jueves, 20 de julio de 2017

[La Corte] Capítulo 7.2

Los dos giraron sus cuerpos al mismo tiempo, Wei Cai rápidamente luchó por desprenderse de los brazos de Li Jia De.

“¿Eh? ¿No es el Jefe de sección Wei?”

El visitante vio a Wei Cai y rápidamente lo saludó, “¿Cómo es que está hospitalizado?”

Wei Cai mostró una sonrisa social, “¿Jefe de sección Zhao? Qué coincidencia. ¿Está buscando a una persona llamada Yan Xin? Debería buscar en la placa de identificación, acabo de llegar ayer por lo que no estoy seguro de muchas cosas.”

Empujando a Li Jia De quien estaba parado a su lado, los presentó a los dos diciendo, “Este es Li Jia De, Abogado en jefe Li...”

Se giró hacia Li Jia De, dijo, “Este es el jefe de sección del departamento de autorización de arrestos en las oficinas de la fiscalía San Qu, el Jefe de sección Zhao.”

La Fiscalía San Qu era una unidad subordinada a la Fiscalía San Fen Yuan. Aunque no tenía una relación directa de subordinaje con Wei Cai, debido a que siempre se habían encontrado, Wei Cai y Zhao Ling Cheng podían ser considerados amigos.

El Jefe de sección Zhao caminó en el interior. Cuando vio la cara del paciente de al lado, claramente quedó desconcertado.

“No lo había visto en tan solo seis meses, ¿cómo es que está así de delgado?”

Murmurando para sí mismo, colocó sobre la mesa de noche la fruta y el ramo de flores que llevó consigo, se giró hacia Wei Cai, “Yan Xing es un antiguo asistente del jefe en nuestro departamento. Fue muy amigable conmigo, no nos encontramos después de que renunció a su trabajo. No pensé que... hace un tiempo atrás, llamé a su oficina y entonces me enteré... ¿cómo es posible...?”

Sacudiendo su cabeza, parecía lamentarlo inmensamente.

Wei Cai quedó sorprendido cuando lo escuchó. Rápidamente se giró para ver la cama junto a él, su cara mostró una extraña expresión.

Al ver la cara de Wei Cai, Zhao Ling Chen asintió, “Parece que probablemente escuchaste sobre este asunto. Obviamente es un buen chico, ¿cómo es que él...?...”, suspiró de nuevo. Su expresión se veía desvalida.

Wei Cai asintió, entonces miró a Yan Xin quien seguía inconsciente. Dijo, “Cierto... escuché que sus padres no están a su lado, ¿es verdad?”

Zhao Ling Chen se veía aún más frustrado, “Sus padres son profesores de universidad, al pasar algo como esto, para mantener la dignidad, lo corrieron de su casa...”

“Esto...” La cara de Wei Cai parecía ser ambigua. Yan Xing pareció estar al tanto de la conversación mientras permanecía inconsciente. Giró su cuerpo, se quejó un par de veces. Las personas rápidamente silenciaron sus voces, temerosos de despertarlo.

“¿Qué dijo el doctor?” Al ver que Yan Xing parecía seguir durmiendo, Zhao Ling Chen abrió otra vez su boca con precaución.

Wei Cai recordó la mirada de simpatía del viejo doctor y sacudió su cabeza, su expresión pareció oscurecerse.

Zhao Ling Chen se vio muy triste, “Tsk.... la vida y la muerte están determinadas. Como colega, no pensé que una buena persona como él... en realidad caminara por tales circunstancias...” Al decir la última oración, sus ojos estaban ligeramente rojos. Wei Cai y Li Jia De también se sintieron enojados y miraron hacia abajo.

“Ah~ me tengo que ir.” Zhao Ling Chen conversó con ellos por un momento. vio su reloj, miró a Yan Xing quien no había despertado, se puso de pie y se fue.

“¡Adiós!”

