu tiempo.

    ResponderEliminar
  3. Que triste... 😭😭😭 nadie merece morir solo... Que lástima que YX no fue mejor amado... sólo espero que ese tonto se complazca en una vida aburrida, monótona y hasta sin amor... para que así extrañe a quien lo dio por él, todo, por amor..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Completamente de acuerdo, uno paga todo lo que hace y más cuando se es tan miserable con alguien que lo amo a uno tanto.

      Eliminar
  4. Dios que tristeza, que duro
    Creo que cuando YX pregunta por la relación de WC con LJD tenia la esperanza que al menos alguien consiguiera la realización de un amor que él no pudo tener, de ahí su decepción cuando WC la negó, buh me partió el corazón que muriese con esa tristeza.
    Gracias Siboney

    ResponderEliminar
  5. Que pena este capitulo ....pero tambien es parte de la vida real hay muchas familias que abandonan a un ser querido ,solo por amar a una persona de su mismo sexo ...gracias siboney por este capitulo besos a la distancia!!!

    ResponderEliminar
  6. que cap tan triste.. no entiendo porq WC no le djo el desgraciado ese sobre lo que estaba pasando con YY porque negarle lo que estaba pasando por lo menos que le quedara en la conciencia... en cuanto a WC la verdad no pareciera un abogado le falto como chispa...

    ResponderEliminar
  7. 😨 ay.... pobre chico... no creí que iba a terminar tan triste este capítulo... que descarado el tipo ese, ni siquiera se encontró extraño que le dijeran que no se volviera a contactar con el, y esa pregunta sonó tan hipócrita 😒 Para que preguntas por el sino te dignas en ir a visitarle de verdad?... que bueno es limpiarse las manos y tomar lo que se le cayo de las manos al otro solo por llevarse toda la culpa... idiota... no te mando maldiciones porque el bebé y la chica no tienen la culpa...

    ResponderEliminar