Habiendo despedido a Zhao Ling Chen, Li Jia De una vez más se pegó a Wei Cai con una mirada de curiosidad, “Hace un momento ustedes seguían mencionando un asunto, ¿qué es? ¿de qué trata?”

Wei Cai sacudió su cabeza, “Recuerdo haberte dicho sobre ello antes; la oficina al lado de la mía tenia a un joven que se estaba preparando para ser el futuro director. Pero debido... debido a que algo sucedió en entre él y un colega, fue transferido para ser portero, y después renunció.”

“¿Qué... el asunto con un colega, hum?”

Al ver que Li Jia De estaba confundido después de escucharlo, Wei Cai estaba un poco enfadado, “Aiya, ¿debo decir esa apalabra?... Es homo... es homo...”

“¿Eh?” Li Jia De parecía sorprendido y miró a Yan Xin, “¿Él también?”

Wei Cai lo miró fijamente, “¿Quién también? ¿quién también?”

“Tú... realmente no eres honesto.” Li Jia De se rió. Quería abrazarlo pero Wei Cai lo empujó.

Con un suspiro de simpatía miró a Yan Xin por un momento, Wei Cai finalmente suspiró, “Él es tan desafortunado... pero quizás...” ya que su corazón fue afectado, dejó de hablar.

“¿Quizás qué?” Li Jia De no lo dejó ir y siguió preguntando.

“Quizás esta es su buena suerte. Además de vivir tan dolorosamente, bien podría...”

Li Jia De vio que su cara estaba triste y lo abrazó en silencio. Después de un largo tiempo, le dijo con suavidad al oído, “No dejaré que la persona que amo sea lastimada...”

La cara de Wei Cai se sonrojó. Luchó entre los brazos de Li Jia De, “¿Quién sabe? Quizás su novio le dijo las mismas palabras...”

Li Jia De lo abrazó con fuerza y no lo dejó separarse, bajó su cabeza y buscó sus labios.

En el instante en que los dos pares de labios se encontraron, Wei Cai escuchó que Li Jia puso un tono serio de voz que nunca antes había usado y dijo, “Cai, ¿me crees?”

La respuesta de Wei Cai fue devuelta en una oración de ‘hum’ cuando Li Jia De inmediatamente diluyo la distancia entre los dos.

Incapaz de sostenerse en sus brazos, Wei Cai tampoco supo si quería negarse o dar su consentimiento.
----

Después de despedir a Li Jia De, Wei Cai acababa de regresar a su cama cuando fue detenido por una débil voz, “Señor... señor...”

“¿Qué pasa?”

Dándose cuenta de que la voz provenía del enfermo Yang Xin, Wei Cai rápidamente se acercó, se inclinó y preguntó suavemente, “¿Estas despierto? Solo dime lo que quieras, ¿está bien? Yo y Lao Zhao... Zhao Ling Chen somos considerados como amigos...”

Aunque la voz de Yang Xin era débil, pudo escuchar la parte de gratitud, “¿Puedes ayudarme a presionar el botón y llamar a la enfermera? En verdad no tengo fuerzas.”

“Por supuesto.” Wei Cai lo ayudó a presionar el timbre. Al ver a las enfermeras entrar y atenderlo, limpiando su cuerpo, sin saberlo su corazón se sintió triste. Cuándo se está saludable, una persona simplemente no necesita nada, pero cuando se está enferma, la familia es importante.

Pensó que sin Li Jia De, probablemente se habría desmayado en casa sin que nadie lo supiera. Indudablemente se sintió afortunado.

Cuando uno está enfermo, se es particularmente débil.

Sacudiendo su cabeza, Wei Cai decidió leer un libro antes de dormir.
----

No mucho después de acostarse, fue despertado por ondas de fuertes quejidos. Miró a Yang Xin, el color del indescriptible dolor estaba untado en su rostro. Su cara era mortalmente pálida.

Wei Cai se apresuró a levantarse y tocó el timbre, pronto los doctores de emergencias llegaron. Por un momento continuaron realizaron repetitivos movimientos de administración de oxígeno e inyecciones. Cuando el viejo doctor se iba, le dio una palmada a Wei Cai y le dijo, “Estos dos días, con las cosas que le conciernen, dale una pequeña ayuda y pon más atención.”

“Ah.” Wei Cai asintió. Él era un fiscal especializado en manejar casos de delitos graves. Esos criminales a los que perseguía y había obtenido una sentencia de muerte no habían sido pocos. Así que naturalmente no temía enfrentar asuntos referentes a la muerte.

Al ver que él parecía sinceramente preocupado por el paciente, el viejo doctor se notó bastante complacido. Le dio otra palmada en el hombro y dejó la habitación junto con los demás doctores.

¿Solo estos dos días?

Wei Cai no puedo evitar fijar sus ojos en el protagonista de rumores y que no tenía a dónde ir.

¿Qué tipo de sentimiento tiene en este momento?

Al penar en el enfermo Yang Xin y también preocupado por el asunto de él y Li Jia De, Wei Cai dio vueltas en la cama.

Yang Xin parecía tener un doloroso sueño. Constantemente se movía, su respiración se volvió pesada y desordenada.

“Qiao.... Qiao...” Habló en sus sueños. Su voz era lastimera y triste.

¿Qiao? ¿Es su novio...?

En silencio suspiró, Wei Cai también sintió que su corazón de amargaba.

“Qiao... Qiao...” Siguió llamándolo.

Su voz algunas veces era alta, en otras baja, pero siguió repitiendo esa única palabra.

Wei Cai honestamente no podía soportarlo y se levantó de la cama.

Encendió la luz y vio que la cara de YangXing estaba llena de sudor frío; él seguía moviéndose en la cama.

Tomó una toalla y la presionó sobre el sudor en la frente. Wei Cai le dio ligeras palmadas y con confort dijo, “Estoy aquí... estoy aquí...”

Yang Xin pareció haber reaccionado hacia su voz. Ya no siguió moviendo su cuerpo y sujetó la mano de Wei Cai que estaba estirada hacia él. De pronto dos filas de lágrimas se deslizaron desde sus ojos cerrados.

No ha olvidado a ese hombre...

Sosteniendo la delgada mano, Wei Cai suspiró en silencio dentro de su corazón.

La llamada sensación del verdadero amor, la parte más triste es que no va de la mano con cómo te trata la otra parte ni cambia de acuerdo a ello. Si te enamoras de una persona que te trata bien, lo dejas pasar.

Si fuiste maltratado por la persona que amaste una vez, te ves sentenciados a tener un triste destino.

Para ser capaz de tener una resonancia entre los dos amantes, estar juntos hasta envejecer, tal como se escucha es difícil de lograr.

Suspirando desde el fondo de su corazón, vio que Yang Xin finalmente durmió pacíficamente, entonces caminó sin hacer ruido y se subió de vuelta en su propia cama.

Los días siguientes, Wei Cai pasó su tiempo siendo cuidado por Li Jia De; a lo cual no estaba acostumbrado. Li Jia De se apresuraba al hospital después del trabajo y también le ayudaba a limpiar su cuerpo y alimentarlo, haciendo parecer que la enfermedad de Wei Cai era muy seria. Wei Cai simplemente les dijo a los demás que ellos eran primos para así evitar miradas interrogantes.

Aunque estaba un poco indispuesto a admitirlo, Wei Cai sintió una extraña sensación creciendo y expandiéndose en su corazón. Gritando para dejarlo apreciar este encuentro. Y cada vez que entraba en contacto con la mirada de Yang Xin, entremezclada de envidia y desesperación mientras tenia raros estados de conciencia, este tipo de sensación fue especialmente fuerte.

La personas que pierden la oportunidad del amor, probablemente sienten más dolor que aquellas que nunca han experimentado tal sensación.

Las noches de hablar entre sueños de Yang Xin continuaron. Todo el contenido fue solo ese único nombre. Aunque Wei Cai le sostenía la mano cada noche y lo confortaba, nunca se lo mencionó a nadie.

Después de eso, Zhao Ling Chen lo visitó de nuevo. Esta vez finalmente estaba ligeramente consiente, pero después de escuchar hablar a Zhao Ling Chen por un momento, no pudo contenerse más y cayó en un sueño.

Antes de que Lao Zhen se fuera, secretamente jaló a Wei Cai al exterior, “Jefe de sección Wei, si algo le pasa a Yang Xin, por favor avíseme.”

Permaneció en silencio debido a tan trágico tema, agregó, “Tampoco es conveniente que venga con frecuencia, lo sabe...”

Wei Cai estaba profundamente consciente de que los chismes dan mucho miedo. Pero al quedarse con Yang Xin en este periodo de tiempo, estaba más preocupado sobre el destino trágico de este joven y en voz baja le dijo a Zhao Ling Chen, “¿Sabe quién es el colega de Yang Xin?”

Al escuchar la mención de este asunto, Zhao Ling Chen frunció sus cejas, “No mencione a esa persona. Él ya está casado con la hija de un Jefe del Buró de Seguridad Pública, ahora no sabemos lo gloriosa que es su vida... su posición está firmemente asegurada...”

“Con que es así...” Wei Cai también quedó sombrío por esto. Después de largo tiempo, dijo, “De cualquier forma si tiene la oportunidad, permítale venir y ver a Yang Xin.”

“Ja...” Los ojos de Lao Zhen enrojecieron. Dijo, “¿Qué sabes tú? La posición en la que ahora está sentado Qing Wen Hao es la antigua de Yang Xin.”

Wei Cai se quedó sin palabras, ambos permanecieron en silencio por un tiempo.

“Tsk, el abogado en Jefe Li también vino. Debería irme ya.” Casualmente se frotó los ojos, Lao Zhen señaló a Li Jia De quien se aproximaba. Se despidió de Wei Cai.

Li Jia De se acercó, vio a Wei Cai parado en el corredor. De pronto estaba preocupado y lo abrazó, “Aiya, ¿no temes atrapar un resfriado?”

Rápidamente se quitó el abrigo y se lo puso a Wei Cai, no temía a las miradas de los demás.

Wei Cai silenciosamente sujetó el abrigo mientras permitía que Li Jia De lo llevara de vuelta a su habitación.

Comparando la situación realmente brutal...

Pero...

Se sintió bastante agradecido de ser el afortunado.

Fin del capítulo 7

Traducción al español: Siboney69
Traducción al inglés: forbidentry @ livejournal


Avance
14 de 19 Segmentos de capítulo
0 de 1 Epílogos
0 de 10 Segmentos de side story

9 comentarios:

  1. 😢😢💔💔Tengo muchas ganas de llorar por el joven enfermo...¡¡pobresito!!...como es posible que el tenga que sufrir tanto solo y ni siquiera su familia lo acompañe de verdad me duele mucho su caso...
    Es la primera vez que comento sobre esta novela...la verdad es que LA CORTE es una buena historia que hoy me a robado varias lagrimas la soledad es realmente horrenda solo alguien que la vivido la puede entender y sufrir por amor es igual la tristeza es incomparable cuando te han dado la espalda.
    No puedo dejar de imaginarlo y me duele mucho...espero que con este tragico caso Wei Cai se cuenta que vale la pena amar y ser amado de verdad que no se sacrifique por una sociedad injusta e indolente del sufrimiento de las personas...
    Grasias Siboney por traducir esta historia debo reconocer que no la leido desde el principio...pero lo hare, la verdad solo la lei por curiosidad o casualidad por que buscaba a Addicted...es realmente buena...Siboney de todo corazón sigue adelante con LA CORTE como con ADDICTED ambas son exelentes...😢😣😢😭😢⭐⭐⭐⭐

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Siboney,esta historia es realmente lamentable, me hace llorar, es la primera vez que me atrevo a leerla y es realmente grandiosa.
      Esta historia muestra lo lamentable que es la sociedad al no aceptar lo que ellos creen "dirente", obligando a que muchas personas oculten su verdadero ser por miedo a ser señalados 😈😭😭

      Eliminar
  2. Dios, no pude evitar llorar durante este capitulo, todo ese sufrimiento del pobre chico, traicionado por el hombre que ama, depuesto de su trabajo y que su propios padres le den la espalda y ahora a puertas de morir y aún así seguir sufriendo por un bastardo, me da tanta tristeza.
    Siboney la temática de esta novela es muy buena pero me trae en unos altibajos que francamente me parten el corazón.
    Muchas gracias por compartirla con nosotr@s....eso creo ^-^
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Llorar?? Quién.. quién está llorando?? Yo.. yo... nooo 😭😭😭😭
    Siboney, está historia es un carrusel de sentimientos.. suben y bajan y dan vueltas sobre el amor.. lo que es, lo que no es, lo que debería ser y cómo debería uno sentir... Wei Cai no debería temer pues igual vale más morir y haber amado que vivir sin saber lo que es amar y sentirse amado.. pobre chico de la cama de al lado... lo bueno es que sus últimas horas tiene a alguien que sabe lo que la vida vale y no teme acompañarlo en su lecho de muerte... No está del todo sólo..😦😕💔

    ResponderEliminar
  4. He llorado mucho con este capítulo, me da mucha pena Yang Xin sufriendo por ese maldito que al parecer no hizo sino aprovecharse del gran amor que él le tenía y ahora ocupa el lugar en el trabajo que estaba reservado para él. Solo cuando se sufre de esa manera por alguien que lastimo tu corazón se puede sentir empatía por esta situación. WC esta muy conmovido y esta valorando mucho la compañía de LJD. Cuando LJD le dijo "No dejare que la persona que amo sea lastimada" WC esta dudoso porque puede ser que el cobarde de Qing Wen Hao le haya dicho lo mismo a YX y cuando vio que todo se descubrió salio corriendo como el cobarde que es, aunque es más imperdonable lo que hicieron sus padres al darle la espalda, eso no tiene excusa, es una traición y son injustificadas las excusas cuando alguien te traiciona, por Dios, son sus padres, sino te defienden tus padres quien lo va a hacer. Tengo hijos y si algún día tienen sentimientos que la sociedad no aprueba, pobre de aquel que se atreva a levantar la mano y señalarlos con un dedo, porque no lo voy a soportar. Este capítulo me conmovió demasiado, se nota cierto? Odio las injusticias, cuando las he visto me he metido a defender a la persona de la cual están hablando no he salido bien librada pero no me ha importado. Gracias Siboney por esta historia, te agradezco mucho.

    ResponderEliminar
  5. Gracias Siboney por este nuevo capítulo.
    Tenía el corazón oprimido porque esto me recordó a mi colega que era gay y que murió del sida.
    Pero él, tenía su novio que se ocupaba de él y su madre pero no su padre porque no suponía que su hijo fuera gay.
    Murió è 30 años y tuve mucha pena.
    ¡ En el momento del pésame, su madre me dijo que lo que había hecho su novio ninguna mujer le habría hecho!
    ¡ Sobre esto, le digo buenas noches!

    ResponderEliminar
  6. no se pero aun no me emociona esta novela, este wei cai es muy pasivo no se, en cambio lie jai pues el si se ve ue es muy apasionado pero es obvio que quiere todo con WC ... esperemos que los proximos cao sean mas interesantes

    ResponderEliminar
  7. Reconosco que cuando lei esta novela no me gusto mucho... Pero continue en la lectura y me encanto gracias siboney por compartir tu tiempo en traducir con nosotros!! Besos a la distancia

    ResponderEliminar
  8. Pobre chico :'( me da penita su caso ☹️

    ResponderEliminar